España con unos salarios más desiguales

Las diferencias salariales entre contrato a tiempo completo y contratos a tiempo parciales y las diferencias salariales entre contratos fijos y temporales han seguido aumentando a pesar de la recuperación de la economía española

Los trabajos más precarios han sido los que han visto reducirse más su salario Los trabajos más precarios han sido los que han visto reducirse más su salario

La encuesta de estructura salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE) que ha sido publicada este mes de junio aporta cifras muy interesantes para realizar una buena radiografía de la actual situación de los salarios españoles.

Durante el año 2014 el salario medio en España creció en un 0,7%. Aunque este aumento ha sido discreto, este ha sido suficiente para romper la tendencia de los dos años anteriores cuando el salario medio había estado cayendo. Este salario medio se situó en los € 22.858,2 brutos anuales en 2014. En el caso del salario mediano (salario que divide el colectivo en dos mitades iguales según ingresos), también aumentó durante el 2014, en concreto un 1,2%, esta subida situó la mediana en los 19.263,8€.

Cuando se divide los contratos sea según el tipo de jornada o de duración de los mismos se observa como la evolución ha sido diferente según el contrato que uno tuviera. Para el caso de los salarios según la jornada, los que tenían en 2008 un contrato a tiempo completo cobraron de media 13.854€ más que los que tenían un contrato a tiempo parcial. En 2014 esta cifra había aumentado en un 24% situándose en los 17.170€ la diferencia media. Específicamente en 2014 los que tenían contratos a tiempo completo cobraron de media 26.965€ mientras que los que trabajaban a tiempo parcial percibieron 9.794€. El aumento de las diferencias han sido conducidas por el aumento de los salarios a tiempo completo, en cambio los salarios a tiempo parcial han disminuido ligeramente.

En cuanto a los salarios según la duración del contrato, de media en 2008 los que tenían contratos fijos percibieron 7.339€ más al año que los que tenían un contrato temporal. En 2014 esta diferencia también se había ensanchado en un 23,5% llegando a los 9.065€. Concretamente para el 2014 los que tenían un contrato fijo percibieron 24.746€ brutos anuales mientras que los tenían un contrato temporal percibieron 15.680€. Este aumento en las diferencias salariales ha sido debido al aumento de los salarios de los contratos fijos, mientras que los que tenían un contrato temporal han visto como su remuneración ha disminuido desde 2008.

El índice de Gini

De este aumento generalizado de las diferencias salariales se puede tomar conciencia a partir de la evolución del índice de Gini, el indicador más conocido para medir las desigualdades de un colectivo donde 0 marca la igualdad total y 100 la desigualdad máxima. Este índice ha estado en crecimiento constante desde 2008 poniendo en evidencia que las desigualdades han aumentado de forma constante dentro la población española. Si en 2008 se situaba en los 32,2, en 2014 había aumentado hasta los 34,7.

En conclusión, aunque parece que la recuperación económica poco a poco va dando sus frutos, especialmente a escala macroeconómica, España ha continuado evolucionando hacía una sociedad más desigual.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>