ETA, la investigación, de Jean Chalvidant

Como otras veces ha ocurrido con buena parte de la historiografía española, ahora también es un extranjero –en esta ocasión un francés, no un american…

Como otras veces ha ocurrido con buena parte de la historiografía española, ahora también es un extranjero –en esta ocasión un francés, no un americano o inglés– quien escribe e interpreta un episodio concreto y conflictivo de nuestra Historia. Jean Chalvidant, doctor en Letras, viajó por España como enviado especial de varios medios de comunicación galos durante la última época del franquismo y la Transición. Especialista en cuestiones de terrorismo, colabora con el Centro de Investigaciones sobre las Amenazas Criminales Contemporáneas, adscrito al Instituto de Criminología de la Universidad de Assas (París). Es un investigador que sabe de lo que habla. Y eso se nota: Chalvidant consigue hilvanar un libro muy bien documentado que está dividido en tres partes fundamentales.
 
La primera trata sobre la esencia y las raíces del nacionalismo vasco –“El País vasco es una realidad”, se titula el tercer capítulo – y los orígenes de la banda terrorista ETA. En las primeras cien páginas el autor hace uso de una prosa muy fluida, tratando –muchas veces con éxito– de hacer un análisis político de la situación vasca y la razón de ser de la existencia de ETA. Aún así, al tratarse de un estudio de carácter más bien sociológico, esta primera parte carece de profundidad, por lo que no puede dar el paso de convertirse en un juicio histórico argumentalmente potente. Sin embargo, la reflexión que Chalvidant hace sobre ETA y sus posibilidades de continuar la vía armada son interesantes. Según él, en una Europa enfocada a convertirse en un macroestado –“cada vez menos compuesta por naciones”, dice–, el deseo de “imponer la creación de un nuevo Estado” es “anacrónico y surrealista”.
 
La segunda parte del libro se centra en la organización, la cúpula y los activistas de ETA. En cuatro capítulos, el autor muestra la evolución de la banda terrorista desde su nacimiento hasta nuestros días. Pero, aún y lo dicho anteriormente, no es únicamente una obra histórica. También hace un esfuerzo fructuoso para penetrar en las fuentes de reclutamiento de la organización, los jóvenes procedentes de la kale borroka. En el capítulo más largo (146 páginas), Chalvidant bucea en el perfil sociológico-psicológico de los activistas de ETA. Para ello, confecciona exhaustivas fichas biográficas correspondientes a 150 etarras, en las que se detallan sus orígenes y acciones en el seno de la banda. Un documento único, fruto de un trabajo arduo y paciente.
 
La tercera y última parte del libro está dedicada a los anexos que Jean Chalvidant hace a la obra general. En ellos se hace una relación de las 856 víctimas de ETA, los 229 terroristas muertos, los 84 secuestros realizados por la banda, los candidatos a cargos de HB-EH y sus relaciones con ETA, y un apartado sobre la lista de personas y grupos terroristas elaborada por la Unión Europea, donde los miembros de la organización vasca tienen un gran protagonismo. En definitiva, la profusión de datos con  la que Chalvidant avasalla al lector que no conoce exhaustivamente la materia convierte a ETA. La investigación en un imprescindible manual de consulta. A la vez, permite hacerse una idea muy certera sobre lo que ha sido y es ETA, el funcionamiento de este grupo y la conquista de la sociedad vasca a través de sus organismos satélites.
 
ETA. La investigación
Jean Chalvidant
Ediciones Jaguar
398 págs
18 euros

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>