Esopo habla al siglo XXI: La comadreja y la lima

La ilusa comadreja de La comadreja y la lima sirve a Esopo para darnos otra lección para nuestros días: todo lo que hacemos tiene consec…

La ilusa comadreja de La comadreja y la lima sirve a Esopo para darnos otra lección para nuestros días: todo lo que hacemos tiene consecuencias y, en ocasiones, es necesario reflexionar sobre el camino elegido por si cabe rectificar.

La comadreja y la lima

“Se introdujo una comadreja en el taller de un herrero

y se puso a lamer una lima que ahí se encontraba.

Al cabo de un rato su lengua arrojaba sangre en abundancia,

y la comadreja se puso muy feliz pensando

que había arrancado algo al hierro,

hasta que acabó por perder su propia lengua”.

Mi querido amigo Esopo: una imagen vale más que mil palabras, y con la comadreja lamiendo la lima nos enseñas que nuestro obrar tiene consecuencias, para bien y para mal. El hombre es libre, y como tal decide ir en una dirección o en otra, actuar o dejar de actuar. Y después de un tiempo, a veces mucho, otras poco, constatamos que hemos ido caminando en una dirección tal vez equivocada o no tan correcta como esperábamos.

La comadreja se creyó, al inicio, una gran heroína. Algo estoy quitando al hierro -se dijo-, él, que se creía tan fuerte. Pero el tiempo pone cada cosa en su lugar, y a cierta distancia vemos mejor nuestra realidad antes de juzgarla correcta o incorrecta. El hombre camina, gira a derecha e izquierda por los diversos caminos; el cristiano confía que delante, o detrás, o encima, siempre estará el Dios Creador y Providente.

Piensa siempre que si haces un daño tarde o temprano éste regresará contra ti

Hazte socio

También te puede gustar