Gris es el color

Blue’s the colour of the sky In the mornin’ when we rise, In the mornin’ when we rise. in the mornin’ when we rise. That&rs…

Forum Libertas

Blue’s the colour of the sky

In the mornin’ when we rise,

In the mornin’ when we rise.

in the mornin’ when we rise.

That’s the time, that’s the time

I love the best.

Donovan


Me gusta el azul, de siempre. Es el color vinculado al ámbito espiritual de la persona, es el color del cielo, como nos cantaba Donovan. El azul es el color de la lealtad, de la confianza, la sabiduría, la inteligencia, la fe, la verdad, la eternidad…

Sin embargo, el azul tiene unas connotaciones políticas asociadas a la derecha. Es el color corporativo del Partido Popular, la marea azul, dijeron del triunfo electoral del 20-N, ahora estropeado en Andalucía. La izquierda, por otra parte, ha patrimonializado el rojo, la rosa socialista es roja, la bandera comunista ha sido siempre de ese color tan llamativo.

Pues bien, yo quiero hacer hoy una apología de un color que tiene muy mala prensa, un color asociado tradicionalmente con la mediocridad, con la falta de compromiso, con la tibieza. Sí, quiero reivindicar el color GRIS. De hecho, para muchos ni siquiera es un color, es sólo la mezcla del negro y el blanco. Es un "quiero y no puedo", un producto de la indecisión, de la voluntad de pasar desapercibido (una persona "gris"), incluso un mal augurio (un cielo "gris" anuncia lluvia). Pero el gris representa muchas más cosas. Es el color de la independencia, de los que no quieren dejarse manipular, de los que quieren huir de la simplicidad, del reduccionismo. El gris es también el color del cambio, del diálogo, de la creatividad, de la estabilidad, de la autocrítica.

En el mundo de los medios de comunicación, y también en el mundo de la política, el gris está mal visto. En Madrid, por ejemplo, hay poco espacio para el gris. Todo es A o B, blanco o negro, azul o rojo (de hecho en Madrid actualmente casi todo es azul). La prensa es de izquierda o de derechas, o estás con ellos o estás contra ellos, o eres conservador o progresista, o votes Sí o votes No. Los medios no entienden de terceras opciones, ni los titulares periodísticos favorecen la reflexión en profundidad que exigiría decir "sí, pero…" o "no, pero…"

En Cataluña en general somos más complejos, no es tan fácil explicar la realidad a partir sólo de dos versiones opuestas. En Cataluña resulta más sencillo defender la complejidad del gris, huir del negro o del blanco.

Quiero pintar de gris nuestros pensamientos, pedir siempre un tiempo para responder, matizar las decisiones que nos obligan a tomar cada día. Prefiero la primavera y el otoño al verano y el invierno.

Quiero que me dejen escoger entre más de dos opciones, que no sea necesario enmarcar ni encorsetar nuestros sueños, quiero que nos dejen respirar, que no se dé nada por supuesto.

Quiero que el gris nos haga libres. That’s the time, I love the best.

Hazte socio

También te puede gustar