Exiliados cubanos critican que el Gobierno español quiera reducir las sanciones al régimen castrista

Representantes de exiliados cubanos en España han criticado que el Gobierno español muestre una política de “diálogo y acercamiento” al régimen de Fid…

Forum Libertas

Representantes de exiliados cubanos en España han criticado que el Gobierno español muestre una política de “diálogo y acercamiento” al régimen de Fidel Castro al proponer a la Unión Europea (UE) que suavice las sanciones contra Cuba. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha reconocido este hecho en una respuesta en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Moratinos ha manifestado que el Gobierno socialista considera que la actual política de sanciones que la UE aplica a Cuba no es eficaz para lograr la liberación de los disidentes encarcelados. Sin embargo, Antonio Guedes, vicepresidente de la Unión Liberal Cubana, uno de los grupos del exilio en España, considera que Zapatero “está cayendo en el chantaje” que impone Fidel Castro a los países europeos. “Fidel Castro mantiene un pulso con los gobiernos europeos para que modifiquen las sanciones… Si España sigue presionando en Bruselas y finalmente se rebajan, entonces el único que saldrá victorioso es el régimen castrista”, ha afirmado Guedes en declaraciones a EUROPA PRESS.

Europa impuso el año pasado una serie de sanciones a La Habana precisamente por la encarcelación de 75 disidentes, entre ellos el periodista Raúl Rivero, en marzo de 2003, en lo que se conoce como la Posición Común de la UE sobre Cuba, impulsada por el anterior Gobierno de José María Aznar. Para Guedes, lo más preocupante de las propuestas de Zapatero no es que Castro “salga fortalecido” con este planteamiento, sino que los representantes de la oposición democrática en la isla caribeña “se sientan solos ante el peligro y sin el actual apoyo de la comunidad internacional”, al mismo tiempo que los presos políticos se desmoralicen ante la nueva situación si se produjera. “No entendemos la actitud del Gobierno de Zapatero… La actual Posición Común sirve para dar un apoyo moral y solidario a los presos de conciencia y a todos los disidentes, así como un reconocimiento internacional a la oposición democrática y al pueblo cubano”, manifestaba Guedes.

Choque dialéctico en el Congreso

En la sesión de control al Gobierno, el diputado del PP Jorge Moragas preguntaba a Moratinos si era cierto que el Ejecutivo estaba intentando convencer al resto de socios europeos para rebajar la aplicación de sanciones a Cuba y, en concreto, si la Embajada española invitará a los disidentes a la Fiesta Nacional del 12 de octubre, una de las medidas adoptadas por los Quince. La respuesta de Moratinos con respecto a este tema no se hacía esperar y afirmaba que la decisión de “invitar sólo a los disidentes a las fiestas nacionales se ha revelado como el peor instrumento para mejorar la situación de los disidentes, y eso lo dicen los propios disidentes y los propios presos de conciencia”. Con respecto a las sanciones aplicadas, el ministro de Exteriores manifestaba que “Todo el mundo se da cuenta de que es una medida irracional que no va a ningún sitio, porque si ustedes quieren penalizar al régimen de Cuba lo que hacen es traer a los embajadores, pero lo que no se puede es tener a los embajadores congelados. El embajador es un instrumento de diálogo, de cooperación, de exigencia y por lo tanto de reclamación de derecho”. Hay que recordar que las sanciones incluían la “congelación” de la actividad de los embajadores europeos en La Habana.

Por otra parte, el disidente cubano Luis Enrique Ferrer ha iniciado una huelga de hambre “hasta el final” para denunciar el “trato sádico y las golpizas” que recibe en la cárcel cubana donde cumple una condena de 28 años de cárcel, según ha informado el destacado líder de los presos de conciencia en Cuba, Oswaldo Payá.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar