¿España necesita pastoral, nueva evangelización o misión ad gentes?

La Iglesia española ha presentado un nuevo documento titulado"Actualidad de la misión ad gentes en España". Trata de la…

La Iglesia española ha presentado un nuevo documento titulado"Actualidad de la misión ad gentes en España". Trata de la misión en el extranjero, el anuncio a los pueblos que no conocen a Jesucristo, y la ayuda a las Iglesias diocesanas jóvenes o frágiles, que necesitan ayuda no solo religiosa sino humana.El documento lo redactaron representantes de las instituciones misioneras españoles yse votó en el pleno de la Conferencia Episcopal, obteniendo 53 votos a favor de los58 obispos presentes.
Han pasado30 años desde que otra plenaria de obispos votó un documento sobre misiones. Y en este tiempo hancambiado muchas cosas.
Siempre he tenido aprecio personal y cercano por la misión. Desde niño, los dos hermanos Calvera, misioneros combonianos, y la hermana Pilar Justo, que llegaría a ser superiora general de las combonianas, pasaban por mi casa, amigos de mi familia. "¿En África has visto leones?", les preguntaba yo de niño a esos hombres grandes y barbudos. "No, sólo locos con kalashnikov", me respondía uno de ellos, misionero en Chad en tiempos de guerrillas y conflicto.
El otromisionaba en Sudáfrica, en pleno apartheid. Pilar era más "aburrida" a ojos de un niño: educaba niñaspobres en Ecuador. Ahora lo sigue haciendo, intentando alfabetizar a las mujeres y a los pigmeos en África Central. Aquellos por los que nadie apuesta, excepto la Iglesia. Recuerdo mi infanciade bocadillo de nocilla leyendo, cada mes, la revista "Mundo Negro". Siendo un niño enclenque, y leyendo que esos hombretones siempre estaban con fiebres y enfermedades, deseché cualquier vocación a las misiones muy pronto.
Mis padres a veces lescomentaban, a principio de los años 90,que "esto también es territorio de misión, aquí no estáis de más". Pero los amigos combonianos protestaban: "os sobran los curas, allí hay un sacerdote para miles y miles de personas repartidas por territorios enormes, os quejáis de vicio". Luego lamentabanlo frías y sosas que eran las parroquias europeas y expresaban su deseo de volver a África, donde la gente canta, baila y celebra con alegría. (Durante años pensé que lo de cantar, bailar y celebrar con alegría era cosa de negros, hasta que ya con 26 años descubrí la Renovación Carismática Católica y comprobé que incluso entre catalanes sosos es factible cuando hay una espiritualidad de alabanza en el Espírituy delibertad fraterna).
El jueves pasado, al presentar el documento, el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, lo admitió: "también hoy podríamos decir lo que ya decían hace unos años de Francia, que nuestra sociedad en territorio de misión".
Lo que pasa es que en Francia ya han empezado a reaccionar. En España, aún poco.
Hasta ahora, la Iglesia diferencia entre 3 estados distintos de la evangelización: la "pastoral" consiste en apacentar, en atender con los sacramentos, a los que ya son cristianos. Se supone que es lo que ha venido haciéndose por siglos en España. La "misión ad gentes" es lo que hacían los combonianos, los agustinos, las órdenes religiosas,y desde hace aproximadamente un siglo también muchos sacerdotes diocesanos: ir al extranjero a predicar a culturas y sociedades lejanas. Y luego estaba ese invento de Juan Pablo II: "la nueva evangelización", dirigirse a gente de la vieja y cansada Europa que desconece a Cristo y su novedad: "nuevo ardor, nuevos métodos", dijo el Papa polaco para definirla.
Pero hoy las tres dimensiones van más entrelazadas que nunca. El nuevo documento lo reconoce en su párrafo 41:
"Ciertamente no es fácil definir los confines entre estos tres tipos de presencia y de acción de la Iglesia. Hay que evitar que cualquier distinción o clarificación oscurezca la interdependencia entre ellas. En cualquier caso, en aras de la fidelidad a su misión, la Iglesia debe mantener la peculiaridad de la misión ad gentes, caracterizada por el anuncio de Cristo y su Evangelio, por la edificaciíon de la Iglesia particular, por la promoción de los valores del Reino".
