Estados Unidos pide que las organizaciones católicas participen de su estrategia para combatir el SIDA

El Gobierno de los Estados Unidos ha pedido este jueves, 29 de julio, la colaboración de las organizaciones católicas con su estrategia para combatir …

Forum Libertas

El Gobierno de los Estados Unidos ha pedido este jueves, 29 de julio, la colaboración de las organizaciones católicas con su estrategia para combatir la propagación del sida en el mundo. La propuesta, realizada por medio de una videoconferencia celebrada en la embajada americana ante la Santa Sede, se justifica en el hecho de que el 27 por ciento de las instituciones sanitarias que prestan sus servicios de acogida de enfermos de sida en los países más pobres son católicas. Mientras EE.UU. formulaba esta sugerencia, la Santa Sede anunciaba en la misma videoconferencia la creación de una fundación para la asistencia de los enfermos de sida, concretamente para los afectados en el continente africano, según información publicada por www.zenit.org.

 

Cada día, tres 11-S

 

El embajador Randall Tobias, coordinador del proyecto global contra el sida del Gobierno de Estados Unidos, intervino en la videoconferencia desde Washington para recordar que la administración Bush quiere asignar 15 mil millones de dólares en los próximos 5 años para combatir la expansión del VIH. Según Tobias, la enfermedad está provocando cada día “al menos tres veces el número de muertos de los atentados del 11 de septiembre”. Además de sugerir la ayuda de las instituciones católicas para atajar el número de víctimas, el embajador explicó que su gobierno está dispuesto a recurrir al mercado para reducir el precio de los fármacos antirretrovirales. Se trata de explotar la competición entre empresas concurrentes para reducir los costes de las sustancias antisida. Con esta finalidad, el gobierno de Washington ha pedido a la industria farmacéutica de todo el mundo que sometan sus productos a los test de las autoridades estadounidenses para los fármacos (Food and Drug Administration) y, de esta manera, que puedan ser adquiridos y distribuidos en el ámbito de su programa.

 

Representantes de la Comunidad de San Egidio, presentes en África con distintos proyectos de asistencia a enfermos de sida, han afirmado que es necesario promover la formación del personal médico local para una correcta aplicación de los fármacos distribuidos en el continente africano. Mario Marazziti, representante de San Egidio, subrayaba, en referencia al papel de los medios de comunicación en el tema del sida, que “cuando se da a entender a la población africana que existen tratamientos contra el sida, entonces los tabúes y prejuicios sociales respecto a la enfermedad y al enfermo disminuyen”.

 

Objetivo, África

 

Con respecto a la creación de una fundación de asistencia a enfermos de sida, el presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, el cardenal Javier Lozano Barragán, informaba a través de la videoconferencia de que la Fundación El Buen Samaritano dependerá de este organismo vaticano y tendrá por objetivo “ayudar a los enfermos de todo el mundo, en particular los del sida con una connotación más fuerte hacia los enfermos en África”. “El compromiso –según el cardenal- es planificar las necesidades más urgentes del sida y distribuir los recursos según las exigencias prioritarias en todo África y quizás también en otras partes del mundo”. En cuanto a las medidas de prevención, el purpurado señala que hay que prestar una especial atención a la “prevención y educación en los valores cristianos de fidelidad, especialmente de la castidad, fidelidad conyugal y abstinencia sexual, y particular atención a la transmisión vertical madre-hijo y a la sanguínea”.

 

Relajación en España

 

Con respecto a los efectos del sida en España, el presidente de Cruz Roja Española, Juan Manuel Suárez del Toro, mostraba este jueves su preocupación por el aumento de contagios por el VIH a causa de una cierta relajación por parte de los ciudadanos, que se “acomodan” en sus prácticas de riesgo. Suárez del Toro apuntaba la posibilidad de un rebrote de la enfermedad, a pesar de los avances médicos en este terreno, por la falta de precauciones en las relaciones sexuales. Cruz Roja ha atendido en el 2003 a 24.610 afectados por el virus del sida. Si todas las medidas de prevención adoptadas por las administraciones siguen haciendo hincapié en el uso de preservativos, como el medio más seguro, posiblemente los temores de Suárez del Toro sean algo más que ciertos.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar