España: principal consumidora de psicofármacos

La crisis económica ha incrementado exponencialmente el consumo de medicamentos como los psicofármacos ansiolíticos y antidepresivos. Estudios apuntan que los grupos más vulnerables consumen proporcionalmente más que el resto de la sociedad

psicofármacos

En los últimos años el consumo de psicofármacos ha aumentado considerablemente. Este incremento, ligado con el estallido de la crisis económica, es cada vez más frecuente en mujeres que en hombres. Con los datos del Observatorio del Sistema de Salud de Cataluña las Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS) destacan otra relación al consumo farmacológico: la pobreza. “La relación entre salud y pobreza es evidente”. “Vemos como la angustia deriva en una situación de depresión y en un empeoramiento de la salud”, asegura el autor del estudio, Eloi Ribé.

El porcentaje de niños que consumen fármacos, ansiolíticos y psicofármacos es más elevado si sufren pobreza infantil: se trata de niños que viven en familias en que el subsidio de paro se ha agotado o sólo cobran una renta mínima de inserción. Los menores que se encuentran en esta situación de pobreza toman casi el doble de ansiolíticos y psicofármacos que los niños que viven en familias con ingresos estables. Entre el 4% y el 6% de los niños en situación de pobreza consumen ansiolíticos y psicofármacos, mientras que entre los menores en hogares con ingresos entre los 18.000 y los 100.000 euros el porcentaje es de entre el 2% y el 3%.

En España, el consumo de ansiolíticos e hipnóticos aumentó un 57,4% entre los años 2000 y 2012 según advirtió la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Estos datos no tuvieron en cuenta el sexo como indicador y no ayudan a discernir el consumo. Pero a través de la Encuesta Nacional de Salud sabemos que las mujeres reciben casi el doble de tratamientos con psicofármacos.

Fàrmacs

Fuente: Nació Digital.

Un 22,2% de la población de 15 a 64 años ha tomado hipnosedantes (como ansiolíticos, somníferos y sedantes) alguna vez en la vida según la última ‘Encuesta Domiciliaría sobre Alcohol y Drogas en España‘, del Ministerio de Sanidad, del 2013. Es casi el triple que el 2005, cuando este porcentaje se situaba en un 8,7%. Esta tendencia también tiene impacto en los más jóvenes: un 16,6% de los estudiantes de secundaria ha consumido psicofármacos durante el 2013, lejos del 6,8% del año 1994. Y es que España es uno de los mayores consumidores mundiales de psicofármacos , con un consumo un 10% superior a la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El aumento del consumo de psicofàrmacs ha contribuido a engordar las cuentas de las farmacéuticas: según datos del Ministerio de Sanidad, los ansiolíticos son el tercer subgrupo farmacológico más consumido en España, con 48,5 millones de envases vendidos en 2013. Los antidepresivos ocupan el noveno lugar, con 18,1 millones de envases vendidos el mismo año. Dentro de los ansiolíticos , los principios activos más recetados son el lorazepam (comercializado mayoritariamente como Orfidal), el alprazolam (Trankimazin) y el diazepam (originalmente comercializado como Valium). Entre los antidepresivos, encabezan la lista los inhibidores selectivos de la recepción de serotonina (ISRS), entre los cuales hay la fluoxetina (Prozac) y la escitalopram (Cipralex y Heipram).

Por otra banda, el Colegio de Psicólogos critica que ” “mientras que un 30% de las consultas de atención primaria están relacionadas con la salud mental, la ratio de psicólogos por cada 100.000 habitantes es una de las más bajas de Europa”. La insatisfacción producida por los problemas económicos y sociales a raíz de la crisis económica genera grandes repercusiones negativas en la salud de los ciudadanos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>