Es decir, son 3 enfoques interrelacionados, pero la misión "ad gentes" es peculiar. La pregunta es, de nuevo: ¿somos tierra de misión? ¿O de nueva evangelización? ¿O ambas cosas? Lo que empieza a parecer es que España ya no es tierra de pastoral.
Haceun año pasé una encuesta anónima a mis 70 alumnos de 3º de Publicidad en una universidad católica de Barcelona. Las preguntas versaban sobre sus creencias, con respuestas tipo test. Al analizar las respuestas, vi que sólo a7 podríamosdefinirlos como católicos, y ninguno de ellos practicante. Lo curioso es que el 60 por ciento de mis alumnoshabía estudiadoen colegios católicos. Un fracaso rotundo. De los 7 católicos había una chica ortodoxa en doctrinapero enfadada porque había salido rebotada de un movimiento y había dejado de ir a misa. Y otra que estaba viviendo con su novio… el cual la dejó poco antes de la boda. Otro erade familia extranjera, y de hecho estaba aún sin bautizar pese a creer en la doctrina.
¿Esto no es territorio de misión? Esos chicos no necesitan un anciano consiliario que haga "pastoral universitaria". Necesitan un equipo joven, dinámico y especialmente entrenado para evangelizar jóvenes alejados, crear comunidades evangelizadoras con ellos, y entrenar a los conversos para que compartan y contagien su fe con los compañeros. Necesitan música, vídeos, oración, fraternidad verdadera y buena doctrina. No necesitan "pastoral", necesitan misioneros.
En Barcelona hay una intensa comunidad filipina, con sus propios sacerdotes y su misa en la parroquia de San Agustín. Pero creo que no hay mucho más orientado a las comunidades nacionales que han emigrado a la ciudad. En Washington hay parroquias para la comunidad vietnamita, la croata, nigeriana… Y se les busca conanuncios en las calles, en la radio, los periódicos. "Nuevos medios, nuevo ardor", decía Juan Pablo II.Un estudio de 2006de la Universidad Francisco de Vitoria muestra que un 25% de los inmigrantes pierde la fe a los 2 años de haber llegado a España.Probablemente en Cataluña es peor.
Hay muchas palabras buenas sobre acoger a los inmigrantes, pero poco esfuerzo por mantener la fe en sus condiciones. ¿Cuántos brasileños hay de estilo carismático en Barcelona? Sin duda hay parallenar una parroquia. ¿Por qué la diócesis francesa de Toulon tiene delegaciones evangelizadoras de tres potentesmovimientos brasileños (Shalom, Palavra Viva y Cançao Nova… junto con otros 25 nuevos movimientos de origen francés)y Barcelona no tiene ninguna?
En Barcelona hay, desde hace 3 años,un "plan pastoral" que dice que una prioridad es la "atención de jóvenes". No está claro si es pastoral o de nueva evangelización. En España sóloel 12 por ciento de jóvenes de 15 a 29 años van a misa dominical (según el Injuve de 2008). En Cataluña es mucho menor, probablemente un 7%, y entre los varones de 20-25 años pueden ser perfectamente el 3-4%, es decir, la casi inexistencia de católicos. ¿Eso es pastoral? ¿Nueva evangelización? ¿O misión ad gentes?
El nuevo documento sobre las misiones recuerda que "la misión ad gentes ya no está sólo más allá de nuestras fronteras". En el barrio de La Torrassa, de L’Hospitalet de Llobregat, el 35% de la población es inmigrante llegada en los últimos años. Lo conozco bien, he vivido allí 9 años.Hay muchos paquistaníes ylos chinos han comprado buena parte de los bares de tapas. Unos y otrosson simpáticos y trabajadores.No conozco ningún plan para evangelizar a estos musulmanes y sintoístas (o post-comunistas, quién lo sabe). Desde luego, mosén Valentí, el párroco,no tiene nada previsto para ello, aunque se esfuerza en acoger a los latinoamericanos. Con todo,en seis años han abierto en el barrio numerosas iglesias evangélicas: una para africanos (por misioneros negros ingleses) y el resto llegadas de Sudamérica.
Parece evidente que los chinos son los mejores para evangelizar chinos y los colombianosson muy buenos evangelizando colombianos.Pero el frío espiritualeuropeo y la soledad de ser cristiano en Cataluña acaba con ellos.
