España aún no mira el futuro por su baja inversión en I+D

Por primera vez la China supera a Europa en la inversión en innovación y desarrollo

La inversión en I+D en España ha disminuido en los últimos años La inversión en I+D en España ha disminuido en los últimos años

Tanto la literatura económica como los medios de comunicación y los políticos insisten desde el inicio de la crisis económica sobre la importancia que tiene el crecimiento sostenido a largo plazo y de cómo hoy la innovación y el desarrollo tecnológico son factores claves para este objetivo. Pues bien, a pesar de esta aparente concienciación en la importancia de invertir en I+D, España continua a la cola de los países de la OCDE que menos invierte en estas partidas.

Si en el año 2000 España gastaba el 0,9% del PIB en I+D situándose en la posición 25 sobre 34 miembros que conforman la OCDE, el 2014 esta cifra se situó en el 1,2% situándose en el puesto 27. España situó su máximo histórica en inversión en I+D en el 2010 cuando llegó al 1,4 % del PIB y fue precisamente en este año que España estableció como objetivo llegar al 2%, cuando Europa en el año 2000 ya se había marcado como objetivo llegar al 3% del PIB. De momento ninguno de estos objetivos han sido alcanzados

La China supera Europa

Con la desaceleración de la economía china y de los sectores más dinámicos hasta el momento como son el inmobiliario y los sectores trabajo intensivo, la China, a través de su nuevo plan quinquenal, ha establecido como prioritaria la inversión en I+D. Este plan no hace más que confirmar la dinámica que está siguiendo la China en los últimos años, situando la inversión en I+D en el 2,05% del PIB. Europa por el contrario se quedó en el 1,94% del PIB quedándose aún muy lejos de los objetivos marcados en el año 2000 por la propia UE en La Estrategia de Lisboa.

Este porcentaje supone que en término absolutos y teniendo en cuenta las diferencias en los niveles de precios, la China ha superado a la UE de los 28. En 2014 la China invirtió unos 368.730 millones de dólares mientras que Europa se quedó en los 363.047 millones de dólares. Estados Unidos continua siendo el país que más invierte en I+D,  prácticamente medio billón de dólares.

a China se situa por delante de Europa en inversión total en I+D

La China se situó por delante de Europa en inversión total en I+D

Otro elemento diferenciador es que mientras en Europa “solo” el 54% de las inversiones en I+D son realizadas por el sector privado, en los países asiáticos, como la misma China o el Japón, esta cifra se sitúa por encima del 75%.

Se debe puntualizar pero que no toda la inversión en I+D se realiza de la misma forma. La China invierte mayoritariamente en I+D a partir de adquirir equipamientos o empresas extranjeras que presenten  unas prestaciones tecnológicas o en innovación importantes. Por lo tanto de forma directa, el peso de la inversión es inferior, ya que apenas el 0,2% de los trabajadores chinos trabajan en ocupaciones relacionadas con el desarrollo y la investigación situándose a la cola en este aspecto y lejos de sus vecinos, Japón y Corea del Sur, con el 1% i el 1,3% respectivamente de la masa laboral ocupados por estas actividades.

Como conclusión, recalcar la importancia de la inversión en I+D, una tipología de inversión que permite aumentar la productividad de los ocupados y así el de sus salarios y que cada vez tomará una mayor importancia debido a la robotización y la digitalización de la economía. La China ha sido el último en subirse al carro de la innovación, España aún no lo ha hecho y nada indica que lo haga en un futuro cercano.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>