España, campeona absoluta en la “Eurocopa de divorcios”

Las cifras españolas de divorcio y su comparativa con Europa son claras: el divorcio exprés, se mire como se mire, ha potenciado el divorcio hasta con…

Forum Libertas

Las cifras españolas de divorcio y su comparativa con Europa son claras: el divorcio exprés, se mire como se mire, ha potenciado el divorcio hasta convertir España en el país más divorcista de Europa.

El Instituto del Capital Social (INCAS) de la Universidad Abat Oliba está preparando un informe sobre el impacto de la ley del "divorcio exprés" en la sociedad y la familia en España. ForumLibertas ha tenido acceso a algunos de los datos con los que trabaja el INCAS. La aprobación del "divorcio exprés" en 2005 por parte del gobierno socialista ha acelerado un proceso de erosión del matrimonio.

Un dato clave es el aumento claro y radical de la rupturas (separaciones y divorcios) en España. En el año 2000, por cada cien bodas, había 46 sentencias de divorcio o de separación. En el 2004, último año sin divorcio exprés, había 61,4 rupturas por cada cien bodas. En cambio, en el año 2006, por cada cien bodas, se registraban 70 rupturas, siempre según datos del Instituto Nacional de Estadística.
 
Para entender esto en toda su magnitud es útil comparar con el resto de Europa, especialmente con el último informe Eurostat, que recoge datos de 2006.
 
Según Eurostat, España en el 2006 (último año recogido) es la "campeona" en la "Eurocopa del divorcio": el país con más divorcio de la UE-27 (es decir, incluyendo los muy divorcistas países del Este), medido por "indicador coyuntural". Es decir, en 2006, por cada nueva boda en España había 0,6 divorcios (según cifras de Eurostat, el INE daría 0,7). Ningún otro país de la UE registraba este índice. Incluso países muy divorcistas como los del Este (tras décadas de comunismo y descristianización forzada) se quedaban en un 0,5: Chequia, Letonia, Lituania. También en 0,5 divorcios por boda se quedaban Alemania, Austria, Finlandia y Suiza.
 
España triplica, por ejemplo, a Italia, por decir otro país mediterráneo y latino de cultura católica: apenas tiene 0,2 divorcios por cada nuevo matrimonio.
 
Otra forma de medir los datos es comparar la cifra de divorcios por cada 1000 habitantes. En esta categoría, España vuelve a ser el país con más divorcios de Europa Occidental (la UE-15), y sólo le ganan en divorcialidad por cada mil habitantes tres países del Este: Chequia, Lituania y Letonia.
Hazte socio

También te puede gustar