Haití, seis meses después: 2 millones de personas siguen en la calle

Seis meses después del devastador terremoto que sacudió Haití el 12 de enero, dos millones de personas aún duermen en la c…

Seis meses después del devastador terremoto que sacudió Haití el 12 de enero, dos millones de personas aún duermen en la calle, los niños sufren desnutrición y se necesita asistencia médica e higiene de base. A diario, 600 mil personas se debaten en una lucha por la supervivencia dependiendo de las agencias humanitarias.

Entre ellas destaca la labor de Cáritas que se involucró desde el inicio con la campaña Cáritas con Haiti de recogida de fondos, que ha recaudado con cientos de miles de donativos en España 24 millones de euros de los que lleva invertidos 3,2. Su planificación abarca los próximos 5 años en los que irán destinando el resto de fondos recaudados, con lo que su compromiso con Haití queda garantizado.
Son datosdelinformeque ha presentado Cáritas Española de las cuentas de la respuesta humanitaria en lo que llevamos de año. Durante este periodo ha financiado diversos programas de ayuda humanitaria por un importe global de 3.270.150 euros, que han permitido garantizar las necesidades diarias básicas de 260.500 damnificados.
La intervención prioritaria, fruto de la coordinación de la Caritas internacional y haitiana, se ha llevado a cabo en las áreas de agua y saneamiento, atención médica, alimentación, refugio temporal y ayuda básica no perecedera.
En este sentido, el responsable de la Cruz Roja en Haití, Alastair Burnett, subrayó que la higiene es un problema mucho más amplio que la reconstrucción urbana, que por lo demás está fuera del alcance y de las capacidades de las agencias humanitarias.
A pesar de que las prioridades son otras, un informe del Senado de los Estados Unidos incide en el trabajo que queda por hacer en las tareas de reconstrucción seis meses después del terremoto. “Los escombros aún invaden las calles, la mayor parte de los edificios han sido dañados o se han derrumbado y las carpas han surgido por todas partes”, se pude leer en el informe del Senador estadounidense John Kerry.
El que fuera candidato demócrata en las segundas elecciones presidenciales que ganó George W. Bush y ahora Presidente de la Comisión para las relaciones con el extranjero, señala falta de liderazgo, desacuerdos entre los donantes y cierta desorganización que impide ser más eficaces y llegar a más gente.
La labor de Cáritas Española se ha hecho notar
En este sentido, hay que destacar la labor realizada por Caritas Española mediante la cual al menos 60.000 personas han sido acogidas en 20 campos de refugiados teniendo garantizado el acceso diario al agua potable y a servicios de saneamiento y letrinización.
En lo que refiere a la atención médica, se ha desplazado en las zonas siniestradas un parque de 7 clínicas móviles, 38 médicos y enfermeras y se han llevado a cabo un total de 32 misiones sanitarias en diversos lugares del país para prestar ayuda de urgencia a miles de personas.
Gracias al despliegue logístico llevado a cabo en el terreno, Cáritas Española ha participado en los programas de distribución de alimentos y de raciones diarias de comida caliente del que se han beneficiado, hasta la fecha, 200.000 personas.
Al mismo tiempo, dentro del capítulo de refugio temporal y distribución de ayuda no perecedera, la acción de Cáritas Española en Haití ha permitido distribuir 3.000 equipos de material de refugio para 18.000 familias en Puerto Príncipe, el reparto de 3.000 tiendas y lonas de plástico en Delmas 65 y el envío desde España hasta la isla de 179 toneladas de productos humanitarios.
Por último, Cáritas Española financia un proyecto de distribución de semillas (en Jacmel, por ejemplo) a los pequeños agricultores, con objeto de recuperar cuanto antes los cultivos, y planes de “dinero por trabajo” para fomentar el empleo a través de actividades de reconstrucción de viviendas y la rehabilitación de infraestructuras.
“Esperamos permisos del Gobierno para poder construir”
Por otra parte, el Nuncio apostólico en Haití, Mons. Bernardito Auza, describe cómo ve la situación en Haití en una entrevista concedida a la agencia de noticias Fides.
Destaca que “mucha gente se encuentra viviendo en carpas y aún no tiene nada” así como también incide en que no existen las infraestructuras más básicas, “¡pareciera que el terremoto fue ayer!”.
Con impotencia denuncia la actitud del Gobierno que impide actuar a la Iglesia: “algunas instituciones religiosas no pueden comenzar a reconstruir los edificios y las casas porque falta un certificado de seguridad otorgado por el gobierno para aquella zona”. Entre otros proyectos está el de la construcción de dos Seminarios mayores nacionales para el país.
Finalmente hace una llamada a la comunidad internacional: “simplemente que todos vean que hay aún mucho por hacer y que tenemos aún necesidad de ayuda”.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>