Esopo habla al siglo XXI. La zorra y el cocodrilo

En La zorra y el cocodrilo Esopo nos sugiere una reflexión para los tiempos de hoy: “Recuerda siempre que lo que bien se ve, no se puede …

En La zorra y el cocodrilo Esopo nos sugiere una reflexión para los tiempos de hoy: “Recuerda siempre que lo que bien se ve, no se puede ocultar con la mentira”.

Ante su ‘fábula fabulosa’, cabe preguntarse si no viviríamos más tranquilos yendo con la verdad por delante, reconociendo nuestras virtudes, defectos y limitaciones.

La zorra y el cocodrilo

“Discutían un día la zorra y el cocodrilo

sobre la nobleza de sus antepasados.

Por largo rato habló el cocodrilo acerca de la alcurnia de sus ancestros,

y terminó por decir que sus padres habían llegado a ser

los guardianes del gimnasio.

– No es necesario que me lo digas -replicó la zorra-;

las cualidades de tu piel demuestran muy bien

que desde hace muchos años te dedicas a los ejercicios de gimnasia”.

Mi querido y buen amigo Esopo: Nos hemos encariñado con la zorra, y sus conversaciones con otros animales. Paseando, paseando, se encuentra con otro animal peculiar, un cocodrilo, y como hacemos también los seres humanos, con demasiada frecuencia, empiezan a presumir mutuamente de sus méritos y grandezas. Siempre somos los mejores, o al menos eso nos creemos. Me hace reir la idea del cocodrilo en el gimnasio; pobres dueños, cuánto tendrían que cambiar los sofisticados aparatos para ejercitar bíceps, triceps y cuatriceps…

La zorra disimula su enfado, como nosotros cuando escuchamos a un presumido pretencioso. Lo disimula, pero no lo oculta. Y piensa en el comentario irónico, en la palabra que ridiculice a su contrincante.

¿No viviríamos más tranquilos yendo con la verdad por delante, reconociendo nuestras virtudes, defectos y limitaciones? Somos las principales víctimas de una sociedad en la que la mentira crece a marchas forzadas, y sin embargo seguimos considerándola nuestro mejor sastre para vestirnos ante los demás.

Recuerda siempre que lo que bien se ve, no se puede ocultar con la mentira

Noticias relacionadas:

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y los racimos de uvas

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y la serpiente

Esopo habla al siglo XXI: El asno, el gallo y el león

Esopo habla al siglo XXI: Las palomas, el milano y el halcón

Esopo habla al siglo XXI: La anciana y el recipiente de vino

Esopo habla al siglo XXI: Los dos recipientes

Esopo habla al siglo XXI: El joven pastor anunciando al lobo

Esopo habla al siglo XXI: El asno que cargaba una imagen

Esopo habla al siglo XXI: El lobo y los pastores cenando

Esopo habla al siglo XXI: El asno juguetón

Esopo habla al siglo XXI: Los ríos y el mar

Esopo habla al siglo XXI: El semidiós

Esopo habla al siglo XXI: El pastor y el mar

Esopo habla al siglo XXI: La viuda y su oveja

Esopo habla al siglo XXI: El águila y los gallos

Esopo habla al siglo XXI: El pastor y el joven lobo

Esopo habla al siglo XXI: El niño y los dulces

Esopo habla al siglo XXI: El asno y la zorra encuentran al león

Esopo habla al siglo XXI: La liebre y la tortuga

Esopo habla al siglo XXI: Zeus, los animales y los hombres

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>