“Exigir la integración y combatir el islamismo”, propuesta unánime de la Democracia Cristiana alemana

El Congreso del partido democratacristiano alemán, la CDU, concluyó ayer en Dusseldorf con un documento aprobado por unanimidad titulado Por el interé…

El Congreso del partido democratacristiano alemán, la CDU, concluyó ayer en Dusseldorf con un documento aprobado por unanimidad titulado Por el interés alemán, fomentar y exigir la integración y combatir el islamismo.

 

Esta moción presentada por la presidencia incluye un listado de obligaciones para los emigrantes que quieran vivir en Alemania: aceptar valores “irrenunciables” como “la dignidad humana, justicia, solidaridad, libertad y la igualdad entre hombres y mujeres”, “el dominio con seguridad de la lengua alemana”, “distanciarse con claridad de palabra y hechos del islamismo” y participar en cursos de “integración”.

 

La propuesta distingue entre el Islam y el islamismo, siendo éste último “una ideología totalitaria dentro del Islam contemporáneo” y “una reacción contra la modernidad y se define como una oposición radical contra la civilización occidental y sus principios”.

 

En el Congreso fue destacada la participación de Edmund Stoiber, primer ministro de la populosa Baviera y presidente de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), el partido hermano de la CDU. Stoiber resumió el espíritu de estos partidos con la fórmula “ninguna tolerancia para la intolerancia”. Además, se mostró de acuerdo con la presidenta democristiana Angela Merkel, reelegida en este congreso, al afirmar que Turquía no debería entrar en la Unión Europea por ser “un país extraeuropeo con una tradición histórica y cultural diferentes”. Se da la circunstancia de que junto con Europa del Este, Turquía es uno de los países que más acoge la deslocalización de industrias alemanas.

 

Clases de Islam en alemán

 

La propuesta de la CDU pide que las clases de religión islámica en las escuelas públicas se impartan en alemán, bajo las autoridades educativas del país, con profesores formados en Alemania. Las universidades darán formación en teología islámica y en ellas podrán formarse los imanes. Se evitará la situación actual en la que los imanes llegan a Alemania del extranjero, sin conocer la sociedad alemana, están unos pocos años y propagan interpretaciones del Corán incompatibles con el orden jurídico alemán.

 

En Francia, lo mismo

 

En Francia el ministro francés de Interior, Dominique de Villepin, también quiere “imanes franceses que hablen francés”, según ha declarado al diario LE PARISIEN.

 

“De los 1.200 imanes que hoy ejercen en nuestro país, un 75% no son franceses y un tercio no habla nuestra lengua”, se lamenta el ministro de Interior.

 

Puesto que es “inaceptable que no conozcan nuestro idoma”, el ministerio tiene previsto organizar cursos de aprendizaje de francés para los imanes. También se quiere controlar la financiación del Islam “porque hoy las modalidades vigentes no son satisfactorias y el dinero procedente del extranjero circula sin ningún control”.

 

Villepin estima que “de las 1.685 mezquitas censadas en octubre de 2004, apenas 50 puedes considerarse afines a corrientes radicales” y afirma que de los cinco millones de musulmanes en Francia el porcentaje de practicantes “es más o menos el mismo que en las otras religiones, un 10%”.

 

 

 

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>