España: donde mamá es el Progenitor B

Cuando unos padres vayan a inscribir a su hijo a un registro civil en España, descubrirán que ya no son “el padre” y “la madre” sino “el progenitor A”…

Forum Libertas

Cuando unos padres vayan a inscribir a su hijo a un registro civil en España, descubrirán que ya no son “el padre” y “la madre” sino “el progenitor A” y “el progenitor B”. Españoles e inmigrantes por igual (ya que los inmigrantes tienen más hijos y pasan más veces por el Registro Civil) acaban de descubrir que ya no son padres: son progenitores A y B.

La disposición legal de la Dirección general de Registros y Notariado es un subproducto de la “ley del matrimonio gay”, por lo que para acomodar los gustos de unas escasas parejas del mismo sexo millones de españoles han perdido la denominación de “padre” y “madre”. Puede leerse esta disposición legal AQUÍ (viernes 3 de marzo,  Boletín Oficial del Estado , ORDEN JUS/568/2006, de 8 de febrero). 

Las familias protestan

La Plataforma de la Familia (PROFAM) ha protestado por “el grave atropello que pretende instaurar el Gobierno socialista para confundir y adulterar la terminología en los conceptos seculares más importantes del matrimonio y la familia.”

Y ha recurrido al diccionario: “El diccionario de la lengua española nos señala desde siempre (¡y usted no es quién para cambiarlo Sr. Zapatero!) que progenitor o progenitora (sepa que existe masculino y femenino) es aquel antepasado directo de una persona y en especial el padre y la madre. Y cuando se refiere a antepasado se está refiriendo además del padre y de la madre también a los abuelos, ascendientes que se vinculan a través de los “lazos de sangre” (genética). Como sinónimos de progenitor son papá, creador, padre, autor. Y como antónimos el descendiente o hijo.”

“El esperpento llega a su más alta cota cuando usted decide, además, que cambie el formulario para todos en el caso de la inscripción de nacimiento de un hijo por la nueva ‘denominación de origen’ de progenitor A y B”, denuncia PROFAM señalando al presidente Rodríguez Zapatero. “No puede usted, Sr. Zapatero, apropiarse ni desapropiarnos de nuestras raíces conceptuales del matrimonio y la familia para sus nuevos inventos. No vamos a consentir que se utilicen mal las palabras de progenitor, progenitora, cónyuge, padre o madre, esposo y esposa, marido y mujer a menos que lo sean de verdad.”


Esta entidad afirma, además, que “las asociaciones familiares, cansadas ya de que no se atiendan nuestras legítimas demandas, vamos a utilizar todas las herramientas que nos concede el estado de derecho para llegar hasta el fin en la defensa de la verdad, la justicia y la libertad y pedir la inconstitucionalidad y derogación de la citada legislación.”

¿Y qué dice el PP?

Mientras la noticia asombraba al ciudadano este fin de semana, el Partido Popular celebraba su convención sin prestar atención alguna a los temas de debate familiar. “Ha sido una convención defraudante para la familia y se constata que para el PP la familia no es tema prioritario”, ha denunciado el Instituto de Política Familiar. “El PP mantiene una actitud incoherente ya que, por una parte, reclama al PSOE medidas de apoyo a la familia y por otra parte la desprecia e ignora en sus convenciones y programas”, señala Eduardo Hertfelder, presidente del IPF. “De los numerosos temas que se abordaron durante la Convención, ninguno de ellos fue el de la familia”.
 
Para Hertfelder y otros analistas “lo que es más preocupante es que para el mismo presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, la familia no mereció ni siquiera una sola mención durante su discurso de clausura”.
 
Ovaciones de europarlamentarios a la protección de la maternidad
 
Mientras en España las madres se convierten en “Progenitores B”, en Bruselas el Parlamento Europeo ha acogido una conferencia sobre la protección de la maternidad a cargo de Conrado Giménez Agrela, presidente de la Fundación Madrina. El acto fue promovido por NWFE –New Women for Europe-, que representa a más de 400.000 personas asociadas y agrupa a asociaciones de más de 14 países europeos, y contó con la presencia de Anna Záborská, presidenta de la Comisión de los derechos a  mujer y de la igualdad de género del Parlamento europeo, y de otros europarlamentarios, además de presidentes de las principales ONGs europeas relacionadas con el mundo de la mujer.
 
El discurso, que fué interrumpido en varios momentos con fuertes ovaciones, señalaba el éxito del Programa Madre de la Fundación Madrina, en colaboración desde hace poco con la Comunidad Autónoma de Madrid. Este programa atiende más de 25.000 llamadas anuales y ofrece asistencia a jóvenes embarazadas y madres en dificultad psicosocial. El Presidente de la Fundación propuso como solución a los problemas de Europa, que la Maternidad fuera protegida como derecho fundamental de la mujer. También recordó que la Maternidad es también “cosa de hombres” y que Europa no puede limitarse a “sobrevivir” sino que debe “vivir” protegiendo su mayor riqueza y patrimonio, la maternidad.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar