“Este sí que es el profeta que tenía que venir al mundo”

Esta fue la exclamación de una multitud que fue testigo y beneficiaria de la acción portentosa que había realizado Jesús, …

Forum Libertas

Esta fue la exclamación de una multitud que fue testigo y beneficiaria de la acción portentosa que había realizado Jesús, dando de comer a más de cinco mil personas, con solo 5 panes y 2 peces; y sobró en abundancia. Y lo hizo sin despeinarse. Si algo así ocurriera entre nosotros ahora, (crisis, paro, pobreza, hambre…) también exclamaríamos: Este sí que es el dirigente que necesitamos. Dice un refrán que “Dios escribe derecho con renglones torcidos”.

Y nosotros aducimos: ¿Y no sería mejor que Dios escribiera siempre derecho con renglones derechos? ¡Qué hermosa sería la vida entonces! Y parece como si quisiéramos enmendarle la plana a Dios. Un escritor escribía con cierta gracia: “Es que Dios creó el mundo sólo en seis días; y esas prisas se notan”. Y se nos ocurre proponerle a Dios un plan a nuestra medida: ¿Padre Dios, por qué no te das una vueltecita cada semana y nos arreglas los problemas que nos acucian?

Los ingleses tienen también refranes muy sabios; he aquí dos ejemplos: “Dios nos dio las manos, pero no hizo los puentes.” “Dios nos manda el agua pero la reparte el alcalde”.

Esta es la grandeza del hombre: Que ha sido creado a imagen de Dios; y al mismo tiempo Dios lo ha creado libre para poder optar por el camino que crea más conveniente seguir. No podemos pasarnos la vida poniendo en las manos de Dios la pelota que Dios puso en las nuestras. Somos administradores de los bienes de Dios.

Pero Dios está ahí: presente, vigilante, operante, inspirador; providencial, amoroso siempre.

(Victor Hugo, sobre Dios: “El invisible evidente”).

En Cristo Dios nos ha revelado su Plan, y nos ha dicho: buscad ante todo el Reino de Dios y su justicia; y todo lo demás vendrá rodado. Ahora que se dice que lo verdaderamente válido es lo que se decide por consenso, pues sería maravilloso que consensuáramos el dedicarnos de lleno a esto de “Dios y su Justicia”. Y otro gallo nos cantaría.

Hazte socio

También te puede gustar