Estatuto catalán: Las discrepancias del Consejo Consultivo reproducen la pugna política

El proceso de reforma del Estatuto catalán, que ha sido de forma repetida uno de los grandes temas del verano en la prensa española, ha provocado en l…

El proceso de reforma del Estatuto catalán, que ha sido de forma repetida uno de los grandes temas del verano en la prensa española, ha provocado en los últimos días que ya se hable de algo así como el 4 contra 3, en referencia a la pugna entre los 7 miembros del Consejo Consultivo de la Generalitat sobre temas como la financiación o la educación. Este organismo está reproduciendo las fuertes discrepancias entre las fuerzas políticas, lo cual resta valor moral a ésta y otras futuras posiciones sobre proyectos legislativos, que no son vinculantes y, a diferencia de una sentencia judicial dictada sin unanimidad por un tribunal colegiado, no van a resolver nada sobre el fondo de la cuestión. La dimensión moral es, por tanto, básica en este caso por tratarse precisamente de un Consejo Consultivo. Ello, además, puede hacer que el organismo pierda el prestigio con que contaba hasta ahora como organismo independiente.

 

Entre los puntos de división entre los consejeros propuestos por Partido Socialista (PSC), Iniciativa-Verds (IC-V) y Partido Popular (PP) por un lado y Esquerra Republicana (ERC) y Convergència i Unió (CIU) por otro, destacan la configuración de la Agencia Tributaria, la capacidad normativa sobre todos los tributos y el intento de limitar la cesión al Gobierno español a un máximo del 50 por ciento de los impuestos recaudados por la Generalitat. Hay 4 consejeros que ven inconstitucionales estos planteamientos (2 del PSC, el de Iniciativa y el del PP) y 3 que piensan lo contrario (los 2 de CIU y el de ERC). Lo mismo sucede con la propuesta convergente de “concierto económico solidario”. En cuanto a las competencias, el primer capítulo será considerado constitucional, con la única oposición del representante propuesto por el PP, y el segundo también, con la única excepción de un apartado sobre educación.

 

El Consejo Consultivo hará público el dictamen este próximo lunes, aunque se han ido conociendo estos días ya las posiciones de sus miembros, que son concretamente estos 7 juristas: Joaquim Tornos y Pere Jover (PSC), Jaume Camps y Agustí Bassols (CIU), Jaume Vernet (ERC), Joaquim Borrell (PP) y Marc Carrillo (Iniciativa). La omnipresencia del tema en los medios de comunicación y la constante guerra de declaraciones de los principales dirigentes políticos catalanes ha transmitido a la ciudadanía un ambiente de presión sobre el organismo asesor, cuyo informe final no necesariamente marcará un antes y un después porque no se trata de una decisión ejecutiva ni de una sentencia, sino de un texto puramente orientativo para el Gobierno catalán y el arco parlamentario.

 

Por otro lado, se da la circunstancia de que Jaume Camps (CIU) y Jaume Vernet (ERC) tienen previsto presentar un voto particular al dictamen porque dudan de que el Consejo Consultivo tenga capacidad jurídica para pronunciarse sobre la constitucionalidad de un proyecto de ley como el nuevo Estatuto. El problema es que el marco autonómico actualmente vigente sólo puede dedicarse a evaluar si las leyes catalanas se ajustan al propio Estatuto, pero no a la Carta Magna española, con la única excepción de los recursos de inconstitucionalidad, que no es el caso.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>