Europa: Hay más divorcios, pero también más ayudas

España es el país de la Unión Europea (UE) de los Veinticinco en la que los matrimonios duran más tiempo, pero también en el que las familias reciben …

España es el país de la Unión Europea (UE) de los Veinticinco en la que los matrimonios duran más tiempo, pero también en el que las familias reciben menos ayudas por parte del Estado. Además, a pesar de que los matrimonios es España son mucho más estables que los europeos, la natalidad es uno de los datos más críticos con referencia a los españoles, muy por debajo de la media necesaria para garantizar el mantenimiento de la población. Son datos del informe Evolución de la Familia en Europa 2006, que el Instituto de Política Familiar (IPF) presentó este martes, 9 de mayo en el Parlamento Europeo. 

 

Pese a que el número de divorcios ha crecido en los últimos diez años un 59 por ciento, el informe del IPF muestra que España lidera el ranking de fidelidad matrimonial en Europa, con una duración media de 13,8 años, frente a los 7 años que muestra Chipre, el último de la lista. El segundo clasificado es Eslovenia (13,3 años), Eslovaquia (13,1) y Holanda (12,9). En el otro extremo, el de los países en que las parejas se separan antes, por encima de Chipre, están Austria (9,4 años), Alemania (10,4), Hungría (10,9 y Reino Unido, también con 10,9 años de duración media.

 

En términos generales, a pesar del aumento de la población en la UE, con catorce millones de personas en los últimos diez años, cada vez se producen menos matrimonios (una reducción del 23,5 por ciento desde 1980 hasta 2004) y a edades más tardías (los varones a los 30 años y las mujeres a los 27,7 años).

 

Con respecto a los divorcios, en la Europa de los Veinticinco también se han incrementado, un 50 por ciento desde 1980. En 2004, por ejemplo, se producía una ruptura cada 33 segundos.

 

España, entre los tres primeros

 

El país donde más ha crecido el número de divorcios en los últimos diez años es Portugal, con un incremento del 89 por ciento, seguido de Italia (62) y de España, con un 59 por ciento de aumento.

 

Además, en Europa en general y en España en particular, se ha producido entre 1982 y 2005 un importante descenso de la natalidad: el 15,3 por ciento en Europa. Muy por debajo de la media necesaria para garantizar el mantenimiento de la población (2,3 hijos), España se sitúa en 1,32 hijos, mientras que Grecia (1,29) e Italia (1,34) acompañan a España en ese índice de natalidad crítico. La media de las españolas a la hora de tener su primer hijo se sitúa en los 30,84 años.

 

La natalidad extramatrimonial es otro de los fenómenos crecientes en la Unión Europea: en 25 años ha pasado del 9,6 por ciento al 32,8 por ciento, por lo que uno de cada tres niños nace fuera del matrimonio. según el informe del IPF.

 

Los más pobres en ayudas familiares

 

Los datos del informe del Instituto de Política Familiar vienen a constatar que una las causas de la baja natalidad en España, comparado con Europa, es, precisamente, porque nuestro país es el que menos ayudas estatales dedica a la familia, un 0,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB). Cifrado en euros, la media de la UE está en 461 euros por persona y año, mientras que España cuenta con una ayuda de 123 euros.

 

El abismo que media entre países como España, Polonia (98 euros), Lituania (103) o Letonia (124), con los que encabezan el ranking de prestaciones familiares, como Luxemburgo (1.889), Dinamarca (1.043), Austria (805) o Suecia (755) es algo más que considerable. España, Italia, Portugal y Grecia son los países de la Europa de los 15 que menos ayudan a la familia, según los datos del informe del IPF.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>