¿Hacia una sociedad de la soledad en España?

Una de las grandes contradicciones de la sociedad del siglo XXI es que dispone de los mayores avances tecnológicos para facilitar la comunicaci…

Una de las grandes contradicciones de la sociedad del siglo XXI es que dispone de los mayores avances tecnológicos para facilitar la comunicación desde cualquier lugar del mundo y, al mismo tiempo, cada vez hay más personas que se sienten solas y deprimidas. ¿Caminamos hacia una sociedad de la soledad?

Entre los muchos ejemplos que hay para evidenciar esta absurda paradoja en el caso de España, pueden servir el de la situación de soledad que vivía el asesino de Olot y el proyecto que desarrolla la Universidad Politécnica de Cataluña, que trata de crear un avatar que acompañe a personas depresivas que vivan solas.

¿Una buena persona?

El autor del cuádruple crimen de Olot, Pere Puig, era un hombre singular, extravagante, solitario, sobre todo solitario, y que no tenía nadie a quien contar sus penas, según sus propios vecinos, que no le ven como a un asesino.

Sorprende oír estas afirmaciones en boca de los habitantes de Sant Esteve d’en Bas después de hacerse públicos los hechos cometidos por ese vecino tan particular. Como sorprende saber que siguen pensando que Puig “era una buena, por no decir bellísima persona”. Así le definió también su abogada de oficio cuando su cliente estaba a punto de entrar en la cárcel de Figueres.

La soledad le ha jugado una mala pasada […] Algo muy grande le tuvieron que hacer a Pere para haber llegado a ese extremo”, afirmaba una vecina suya, según una información publicada por el diario La Vanguardia el pasado 19 de diciembre.

Pere vivía con su padre, de 90 años, en una amplia y céntrica casa del pueblo. ¿Qué le condujo a cometer esos crímenes? Todos coinciden en señalar que este hombre no tenía a nadie de confianza con quien compartir lo que le rondaba por la cabeza.

La contradicción entre sus actos y la opinión que de él tenían sus vecinos sigue planeando sobre Sant Esteve d’en Bas, y todo apunta a que la soledad no era precisamente su mejor compañera. “Era muy suyo. Seguro que explotó por guardarse tantas cosas dentro”, concluye la vecina.

Un avatar contra la soledad

Por otra parte, pero en clave de posible respuesta a algunas de las preguntas que suscita el caso del asesino solitario de Olot, la Fundación i2CAT, centro de investigación e innovación vinculado a la Universidad Politécnica, está desarrollando un asistente virtual para personas depresivas que viven solas.

El objetivo, que ese avatar detecte cualquier ‘anomalía’ y haga de interlocutor con su deprimido acompañante para levantarle el ánimo.

“Porque la depresión mata con suicidio, y el agravamiento ocurre en casa, fuera de la vista de un profesional, donde no sabemos qué pasa”, argumenta Antonio Serrano, psiquiatra del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, en la localidad catalana de Sant Boi, uno de los socios del proyecto europeo denominado Help4Mood que se lleva a cabo en esa universidad.

La Unión Europea pone tres millones de euros para la creación de ese asistente, “porque el sistema actual, con el ritmo de envejecimiento al que vamos, resulta insostenible y necesitaremos ayudas virtuales que sean eficientes también desde el punto de vista emocional”, resume Josep Maria Colomé, responsable del Cluster de Salud y Dependencia de i2CAT.

El avatar está pensado para que pueda ayudar a detectar, por ejemplo, el abatimiento de la persona asistida porque se pasa muchas horas en la cama sin actividad y sin comer; o detectar un cambio de hábitos preocupante, al haber almacenado previamente sus hábitos del día a día.

Cabe recordar que España es, precisamente, el país “más afectado por la inversión poblacional. Envejecemos. Ahora somos seis por cada jubilado. En el 2050 serán tres por cada jubilado. ¿Quién podrá proporcionar cuidados a tanta gente?”, se pregunta Colomé.

“El avatar es una persona virtual que expresa sentimientos, que tiene expresión para que el paciente lo vea como alguien próximo. No se pretende engañarle, sino que le resulta más fácil contestar, interactuar. Intenta establecer así una relación social que supla en lo posible a otras personas”, concluye el responsable de Salud del i2CAT.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>