Grecia, un país donde nadie paga, o Polonia, el nuevo ‘tigre’ de Europa: ¿cuál es el modelo a seguir?

Cuando los líderes europeos conocieron el pasado 31 de octubre la intención del primer ministro griego y líder de la Internaciona…

Forum Libertas

Cuando los líderes europeos conocieron el pasado 31 de octubre la intención del primer ministro griego y líder de la Internacional Socialista, George Papandreu, de convocar un referéndum en Grecia para aprobar las medidas de ajuste, la sorpresa y la indignación fueron las reacciones inmediatas de los mandatarios.

Sin embargo, hubo en Bruselas algunas voces que aplaudieron la idea del referéndum, como la del copresidente del grupo Verde, Daniel Cohn-Bendit, que consideraba que la consulta era la solución para provocar un “electroshock en la sociedad griega”.

A todas estas voces favorables al referéndum griego habría que recordarles que la ‘broma’ griega le cuesta a Europa casi 220.000 millones de euros, 110.000 millones por el primer rescate y 109.000 por el segundo, sin tener en cuenta la minuta que están afrontando los bancos.

Nadie paga impuestos

Una de las principales causas que ha llevado a este país a la quiebra es que los griegos no pagan impuestos y, en Grecia, hasta los funcionarios muertos siguen ‘cobrando’, así de sencillo.

De hecho, la economía sumergida está valorada en el 30% de la actividad económica y, si se eliminara este sistema de evasión de impuestos, se calcula que en dos años se frenaría el déficit fiscal, ya que se calcula que las arcas del Estado dejan de ingresar cada año 20.000 millones de euros, más del 8% del PIB.

Además, la evasión ha aumentado el último año con el endurecimiento de la crisis a medida que el Gobierno ha ido subiendo los impuestos, precisamente para intentar paliar los números rojos.

“Este es un país con gente muy rica, que tiene barcos, chalets, pero no paga impuestos, más de la mitad de profesionales, ni un solo euro”, asegura el prestigioso economista Yanis Stournaras.

El nuevo ‘tigre’ europeo

Ante este modelo de gestión económica, contrasta la que está realizando Polonia, que ha llevado a este país a ser el que más ha crecido en Europa en términos de variación del PIB por habitante, según datos de Alternativas Económicas publicados el pasado domingo, 6 de noviembre, en el diario La Vanguardia.

Entre 2008 y 2011 Polonia creció entre un 9% y un 10%, mientras que, por ejemplo, el motor de Europa, Alemania, aunque en términos absolutos ha crecido más, en variación del PIB por habitante lo ha hecho entre un 0,1% y un 3% en el mismo periodo.

Suecia también ha crecido en un porcentaje similar al de Alemania, mientras que por detrás quedan países cuya variación del PIB por habitante fue en ese periodo de 0% a -2,9%, como Francia, Bélgica, Países Bajos o República Checa, entre otros.

Portugal, Finlandia o Hungría crecieron todavía menos, del -3% al -4,9%. Y peor les ha ido a España, Italia o Reino Unido, junto a otros países, que lo han hecho entre -5% y -7%. Al final del túnel, entre -10% y -14% de variación del PIB por habitante, están Irlanda, Grecia o Letonia.

Es cierto que Polonia registró en 2011 una tasa de paro del 9,4%, superior a la de Alemania, 6%, pero también lo es que su tasa de desempleo se situó por debajo de la de países como Francia (9,5%), Portugal (12,2%) y, por supuesto, España (20,7%).

De esta manera, el nuevo ‘tigre’ europeo no deja de ser un ejemplo a seguir por el resto de países europeos, sobre todo si lo comparamos con el modelo seguido por la quebrada Grecia.

Hazte socio

También te puede gustar