El factor humano, responsable de que las bacterias resistentes a los antibióticos se multipliquen

Lo advierten tres expertos: una superbacteria sale de los hospitales y pasa a la población por las “inadecuadas medidas de control”, mientras “los humanos modificamos el mundo de las bacterias” y las diseminamos a través de excrementos y aguas contaminadas

Superbacterias resistentes a los antibióticos que se pueden propagar entre la población Superbacterias resistentes a los antibióticos que se pueden propagar entre la población

La mano del hombre está detrás de la preocupante multiplicación de bacterias resistentes a los antibióticos. Así lo constatan tres expertos, que advierten de que los humanos estamos modificando el mundo de las bacterias, que crecen de forma exponencial mientras se relajan la prevención y los controles.

Lo certifican con dos ejemplos. Por una parte, una superbacteria, que se había hecho fuerte en los hospitales al no existir fármacos eficaces para tratarla, se está propagando ahora entre la población debido a las “inadecuadas medidas de prevención y control”.

Por otra, “los humanos estamos modificando el mundo de las bacterias, extinguiendo unas y diseminando otras a una velocidad exponencialmente creciente” a través de excrementos y aguas contaminadas.

Pero no son los únicos ejemplos. Hace unos meses se daba a conocer una amenaza concreta en el trasfondo del cambio climático: el deshielo del permafrost, que al derretirse libera virus y bacterias latentes que vuelven a la vida con el consecuente riesgo se transmitir “peligrosas enfermedades”.

Por otra parte, en diciembre de 2016 se advertía del abuso de antibióticos, que amenaza a millones de personas debido a que, con ese abuso, las bacterias multirresistentes están proliferando y muchas de ellas han desarrollado resistencias a los antibióticos. “Morirán diez millones de personas cada año, los riesgos son demasiado grandes como para ignorarlos”, alertaba entonces un experto internacional en la materia.

Los laboratorios se esfuerzan por encontrar antibióticos que neutralicen a las bacterias más resistentes

Los laboratorios se esfuerzan por encontrar antibióticos que neutralicen a las bacterias más resistentes

Una superbacteria endémica, en la calle y fuera de control

En cuanto a la bacteria que se ha hecho endémica y resistente a los antibióticos fuera de los hospitales, la Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés), la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha considerado clasificarla como una prioridad de salud pública, precisamente porque se transmite de manera endémica fuera de los hospitales.

Las conclusiones del estudio más exhaustivo realizado hasta la fecha sobre la extensión de la llamada superbacteria demuestran “la necesidad de revisar las prácticas y políticas actuales de control de la infección”, según Francesc Coll, primer autor de la investigación, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

De hecho, la MRSA es una cepa de la especie Staphylococcus aureus frente a la que los antibióticos ya no son eficaces y, al no existir fármacos para tratarla, se había convertido en una de las causas principales de infecciones en hospitales, aunque ahora ese riesgo ha saltado a la calle.

La peligrosa bacteria suele ser inocua en personas sanas, pero puede causar complicaciones graves en una minoría de afectados. En aquellos raros casos en que la infección afecta a la sangre, resulta mortal en uno de cada cinco pacientes, según informaba el pasado 27 de octubre una información publicada por La Vanguardia.

Los resultados presentados en la revista Science Translational Medicine sobre el estudio constatan que a lo largo de un año se han producido 173 brotes de MRSA en una zona de 16.000 kilómetros cuadrados estudiada al este de Inglaterra.

Del total de brotes, un 68% se restringieron a hospitales, mientras en un 16% la bacteria circuló entre los centros sanitarios y el exterior, y otro 16% de brotes se produjo íntegramente fuera de los hospitales.

“El estudio indica que no se han llevado a cabo adecuadamente las medidas de prevención y control” de la MRSA, concluía Antoni Trilla, epidemiólogo del Hospital Clínic de Barcelona.

“Debemos cambiar la forma de abonar los cultivos y mejorar los sistemas de tratamiento de las aguas”, aconseja un experto investigador del CSIC

“Debemos cambiar la forma de abonar los cultivos y mejorar los sistemas de tratamiento de las aguas”, aconseja un experto investigador del CSIC

Bacterias que se multiplican

Por otra parte, Josep Peñuelas, doctor en Ecología e investigador del CSIC, afirma que “las bacterias resistentes a los antibióticos se multiplican” actualmente debido a que “nuestros excrementos viajan alrededor del mundo junto con los billones de turistas que dispersan los microbios y los genes de resistencia a los antibióticos que contienen”.

Peñuelas hace esta afirmación en una entrevista publicada por el diario La Vanguardia el pasado 30 de octubre, y considera que “debemos cambiar la forma de abonar los cultivos y mejorar los sistemas de tratamiento de las aguas”.

De hecho, “muchos de los cultivos del planeta se abonan con aguas residuales o purines poco o nada tratados, de manera que los microorganismos que contienen esas aguas contaminan los vegetales, las frutas y las verduras”, añade en la entrevista.

Al hablar de aguas residuales se refiere a “nuestros orines y nuestras heces, las ciudadanas y las agrícolas. Hay más de 500.000 km2 de tierras de cultivo que se irrigan con esas aguas y un 80% no están tratadas e, incluso, las tratadas no lo están para toda esa serie de compuestos que estamos generando los humanos: farmacéuticos, contaminantes, poliaromáticos…”, aclara.

Como consecuencia de todo ello, “la nueva generación de microorganismos resistentes a los antibióticos se está extendiendo rápidamente, lo que puede traer epidemias”, concluye.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>