Gallardón maquilla la entrega a menores de la píldora abortiva del día después

 Si su hija tiene 16 ó 17 años, usted no tiene nada que hacer: en el Centro Joven de Madrid a ella le darán la píldora del día después (que tiene un e…

 

Si su hija tiene 16 ó 17 años, usted no tiene nada que hacer: en el Centro Joven de Madrid a ella le darán la píldora del día después (que tiene un efecto abortivo) y legalmente usted no puede impedirlo. Su hija recibirá una potente dosis hormonal cuyos efectos secundarios en menores de 16 años no se han estudiado (como avisa el prospecto del fármaco) y, si ella había concebido un hijo, usted habrá perdido un nieto o una nieta. Y sin que nadie le avise. 

 

Pero las protestas de asociaciones de defensa de la familia y la infancia -durante los 13 días que se empezaron a dispensar estas píldoras en 14 centros municipales- han logrado que al menos el Ayuntamiento de Madrid, presidido por Alberto Ruiz Gallardón, establezca una especie de protocolo que protege parcialmente los derechos de los padres… y de los niños, si estos tienen menos de 16 años.

 

Con el nuevo reglamento, las menores de 16 años que pidan la píldora necesitan el permiso de sus padres. Ya no vale con que vengan acompañadas de un pariente mayor de edad (una prima o hermana de 18 años, por ejemplo), como venían haciendo un 60% de las chicas que hasta ahora pedían esta píldora. Además, si la menor tiene menos de 13 años es obligatorio acudir al juez de guardia para que el Fiscal de Menores investigue lo sucedido, ya que la ley española no reconoce el consentimiento sexual en menores de 13 años.

 

Sexo con 12 años "delito gravísimo", pero con 13 años, no pasa nada

 

Sorprende la argumentación del psicólogo de la fiscalía de menores Javier Urra, en declaraciones al diario EL MUNDO de Madrid el pasado jueves 19: "si una chica menor de 13 años pide la píldora puede que haya tenido relaciones con un adulto, lo que supondría que esa persona ha cometido un delito gravísimo". En cambio, si la niña ya tenía 13 años, lo que era un delito gravísimo se convierte en algo perfectamente legal, aunque sea tener relaciones con un señor de 40 años.

 

El psicólogo de la fiscalía continúa: "si la chica de menos de 13 años ha tenido relaciones con un menor también hay que comunicárselo al fiscal para que se identifique a ese menor y se averigüe si está en desamparo o en alguna situación de riesgo, ya que no es normal que menores de 13 años mantengan relaciones". En cambio, parece que las niñas que tienen relaciones con 13 años, 14 años, 15 años… no corren ninguna situación de riesgo ni el fiscal debe preguntarse por su posible desamparo. Es el absurdo de la legislación española, la que ofrece una edad más baja de consentimiento sexual infantil con esa frontera de los 13 años.

 

Lo que pagan los madrileños

 

La píldora del día después se reparte en los 14 centros de salud públicos de Madrid de lunes a viernes de forma gratuita (lo pagan los madrileños con 180.000 euros anuales de sus impuestos). Los domingos por la mañana, cuando hay más demanda tras las noches "descontroladas" del sábado, las jóvenes pueden acudir al Centro de Salud de Vallecas Puente. Además, desde el 15 de mayo el Ayuntamiento ha acordado remitir jóvenes de 20 a 30 años a la Asociación de Planificación Familiar de Madrid (APFM) para que les formen en sexualidad. El Ayuntamiento paga 12.000 euros a esta asociación que, por supuesto, sólo forma en anticoncepción, nada de abstinencia o regulación natural.

.

En Cataluña, cada noche fallan 42 preservativos

 

En los primeros 5 meses de vida del Centro de Salud Joven de Madrid han acudido 3.682 menores de 21 años: 2.670 de ellos vinieron para obtener la píldora del día después, la mayoría alegando rotura del preservativo (se romperían unos 17 preservativos por noche). Sólo 46 de estos visitantes (un joven cada diez días) acudieron a este centro a asesorarse sobre sexualidad, por lo que su capacidad educadora es mínima. 

En Cataluña, mientras tanto, no hay restricciones al reparto de la píldora abortiva del día después y cualquier niña puede pedirla en urgencias en los hospitales. De octubre de 2004 a finales de marzo de 2005 se pidieron 10.800 píldoras en toda Cataluña, según la consellera de Sanidad, el 70% por fallo del preservativo, por lo cual 42 jóvenes parejas catalanas habrían sido traicionadas cada noche por el condón.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar