Esopo habla al siglo XXI: El sol y las ranas

Con El sol y las ranas Esopo nos advierte de que es conveniente reflexionar acerca de las consecuencias de toda celebración o acontecimiento an…

Forum Libertas

Con El sol y las ranas Esopo nos advierte de que es conveniente reflexionar acerca de las consecuencias de toda celebración o acontecimiento antes de tomar la decisión de seguirla a ciegas sólo porque la mayoría lo hace.

El sol y las ranas

“Llegó el verano y se celebraban las bodas del Sol.

Se regocijaban todos los animales de aquel acontecimiento,

faltando poco para que también las ranas fueran de la partida;

pero una de ellas exclamó:

-¡Insensatas! ¿Qué motivo tenéis para regocijaros?

Ahora que está él solo, seca todos los pantanos;

si toma mujer y tiene un hijo como él

¿qué nos quedará por sufrir?”

Mi apreciado amigo Esopo: llega el verano en tu fábula; en nuestra España no termina de irse, aunque estamos casi a mitad de octubre. Pero tu enseñanza apunta a la prudencia. No hay que alegrarse por una buena noticia inmediata, ni porque todos se alegren. Esta sabia rana, seguro que bastante afónica de tanto croar en su vida, mira un poco más allá, a las consecuencias de la acción. ¿Qué vamos a ganar con esta boda, con esta fiesta, con esta gozosa celebración?

Es cierto que no se pueden prever todas las consecuencias. Si en algunos casos no se logra en la técnica, en la electrónica, en la industria, ¿cómo lograrlo en una ciencia tan individual como es el comportamiento humano? Esto no quita que haya que pensar antes de actuar. ¿Qué puedo provocar, para bien o para mal, con esta actitud, con esta sonrisa, con esta discusión? Y si las consecuencias son negativas, ¿por qué no evitarlo para buscar una consecuencia, un fruto, positivo y creativo?

Antes de celebrar un acontecimiento primero ve sus posibles consecuencias futuras

Hazte socio

También te puede gustar