España: proporcionalmente, el país más endeudado del mundo

El peso de las hipotecas ha hecho crecer la deuda de los hogares españoles sobre la renta disponible en un 56,1 por ciento en el período 1999-2005 y l…

El peso de las hipotecas ha hecho crecer la deuda de los hogares españoles sobre la renta disponible en un 56,1 por ciento en el período 1999-2005 y la ha situado en el 103 por ciento de los ingresos.

 

Según un informe de Caixa de Catalunya, el ritmo de crecimiento del endeudamiento familiar es superior al que muestra cualquiera de los países del G-7, los más industrializados del mundo.

 

Como se puede observar en la siguiente tabla, extraída del informe de la entidad bancaria, España es el país en el que el endeudamiento de los hogares se ha disparado más.

 

La deuda en España pasó del 66 por ciento sobre la Renta Familiar Bruta Disponible anual en 1999 al 103,9 por ciento en 2005.

 

ENDEUDAMIENTO DE LOS HOGARES

EN ESPAÑA Y EN EL G-7

(En porcentaje de la Renta Familiar Bruta Disponible anual)

País

1999

2005

Variación

porcentual

Reino Unido

110,9

159,0

+ 43,4%

Estados Unidos

101,5

135,1

+ 33,1 %

Japón

133,4

131,8

(datos de 2004)

– 1,2 %

Canadá

114,1

126,1

+ 10,5 %

Alemania

113,7

107,5

– 5,5 %

España

66,0

103,9

+ 56,1 %

Francia

75,4

88,9

+ 17,9 %

Italia

43,5

58,4

+ 34,7 %

 

El estudio de Caixa Catalunya señala además que, aunque el endeudamiento de las familias españolas no alcanza la media de los países más ricos, si está por encima de países como Francia e Italia.

 

Las familias, asustadas

 

No son pocas las familias que, asustadas, solicitan a sus bancos productos para poder ahorrar o corren en busca de entidades que les ayuden a reunificar sus deudas; un escape a corto plazo, pero un ahogo para el futuro.

 

Muchas familias han empezado a asustarse desde agosto porque con la hipoteca no pueden pagar los plazos del crédito del coche, por ejemplo. Especialmente ahora, con los gastos de la vuelta al cole. Quieren ajustarse el cinturón; unas nos demandan productos para ahorrar, y otras acuden directamente a entidades de reunificación de deudas”, explica Carmen V., comercial de Banco Caixa Geral.

 

Desde la patronal del sector, el vicepresidente de la Asociación de Intermediarios de Financiación (ASIFIN), Tirs Castellarnau, asegura que la empresa que dirige, Gescredit, está registrando “aumentos del 45 por ciento” en relación con el año pasado en la actividad de refinanciación.

 

Descenso del consumo

 

El preocupante incremento de la deuda de las familias es analizado también por José Barea, Catedrático Emérito de Hacienda Pública en el Departamento de Economía y Hacienda Pública de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en un artículo de opinión publicado el pasado 6 de septiembre por el diario LA RAZÓN.

 

El que fuera director de la Oficina Presupuestaria de la Presidencia del Gobierno durante la primera legislatura de José María Aznar considera que “la reducción de la renta disponible de las familias afectará a su consumo, que incidirá en la producción de las empresas y por tanto en su demanda del factor trabajo, continuando el ciclo de disminución del consumo, menor empleo, reducción de la renta disponible de las familias, y menos consumo”.

 

También las empresas y el Estado

 

Pero, tal como indica Barea, el endeudamiento en España también afecta de forma especialmente negativa a las empresas y al Estado.

 

“En cuanto a las empresas no financieras –dice el experto en Economía-, su endeudamiento creciente ha alcanzado a finales de 2006 los 3,4 billones de euros, lo que supone un alto riesgo para las mismas ante la subida de los tipos de interés, que afectará a su ahorro y por tanto a la demanda agregada de inversión”.

 

Cabe esperar que las empresas, en lugar de invertir en mejoras a la productividad, se verán obligadas a recortar los salarios y destinar sus inversiones al pago del endeudamiento.

 

Barea añade que “a nivel mundial se ha producido un endurecimiento de la financiación crediticia, que afectará fuertemente a España ya que su necesidad de financiación del exterior es de las más elevadas en términos relativos: el 8,6 por ciento del PIB en 2006”.

 

Al mismo tiempo, “la acumulación de los déficit por cuenta corriente, después de nuestro ingreso en la Unión Monetaria, alcanzaba a 31 de diciembre del pasado año 1,9 billones de euros, el 191,6 por ciento del PIB, en proporción el país más endeudado del mundo. El 80 por ciento de dicho endeudamiento ha tenido su origen en la vivienda”, concluye Barea en su artículo.

 

Con este sombrío panorama, el Estado se verá obligado en un futuro próximo a invertir menos en servicios sociales, aunque las actuales políticas del Gobierno socialista hacen crecer el gasto social.

 

Artículos relacionados:

 

Las seis heridas de la economía catalana

 

Se endeudan las familias, pero mucho más las empresas

 

“España no puede seguir creciendo a costa de los salarios”, advierte UGT

 

Frenazo de los salarios: La riqueza no se reparte bien

 

Más despidos, cierres y deslocalizaciones: la baja productividad, principal causa

 

Prestigiosos ranking mundiales destapan las carencias de la economía

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>