Esopo habla al siglo XXI: La zorra y el mono discuten sobre su nobleza

Aquí tenemos otra de las ‘fábulas fabulosas’ de Esopo, que en esta ocasión nos recuerda ¡cuánto nos gust…

Aquí tenemos otra de las ‘fábulas fabulosas’ de Esopo, que en esta ocasión nos recuerda ¡cuánto nos gusta y nos encanta presumir! Por ejemplo, cuando se pretende maquillar un dato tan serio como el de los desempleados, o cuando se cobra el 10% de los ingresos de un espectáculo benéfico en el que todos trabajan sin pedir un céntimo a cambio.

Con La zorra y el mono discuten sobre su nobleza, el autor plantea, si trasladamos la fábula a nuestros días, qué bien nos vendría tener un ‘exclavito’ que nos recuerde que “eres hombre, y como tal no eres perfecto”. Así, pues, “no aproveches para mentir cuando el que conoce la verdad está muerto o no puede hablar”.

La zorra y el mono discuten sobre su nobleza

Viajaban juntos por esta tierra una zorra y un mono,

comentando a la vez cada uno sobre su nobleza.

Mientras cada cual detallaba ampliamente sus títulos,

llegaron a cierto lugar.

Volvió el mono su mirada hacia un cementerio y rompió a llorar.

Preguntó la zorra que le ocurría y el mono,

mostrándole unas tumbas, le dijo:

– ¡Oh, como no voy a llorar cuando veo las lápidas

de esos grandes héroes, mis antepasados!

– ¡Puedes mentir cuanto quieras –contestó la zorra-;

pues ninguno de ellos se levantará para contradecirte!”

Querido Esopo: Final lacónico el de la fábula de hoy. Frase que es fácil traducir por un elegante: vale, vale, sigue contándome las mentiras que quieras; buen cuidado tengo de no creerte nada.

En nuestra época civilizada, donde abundan los coches y también los accidentes en coche, cuando alguien muere en no de ellos se acabó la discusión: el muerto tuvo la culpa, mientras no diga lo contrario (resucitado, claro está).

¡Cuánto nos gusta y nos encanta presumir! ¿Sabes si algún compatriota tuyo, de esos ‘amigos de la sabiduría’ le preguntó al maestro Sócrates el porqué de esta atracción por presumir? Hubiera sido uno de los grandes descubrimientos del sabio maestro.

De otro compatriota tuyo, no recuerdo quién, oí que un sabio rey llevaba siempre junto a él un esclavito. Su labor era de lo más simple: recordar al menos una vez al día a Su Majestad: “Eres hombre”, y hombre limitado, pequeño, con defectos…

¡Qué bien nos vendría tener un exclavito así, que nos lo recuerde, por ejemplo, cuando la ciudadanía pide un cambio de partido después de 30 años de exacerbado nacionalismo, o cuando se pretende maquillar un dato tan serio como el de los desempleados, o cuando se cobra el 10% de los ingresos de un espectáculo benéfico en el que todos trabajan sin pedir un céntimo a cambio.

“Eres hombre” y como tal no eres perfecto. No aproveches para mentir cuando el que conoce la verdad está muerto o no puede hablar.

Noticias relacionadas:

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y el perro

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y la pantera

Esopo habla al siglo XXI. La zorra y el cocodrilo

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y los racimos de uvas

Esopo habla al siglo XXI: La zorra y la serpiente

Esopo habla al siglo XXI: El asno, el gallo y el león

Esopo habla al siglo XXI: Las palomas, el milano y el halcón

Esopo habla al siglo XXI: La anciana y el recipiente de vino

Esopo habla al siglo XXI: Los dos recipientes

Esopo habla al siglo XXI: El joven pastor anunciando al lobo

Esopo habla al siglo XXI: El asno que cargaba una imagen

Esopo habla al siglo XXI: El lobo y los pastores cenando

Esopo habla al siglo XXI: El asno juguetón

Esopo habla al siglo XXI: Los ríos y el mar

Esopo habla al siglo XXI: El semidiós

Esopo habla al siglo XXI: El pastor y el mar

Esopo habla al siglo XXI: La viuda y su oveja

Esopo habla al siglo XXI: El águila y los gallos

Esopo habla al siglo XXI: El pastor y el joven lobo

Esopo habla al siglo XXI: El niño y los dulces

Esopo habla al siglo XXI: El asno y la zorra encuentran al león

Esopo habla al siglo XXI: La liebre y la tortuga

Esopo habla al siglo XXI: Zeus, los animales y los hombres

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>