La Seu d’Urgell se trajo unos seminaristas colombianos al Pirineo, para servir pastoralmenteen los pueblosde montaña catalanes. Chicos majos… y muy mimados por la diócesis, a los que no les faltó de nada en lo material. Excepto el calor humano que vivían en Colombia yel fervor espiritual del país americano. La frialdad catalana (no del Pirineo, sino de una fe adormecida y que no quiere ser sacudida ni agitada) pudo con ellos. Muchos lo dejaron, otros se convirtieron en funcionarios sacros, no en pastores y evangelizadores.
Los sudamericanos no son buenos para evangelizar la fría Europa a menos quevengan en comunidad, con sus propias técnicas y ritmos, y que empiecen trabajando con su propia gente,los emigrantes. Por eso el obispo de Toulon trae gente de Shalom, Palavra Viva y Cançao Nova, con experiencia en evangelizar en comunidad.
Eneste sentido, es curioso que el documento presentado el pasado jueves diga a los nuevos movimientos que colaboren con las órdenes religiosas y las diócesis, pero no dice nada a las diócesisy a las órdenes de como deben acoger a los nuevos movimientos. El Papa no comete ese error: cuandohabla denuevos movimientos tambiénpide que los "veteranos" se abran a ellos y sean más dúctiles y acogedores.
Sí hace muy bien el documento en recordar una y otra vezque si la Iglesia no es misionera, se debilita. "El impulso misionero es una confirmación del radicalismo de una experiencia de fidelidad siempre renovada, al propio carisma", decía el Papa en el congreso de nuevos movimientos del 2006, como recoge el texto.
Otro punto fuerte del documento es su insistencia en recordar las enseñanzas de la Dominus Iesu:sólo Cristo salva,y salva a través de la Iglesia; incluso si pudierasalvar a hombres alejadosde formas desconocidas y misteriosas que no podemosdescartar, hay que anunciarlo a todos loshombres. Y hay que anunciar toda su doctrina. "Enseñad a los pueblos a guardar TODO lo queos he mandado", dijo Cristo resucitado a los Apóstoles. TODO, no solo el Padrenuestro y las Bienaventuranzas, por ejemplo.
Extraña que en documento no aparezca la palabra "Islam" ni "persecución". El Islam es la religión más extendida entre los extranjeros (y españoles) no cristianos en nuestras tierras. Se les puede predicar a los musulmanesen Españasin miedo a la sharia. ¿Alguien lo hace? ¿Alguien desea hacerlo? ¿Alguien es entrenado para hacerlo? ¿No debe haber misioneros para ellos?
El obispo Del Hoyo comentó el caso de unos sacerdotes de La Habana quese reunían entre semana con los feligreses en casas particulares. Lo ponía como un gran hallazgo, extraordinario, en la dura situación de persecución del país.
Lo que parael obispoes una novedad puntual, es el pan de cada día para los evangélicos y penteciostales, que se extienden por todo el mundo y por tierras del Islam también. Evangelizadores en casas. ¡No curas, laicos, pero con un entrenamiento básico! Sistemas de células, que crean comunidad cercana. Evangelizar en casas, por ejemplo usando los Cursos Alpha, como me explicó que hacía un evangélico subsahariano que vivía en un país del Magreb. O aprovechar las redes de inmigrantes, como hacen el movimiento católico "Jesus Youth", de origen indio, pero extendidísimo en los países del Golfo Pérsico.
En cambio, un obispo español con diócesis en el norte de África anunciaba que "yo no estoy aquí para hacer conversiones". Eso no encaja con el documento presentado el pasado jueves.
¿Quiénes son los nuevos movimientos? Presentamos 25 de ellos
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=5846

Cristianos venidos del Islam
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=9620

La esperanza hispana de la Iglesia… si se dan las condiciones
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=4074

10 países insólitos donde crece el cristianismo
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=4319

Con los misioneros, cada microcrédito vale por dos
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=7058

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>