Fui al 18J porque he sido víctima del divorcio

Ante el debate sobre el matrimonio homosexual no cesan de aparecer estudios que versan sobre "lo bien que van a estar los niños que sean dados en…

Forum Libertas

Ante el debate sobre el matrimonio homosexual no cesan de aparecer estudios que versan sobre "lo bien que van a estar los niños que sean dados en adopción a los gays". Estudios claramente manipulados y totalmente sectarios.
Me hace gracia ver cómo muchos medios de comunicación, publican artículos en los que se recuerda que la Iglesia también se opuso en su momento al divorcio (para los que no lo sepan se sigue oponiendo, gracias a Dios), y que hoy es una realidad más de la sociedad perfectamente aceptada.
 
Realidad, sí, pero una muy triste realidad. ¿Quién habla de las víctimas del divorcio? ¿Es que no somos víctimas los que hemos sufrido la fractura familiar avalada por una ley que fomentaba la irresponsabilidad a la hora de contraer matrimonio y una mayor irresponsabilidad para disolver el vínculo?   ¿Quién nos va a devolver la felidad robada de nuestras infancias? ¿Quién restituirá ese vacío al ver que todos nuestros compañeros tenían padre y madre y nosotros una situación anormal?
 
Pero claro, ¿a quién le importa? En su momento fue el precio para ganar un puñado de míseros y egoístas votos. Hoy, el precio es el divorcio exprés y el asemejar el matrimonio con las parejas gays. ¡Es una política que frivoliza con la vida de los seres humanos!
Habiendo vivido ésto, se me parte el alma al pensar en los niños que, si sale adelante la ley, serán adoptados por homosexuales. Les podrán dar todo el cariño del mundo (mi madre me lo dio de sobra) pero todos necesitamos la figura de un padre y una madre, son insustituibles y esto no me lleva a afirmarlo un determinado pensamiento ideológico o religioso, me lleva a afirmarlo mi propia experiencia.
 
¡Bastante desgracia tienen los pobres niños a adoptar, que serán o huérfanos o víctimas de situaciones díficiles como para que el Estado les aporte como salida una solución antinatural, una situación aún más traumática!
La familia, por naturaleza, es la única solución. Hablo desde la experiencia y es algo que nadie me puede discutir. Escucho tanto estudio… tanta idiotez, y pienso ¡los niños no le importan a nadie! Bueno a nadie no, a más de millón y medio de personas sí, el 18 de junio alzaron sus voces (sin llegar a vociferar… ¡cualquiera se atreve!). Yo también estuve allí, mi conciencia no me perdonaría no ser la voz de todos esos niños indefensos que serán el experimento de un desgobierno antisocial. 
Hace años (en esas manifestaciones en contra del divorcio) alguien fue mi voz, gracias. Hoy yo no puedo ser menos. Gracias, sobre todo, a la Iglesia siempre Madre y protectora del débil, del indefenso, del que no tiene voz.
Hazte socio

También te puede gustar