Futuros cambios en el sistema monárquico democrático

El Rey recibe a Rajoy en la Zarzuela

Es indudable que el mundo está sufriendo cambios vertiginosos en muchos ámbitos, por la globalización, la tecnologización, y las finanzas.

Hay un descrédito de la vida pública que no lo había habido en la Monarquía Parlamentaria, establecida después de la Autarquía de Franco; en España el Ex Ministro de Obras públicas, de aquella época: Gonzalo Fernández de la Mora (RIP), nos habló en su libro “El crepúsculo de las ideologías” publicado en 1965, de la caída de las ideologías; del cambio de forma subterránea que se gestaba, porque si las ideologías han caído; ahora caemos en la cuenta, que también caerán los partidos políticos a mediato plazo, como ha sido con las dos grandes dictaduras del siglo XX: primero el nazismo, y más recientemente en un año histórico 1989 el consumismo.

Estamos empezando a vivir los estertores de la democracia partitocrática en gran parte del mundo, y el cambio futuro hacia un nuevo Sistema Político. En el que la figura de la Monarquía continuará, en España, ya que si por algo tenemos democracia, es por la gran labor que realizó S. M. D. Juan Carlos I, que supo llevar a España de una “dictadura” a la democracia parlamentaria representativa. Y, jamás olvidaremos su papel el 23-F de 1981, en el que el sistema político sobrevivió gracias a su magistral participación.

Ahora, tratando de tomar perspectiva, de lo que nos está pasando a nosotros en España, es un síntoma de un mal mucho mayor y muy extendido. Un mal que, me temo, está atacando a las naciones que no tienen un sistema de gobierno fuerte y consolidado. Los síntomas abundan. La causa, no es tan clara. En lo superficial hay una profunda desconfianza, un profundo descontento hacia los partidos políticos. En España, los síntomas están por todos lados: el crecimiento de los nacionalismos vasco y catalán, que llegan al extremo de pedir ahora la independencia de España radicalmente (en los últimos 30 años de Monarquía democrática), comenzando desde principios del siglo XX, y ahora en el siglo XXI claman, desde el periodo de gobierno de Artur Mas, realizaron un simulacro de Referéndum anti-democrático, en Cataluña. Hoy día la alcaldesa de Barcelona (Ada Colau del partido Barcelona-Comú) “populista” a su manera, pide el Referéndum. Pero recordemos que S. M. Felipe VI, ratificó ante el nuevo presidente autonómico catalán: Carles Puigdemont: “Debemos velar por el Bien Común de España”.

Ahora en los dos últimos años el surgimiento del populismo de PODEMOS a nivel nacional quiere llegar a Gobernar España en las Elecciones Generales pasadas del 26-Junio. El debate del lunes 13-06-2016 entre los 4 candidatos: Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias, fue soso, y la Prensa dio como ganador a Rajoy, Rivera fue valiente. Sánchez, gris, e Iglesias de PODEMOS parecía un cordero, pero es un lobo con piel de oveja (totalitario). El 22 de junio, el líder de PODEMOS-Cataluña dijo: “ellos (Pablo Iglesias y Xavier Domènech) quieren un referéndum a la Escocesa como el modelo Británico”. Fijaos que, la relación de Escocia con Inglaterra, no tiene ninguna relación con nuestra historia española. A pesar del triunfo de Brexit la semana pasada; palabra inglesa que significa la fusión de Britain <Gran Bretaña> y exit <salida>.

Por eso ante las elecciones para los cristianos españoles fueron muy importantes las declaraciones de Monseñor Munilla (Obispo de San Sebastián) que, dijo: “Hay que anteponer el voto en conciencia al voto útil”. Y Gil Tamayo, Secretario General de la CEE dijo: “que se busque el bien común y el espacio socio de diálogo y cohesión social”. Se entiende claramente su mensaje, y a quién favoreció el 26-J.

Esta desconfianza se da en muchos lugares del mundo. Ese es el síntoma. Y, la causa más de fondo: nuestra democracia está en la futura quiebra del sistema de partidos. El tema va más allá de la desconfianza: en muchos casos se pasa de la desconfianza al enojo. En muchos casos, ya no se vota por alguien: se vota en contra de alguien. Se vota por odio.

Es fácil concluir de ahí que no es la Monarquía democrática la que está en quiebra en España. No. Lo que está en quiebra son los partidos políticos. No es forzoso que para que haya Monarquía democrática, haya partidos políticos. Los partidos políticos son un dispositivo, una conveniencia para poder organizar a las distintas opciones políticas y poderlas presentar a la ciudadanía de manera que pueda expresarse de una manera coherente. Pero no son indispensables. Su mensaje para nosotros es simple y aterrador: “sin nosotros, lo que queda es la anarquía”. Recordando a Luis XIV, el Rey (absolutista) sol, que dijo: “Antes o después de mí el diluvio”.

“De hecho, hoy en el mundo. Muchas de nuestras formas e instituciones democráticas proceden de una situación demográfica que ha cambiado radicalmente y de una situación tecnológica completamente distinta. Cuando se empieza a generalizar la democracia en los siglos dieciocho y diecinueve, el 80% o más de la población de los países vivía en los campos, en comunidades pequeñas y muy apartadas entre sí, con pueblos pequeños que servían de puntos de comercio y de reunión, con comunicaciones muy primitivas y lentas así como con una gran escasez de noticias”.

