España debe actuar contra los abusos en la infancia

Determinados medios de comunicación españoles han venido haciéndose eco de hechos ocurridos en otros países y alejados en …

Determinados medios de comunicación españoles han venido haciéndose eco de hechos ocurridos en otros países y alejados en el tiempo sobre los casos de pederastia en la Iglesia católica. No se trata de criticar el hecho de que hayan informado sobre esos temas si lo hacen objetivamente, pero sí que lo hagan tendenciosamente y como argumento contra la Iglesia católica, que tanto ha luchado contra ellos.

Estas voces mediáticas han querido presentar como un hecho exclusivamente de la Iglesia los abusos a niños. Sin embargo, la Iglesia es la institución más sana en proporción en este sentido, más sana que la sociedad en la que vive. Además, ninguna otra institución ha mirado tan de frente esta lacra cuando ha sucedido en su seno, y ninguna otra ha tomado medias tan contundentes que van desde unas altísimas indemnizaciones, hasta la dimisión de cargos, etcétera.

Evidentemente, esta realidad no ha sido fácil para la Iglesia, pero lo escandaloso del caso, lo que pone en evidencia a estos medios de comunicación es que España no está ni mucho menos libre de esta lacra. Un informe oficial de 2001 que aborda las cifras de abuso sexual infantil en el país ha sido absolutamente ignorado y no se ha adoptado ningún tipo de medida, tampoco ha estado en la memoria de los medios de comunicación y los políticos. Mientras asumimos que el capellán de una determinada parroquia de Irlanda hizo tocamientos a unos niños en el año 70, nos olvidamos de un millón largo de españoles que declararon haber sufrido abusos en 2001. Han pasado diez años y no se ha movido ni un papel.

El citado informe, hecho por encargo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de 2011 y que elaboró la Universidad Pontificia de Comillas ofrece unas cifras contundentes.

Más de un millón de abusos a niños en 2001

Según el estudio titulado ‘Situación social de la infancia en España’, de los más de 6,3 millones de niños menores de 14 años que había en 2001 en España, 676.000 niñas y 502.000 niños habían sufrido abuso sexual, es decir más de un millón, una sexta parte del total. Es una cifra escalofriante. Durante el 2000 fueron maltratados (no abusados) 147.000 niños. Todas estas cifras nacen de una fuente bien solvente, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, no obstante, se ha obviado que en el espacio de una década el estudio auguraba que más de un millón de niños serían maltratados físicamente, casi dos millones y medio en el período que podemos considerar que legalmente cubre la infancia (hasta los 14 años si nos atenemos al libre consentimiento para las relaciones sexuales). Estamos en 2011, la década ha pasado y se sigue ignorando esta realidad. Un silencio que hace mucho ruido.

Esta realidad, tan difícil de digerir, es lo que se desprende de uno de los pocos estudios que se han hecho en España sobre esta cruda realidad. Ese hecho, la escasez de estudios al respecto, representa otro síntoma del silencio cómplice que existe en torno a este tema.

Sobre los abusos sexuales a menores hay otro hecho que es sistemáticamente olvidado. Mientras que semanalmente los medios de comunicación dedican espacios a temas de la violencia contra la mujer, las noticias a cerca de la violencia sobre los niños (también sobre los ancianos), que son numéricamente tan grandes, están absolutamente ignorados y no existe ningún tipo de política dirigida a ellos.

El trato que España da a sus menores es una aberración, sobre todo en comparación al que se da en otras situaciones. Por ejemplo, en Cataluña hay un fiscal que interviene solamente en los casos de homofobia, sin embargo, las sentencias por homofobia apenas superan la decena al año. El citado fiscal se reúne periódicamente con los grupos del homosexualismo político apreciando sus peticiones e inquietudes. Cómo se entiende esta super atención que convive, al mismo tiempo, con la falta de la más elemental atención e información sobre lo que sucede en torno a los niños.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>