Esopo habla al siglo XXI: Zeus y la tortuga

En esta ocasión, Esopo nos vuelve a dar una lección desde el pasado de rabiosa actualidad. Zeus y la tortuga nos viene a recordar el err…

En esta ocasión, Esopo nos vuelve a dar una lección desde el pasado de rabiosa actualidad. Zeus y la tortuga nos viene a recordar el error de haber creado una sociedad en la que el individualismo está muy por encima de la solidaridad.

Zeus y la tortuga

“Para celebrar sus bodas, Zeus invitó a todos los animales.

Sólo faltó la tortuga.

Intrigado por su ausencia, le preguntó al día siguiente:

– ¿Cómo solamente tú entre todos los animales

no viniste a mi festín?

-¡Hogar familiar, hogar ideal!-respondió la tortuga.

Zeus, indignado contra ella,

la condenó a llevar eternamente la casa a cuestas”.

Mi apreciado amigo Esopo: ingeniosa explicación la que nos ofreces para entender por qué las tortugas llevan su casa a cuestas. ¿Científicamente cierta? Probablemente no, pero tú no pretendías escribir un libro científico, sino transmitir unas enseñanzas para la vida. Y en esta ocasión nos das una sabia enseñanza.

Vivimos para amar, amar a los demás, sentirnos amados por ellos, intercambiar este amor en la gran familia de la humanidad. Algunos filósofos y teólogos actuales hablan del hombre como "ser relacional"; tú nos lo explicas con un ejemplo, y la condena por vivir encerrados en el propio yo: cada vez más egoísmo y menos felicidad.

Seguro que al nuevo Obispo de Roma, el Papa Francisco, del que ya habréis tenido noticias en el Olimpo, este hombre humilde que reza, le gustará tu profunda enseñanza. El cristianismo es amor, amor a Dios en los demás, y amor a los demás para darles a Dios.

No nos encerremos en nuestro pequeño mundo. Ampliemos nuestro horizonte compartiendo sanamente con nuestro alrededor

Hazte socio

También te puede gustar