Esopo habla al siglo XXI: El oso y la zorra

Una nueva entrega de Esopo que nos es útil para discernir nuestro correcto comportamiento en el día a día tomando como ejemplo su…

Forum Libertas

Una nueva entrega de Esopo que nos es útil para discernir nuestro correcto comportamiento en el día a día tomando como ejemplo sus fábulas fabulosas. El oso y la zorra nos ayuda a comprender que fijarnos sólo en los defectos de los demás y en nuestras propias virtudes no nos hace mejores.

El oso y la zorra

“Se jactaba un oso de amar a los hombres vivos

por la razón de que no le gustaban los cadáveres.

La zorra le replicó:

-¡Quisieran los dioses que destrozaras a los muertos

y no a los vivos!”.

Mi buen amigo Esopo: Con qué facilidad afinas los comentarios de cada animal, y de cada personaje. Somos muy dados a propagar nuestras virtudes y a criticar con dureza los defectos ajenos.

Somos como aquellos hombres en fila india que describía un contemporáneo tuyo: cada ser humano tiene un ánfora colgado delante, con sus virtudes, y uno detrás, con sus defectos. En la fila de la vida vemos rápidamente nuestra ánfora delantera, y el ánfora trasera del compañero que tenemos delante; y los comentarios son evidentes.

¿No querrán los dioses, mejor dicho, el Dios supremo, e incluso nuestra recta conciencia, que reduzcamos de tamaño nuestra ánfora trasera, y no protestemos y difundamos, con tanta facilidad, los defectos ajenos?

Nunca pienses en destruir lo que es útil. Si quieres mejorar algo que funciona, tómalo como base inicial, sin dañarlo, y no como material de desecho

Hazte socio

También te puede gustar