Google homenajeó al sacerdote que originó la teoría del Big Bang

onocido como el “padre del Big Bang”, Lemaître fue un cura y astrónomo belga que elaboró la teoría del “átomo primigenio”

oogle dedicó este 17 de julio una animación al padre Georges Lemaître, conocido como el padre de la teoría del Big Bang, con ocasión del 124 aniversario de su nacimiento.

Georges Lemaître fue un astrónomo y sacerdote belga que elaboró la teoría de la expansión del universo.

Fue ordenado sacerdote en 1923 y ese mismo año ganó una beca para estudiar en la Universidad de Cambridge con Arthur Eddington, el astrofísico que probó la teoría de la relatividad de Albert Einstein.

En 1925 regresó a Bélgica y se convirtió en profesor de la Universidad Católica de Leuven. Conforme avanzó en su carrera científica, Lemaître empezó a desarrollar su propuesta de que el universo tenía una historia y que se encontraba en evolución, algo contrario a la teoría de Einstein, quien defendía que el universo era estático, inmutable y eterno.

El científico Eduardo Riaza afirmó que sus estudios en filosofía mostraron que su planteamiento no contradecía su creencia en un Dios creador del mundo, ya que un universo creado no necesita un comienzo en el tiempo.

En 1930, el padre Lemaître propuso un modelo de universo denominado el “átomo primigenio” o “huevo cósmico”, que en el futuro sería conocido como Big Bang.

Su teoría afirma que la historia del universo se divide en tres periodos: el primero es “la explosión del átomo primitivo”, el segundo es el “periodo de equilibrio o el universo estático de Einstein” y el tercero es el de la expansión.

En 1948, el físico y astrónomo de origen ruso George Gamow propuso una nueva descripción del comienzo del universo; y aunque es considerado como el padre de la teoría del Big Bang, las líneas maestras estaban presentes en la cosmología de Lemaître.

En la Pontificia Academia de las Ciencias por la conmemoración del nacimiento de Albert Einstein, San Juan Pablo II citó al padre Lemaître sobre la relación entre la Iglesia y ciencia: Al cristiano nada humano le es ajeno. ¿Cómo podría desinteresarse la Iglesia de la más noble de las ocupaciones humanas, la investigación de la verdad?”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>