Estados Unidos acusa a la ONU de falta de firmeza para alcanzar la paz en de Darfur

Estados Unidos ha acusado a la ONU de mostrarse incapaz de tomar una posición firme contra las violaciones de los derechos humanos en Sudán que conduz…

Forum Libertas

Estados Unidos ha acusado a la ONU de mostrarse incapaz de tomar una posición firme contra las violaciones de los derechos humanos en Sudán que conduzca a un verdadero proceso de paz. El embajador estadounidense ante las Naciones Unidas, John Danforth, ha intervenido este martes, 23 de noviembre, ante la Asamblea Nacional para criticar la pasividad del organismo internacional ante las atrocidades que están cometiendo los Janjaweed (Jinetes armados) con la población civil de la región de Darfur, con la connivencia del Gobierno sudanés. Mientras la comunidad internacional se muestra impotente para lograr un alto el fuego y un acuerdo de paz efectivos en la zona, se ha vuelto a romper la tregua al norte de Darfur y el Gobierno de Omar Hasán al Bachir ha proclamado el estado de emergencia en los territorios donde se vive el conflicto.

Aplazamientos y desidia

“No puedo comprender por qué la Asamblea General no quiere tomar una posición firme sobre los derechos humanos en Sudán, en apoyo de los esfuerzos de la Unión Africana, a favor del proceso de paz”, ha manifestado Danforth ante la ONU. El embajador, que ha cuestionado la utilidad del organismo internacional, cree que “es muy importante que la comunidad internacional hable con una sola voz y una voz firme. La Asamblea General no está dispuesta a ello… Uno se pregunta sobre su utilidad en un día como hoy. Si no puede haber una declaración clara y directa sobre las cuestiones de principio de base, ¿para qué sirve este edificio?”.

Las palabras de Danforth ante la ONU se producen después de que una comisión de la Asamblea General decidiera aplazar para este miércoles, 24 de noviembre, una votación inicialmente prevista para el día anterior que preveía un proyecto de resolución que condena las violaciones de derechos humanos en Sudán. Un proyecto que, según fuentes diplomáticas, tiene pocas posibilidades de ser adoptado.

El embajador de Estados Unidos ante la ONU, que este mes ocupa la presidencia del Consejo de Seguridad, ha sido el promotor de la reunión extraordinaria celebrada la semana pasada en Nairobi. El Consejo adoptó entonces una resolución que prevé una ayuda al desarrollo para Sudán, con la condición de que se firme un acuerdo de paz entre el Gobierno de Jartum y los rebeldes del sur antes del 31 de diciembre, y el cese “inmediato” de la violencia en la región oeste de Sudán.

Tregua rota

Las acusaciones del embajador estadounidense se producen dos días después de que haya habido nuevos enfrentamientos entre tropas sudanesas, ayudadas por los Janjaweed, y los rebeldes, rompiendo así la tregua acordada por las partes en conflicto en Abuja (Nigeria). Los combates han provocado la huída de unas 30.000 personas, así como la de miembros de organizaciones humanitarias que trabajan en la zona. Alrededor de 30 de estas personas han tenido que ser evacuadas con helicópteros militares de la Unión Africana (UA), que ha desplegado en la región un contingente de observadores.

Las autoridades de Sudán han acusado a los rebeldes de haber violado el alto el fuego y han proclamado el estado de emergencia en los territorios septentrionales de Darfur. La medida ha sido adoptada por el gobernador local, Osman Yusuf Kibir, que también ha impuesto el toque de queda en esa área.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar