Familia y comunicación

En un mundo globalizado en el que se han multiplicado los actores y los centros de poder, y en el que los medios de comunicación crean la apariencia de mayor comunicación y participación social, el Papa, en la Jornada de las Comunicaciones Sociales decidio hablar de la familia como tema central. ¿Qué lugar ocupa la familia en este mundo compuesto por numerosas constelaciones sociales? Se trataba de arrojar luz sobre la naturaleza social de la institución familiar y de resaltar su capacidad innata de crear una cultura de encuentro. No se pueden ignorar las distorsiones y patologías que aquejan a la familia, pero tampoco se pueden silenciar sus virtudes naturales de acogida mutua, diálogo y comunicación.

La familia es una unidad hecha de vínculos generacionales que permiten aprender la lengua materna, reconocerse como miembros de una tradición heredada, acoger la Fe de los mayores, aprender la virtud de la solidaridad y reconocer y perdonar errores propios y ajenos.

De este modo la familia, apuntaba Francisco, es una escuela que crea relatos frente a la tendencia de los medios a generar mera información. Los medios de masas podrían aprender de este estilo de comunicación que busca el encuentro y no la divergencia. Claro que, para ello, la familia debe también ser reconocida como agente creador de cultura con una función social ineludible.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>