Gallardón afirma que la reforma del aborto se aprobará “antes de verano”, que “acaba en septiembre”

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, afirmó este lunes, 21 de julio, que el Gobierno aprobará el proyecto de Ley de P…

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, afirmó este lunes, 21 de julio, que el Gobierno aprobará el proyecto de Ley de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la Mujer Embarazada "antes de verano", que, según ha aclarado "acaba en septiembre".

"Estoy en condiciones de decirles que el proyecto se aprobará antes de que termine el verano, y el verano acaba en septiembre, ¿no? ¿Cuándo acaba el verano? Yo creo que en septiembre, ¿no?", bromeó Gallardón en declaraciones a los medios durante su participación en los Cursos del Verano de la Universidad Complutense de Madrid.

El titular de Justicia señaló que el texto cuenta ya con todos los informes de los órganos consultivos para que sea enviado al Consejo de Ministros, pero que el hecho de que se apruebe o no en los dos consejos que quedan antes de las vacaciones, es decir el 25 de julio o el 1 de agosto, o ya en septiembre, "es una decisión del Gobierno". "El calendario legislativo corresponde decidirlo al Gobierno", concluyó.

"No entiendo ya más retrasos"

Por otra parte, ante lo que consideran un retraso más allá de la lógica, organizaciones provida y de defensa de la familia reclaman al ministro más celeridad en el proceso.

Así lo ha manifestado, por ejemplo, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco: "No entiendo ya más retrasos. Si no se aprobase la ley en lo que queda de julio, estaría preocupadísimo, salvo que haya una explicación pública de motivos que sean razonables para este retraso".

Blanco añadió este mismo lunes que cuanto más se aplace la aprobación del proyecto sobre el aborto será peor para el colectivo que él representa, alegando que un periodo preelectoral "no es el idóneo para debatir una ley que requiere cierto sosiego".

Cuestión de calendario

Y es que el calendario tiene su importancia en esta cuestión, ya que un retraso importante (aún está por ver si se produce) podría dificultar su tramitación en el Congreso dada la cercanía de las elecciones autonómicas y locales del 2015, como reconocen algunos diputados del PP en conversaciones privadas y como recordó Blanco.

La agenda política tampoco acompaña, ya que el próximo Consejo de Ministros viene a coincidir con el congreso extraordinario del PSOE, y vendría a significar un regalo para los socialistas impulsar la norma el día 25.

En cuanto al siguiente consejo, el del día 1 de agosto, se cerrará posiblemente con una rueda de prensa de Mariano Rajoy, por lo que resulta improbable que se quiera dejar en manos del presidente la gestión mediática de la iniciativa.

En cualquier caso, el procedimiento a seguir con la aprobación definitiva de la reforma de la ley del aborto marca un calendario que difícilmente se podrá cerrar mucho antes de fin de año.

Se ha de constituir la ponencia, se ha de celebrar el debate a la totalidad, el debate de las enmiendas, el trabajo en comisión y la aprobación en pleno, y todo ello tiene unos plazos. A no ser que se habilitase el mes de agosto, algo que no sería justificable, porque no es lo normal, el debate sobre la aprobación de la nueva ley del aborto tiene para rato.

Hazte socio

También te puede gustar