Pero en un período intermedio lo que se puede prever, en el caso de España, es que los partidos políticos sean cada vez menos relevantes, y, que cada vez haya más sociedades independientes que tomen parte de las funciones que hoy en día monopolizan las formaciones políticas. Sociedades intermedias, más participativas, como: la COEE, CEPYME, OCU, CONCAPA, CEAPA, Fomento Nacional del Trabajo, Confebak, y sindicatos en general (pero no los de los partidos políticos que son correas de transmisión de los mismos partidos), etc.

Las ONG’s han jugado un papel decisivo en estos últimos años, sobresaliendo uno (de la Iglesia) Cáritas que da alimentos a muchísimos desempleados; y Asociaciones Cívicas como: el Foro de la Familia, Red Madre, Fundación Madrina, Voces contra el Terrorismo, e-Cristians, HazteOir.org. Y tantas Asociaciones que han surgido (disculpad no mencionarlas a todas) ante la inacción de los partidos políticos; estas Asociaciones son apolíticas y apartidistas que, suman muchas de las funciones que hoy están llevando a cabo los partidos políticos, cada día más desacreditados. O tal vez, el esquema sea otro. Fijaos que a mediados del siglo dieciocho, era difícil imaginarse un gobierno sin monarquías absolutistas. ¿Qué haríamos sin la nobleza y el Rey absolutista?, pero el cambio operó a pesar de que se resistían al mismo. O hace pocos años decíamos cómo va a caer el Comunismo, y en 1989 se derrumbó sin un disparo, en gran parte por la participación de San Juan Pablo II, Ronald Reagan, Margaret Thatcher, Lech Walesa, Václav Havel, y tantos héroes anónimos del telón de acero que, fueron mencionados por Aleksandre Isayevich Solzhenitsyn, en su famoso libro “Archipiélago Gulag”.

Claramente, en España, a casi nadie le gusta el sistema actual de los partidos. El sistema se está empezando a quebrar porque su único sustento es la confianza ciudadana, que ya no se da. Aunque la Monarquía democrática sobrevivirá con otra forma de representación. Pero no estoy hablando de una regeneración de la democracia representativa; sí en algo de la Monarquía participativa, pero algo más…

Pero nos cuesta trabajo imaginar el sistema que seguirá. PODEMOS refugiarnos en el autoritarismo, o PODEMOS buscar nuevas formas de Monarquía democráticas que, sí respondan a la confianza de la ciudadanía. O más que buscarlas, habrá que construirlas. Se necesita un rompimiento con el pasado. Las viejas formas, los viejos moldes, de la Monarquía partitocrática actual que, ya no empiezan a servir, están dando todo lo que podían dar de sí. Parece que estamos a medio plazo de sustituirlas por las instituciones que no nos imaginamos hoy día, pero que estará sustentada por la Monarquía. Hoy día es lo que tenemos, y el resultado del 26-J no ha dejado en una situación incierta, el PP mejora sus resultados a 137 escaños, pero que no puede formar gobierno. Gran fracaso del sorpasso de Unidos PODEMOS, sube sólo a 71 escaños, cayendo en los pronósticos. La situación del PSOE, segunda fuerza con 94%, obtiene 85 escaños, perdiendo 5 diputados. Será decisiva en las futuras negociaciones para formar gobierno moderado o radical. La caída de Ciudadanos era esperada porque tenía votos del PP, y ha bajado a 32 escaños. Deseamos que el PSOE sea inteligente, y por el bien común español pacte con el gran ganador el PP. Esta semana será muy interesante por los futuros pactos. No mencionamos a los partidos nacionalistas, y al resto de partidos nacionales, pero esperamos que sean sabios en las negociaciones por el bien común de la España inmediata. En fin, más allá de lo inmediato de formar gobierno, se ve claro la formación masiva, apartidista, de lo que significa la democracia y de la necesidad de participación informada en la política.

Volviendo a España en el siglo XX, vivimos el impacto de la “Revolución de Octubre”: el “trienio bolchevique” y la “guerra social” en Cataluña, en la monarquía de Alfonso XIII, luego la dictadura de Primo de Rivera; volvió la Monarquía, que fue sustituida por la II República que: con 26 Gobiernos entre 1931 y 1939; después vino la “dictadura” de Francisco Franco (fruto de una guerra civil, en la que hubo una gran persecución religiosa por el bando republicano), y terminó con su muerte en 1975. Y, ahora tenemos la Monarquía parlamentaria “partitocrática” (de los partidos políticos) que, hemos relatado, y ahora inicia su proceso agónico, después de 40 años, como ya dije. No sé cuánto tiempo durará, pero los resultados del 26-J, anuncian su agotamiento, seguramente que nuestros nietos verán el nuevo sistema político, en que la Monarquía democrática tenga los valores de que hoy carece.

Finalmente, no olvidemos que España solo ha sido grande cuando piensa en grande. España y toda Europa, necesitan aire fresco, esperanza, que como dice el Cardenal Müller, en su “Informe de la esperanza” es muy diferente al optimismo materialista que abunda y es un engaño. Estamos viviendo un momento apasionante de la Historia, y hay que vivirlo con pasión.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>