Huelga general: Zapatero habla de “garantizar el derecho al trabajo”, pero las principales ciudades amanecen colapsadas

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha afirmado que aunque “no desea” la huelga general de este…

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha afirmado que aunque “no desea” la huelga general de este 29 de septiembre, la respeta y ha recalcado que el Ejecutivo “hoy trabaja para garantizar el derecho a la huelga y el derecho al trabajo”. Sin embargo, la jornada de Huelga General se ha iniciado con múltiples y señalados incidentes repartidos por todo el territorio, ¿es así como el Gobierno garantiza el derecho al trabajo?

Paralelamente, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha afirmado en su primera comparecencia del día sobre el desarrollo de la jornada que la huelga ha arrancado “sin incidentes relevantes”. Además, añade que los servicios mínimos se han respetado “mayoritariamente” sin incidentes. El titular de Trabajo no ha dudado en afirmar que “la jornada se está desarrollando con normalidad” y restándole importancia, ha comentado que se están produciendo las “incidencias propias de una jornada de esta naturaleza”.
No obstante, a pesar del mensaje de normalidad que pretende hacer llegar el Gobierno a la sociedad, la realidad está siendo bien diferente. Esta es la normalidad y la garantía del derecho al trabajo de la que habla el Gobierno de Zapatero:
La Gran Vía de Madrid, uno de los pulmones principales de entrada y salida de la capital española, ha sido cortada por unos quinientos sindicalistas al invadir la calzada al grito de “huelga, huelga”. De esta forma se ha cortado uno de los principales accesos y se ha perjudicado gravemente a aquellos trabajadores que ejerciendo su derecho de asistir a su puesto de trabajo, no van a poder por la imposición de los que sí han optado por hacerla.
Además, en la capital los piquetes han actuado en las zonas de Callao y la Castellana donde el tráfico es muy denso, sobre todo a la altura de Cibeles.
En Barcelona, los piquetes han conseguido anular el 75% de los servicios mínimos de Metro, autobuses y ferrocarriles que se habían negociado. Además, los huelguistas han cortado la avenida Diagonal a la altura de la zona universitaria y la avenida Meridiana en su confluencia con Río de Janeiro (ambas vías atraviesan toda la ciudad). Los cortes han generando fuertes colas en ambas arterias de la ciudad y han colapsado las entradas a los trabajos y a los colegios.
Además, los dos principales aeropuertos del país, el de Barajas en Madrid y el de El Prat en Barcelona, están siendo presionados por los piquetes y operan bajo mínimos. El Prat funciona en un 10%, un 20% de los trayectos internacionales han podido despegar.
Los grandes mercados, bloqueados
La séptima huelga general de la democracia se ha concentrado en la industria y en los principales centros de transporte después de que los sindicatos hayan conseguido bloquear los grandes mercados de abastecimiento de materias primas durante esta madrugada.
En este sentido, seis piquetes han resultado heridos, al parecer porque iban a entregar folletos, sin más. Por ello, en Mercamadrid, una mujer que formaba parte del piquete informativo (según una nota de prensa de UGT) resultó atropellada y está ingresada en el Hospital La Princesa de Madrid con “pronóstico menos grave o reservado”, “traumatismo craneoencefálico moderado, acompañado de un hematoma en cuero cabelludo”. Otra mujer fue herida en la pierna en Manzanares cuando, según UGT, iba a entregar un folleto informativo y explicar las razones de la huelga. En el Mercabarna de Barcelona se ha producido un episodio similar que ha acabado con una mujer arrollada por un automóvil y que se encuentra en el Hospital de Bellvitge de la Ciudad Condal.
Otro punto caliente de Valencia ha sido Mercavalencia donde los piquetes, también actuando de madrugada impidieron la entrada de camiones rompiendo las lunas de algunos.
En Cádiz se han producido un gran número de incidentes que ha paralizado la ciudad. Cerca de mil huelguistas han recorrido los principales polígonos industriales de la provincia y las calles del centro de Cádiz, Jerez y Algeciras para informar a los trabajadores de la jornada de huelga, pero los piquetes han bloqueado camiones y se han bloqueado las entradas y salidas del puerto comercial de Algeciras.
La huelga general promovida por los sindicatos mayoritarios contra la reforma laboral socialista ha paralizado también el puerto de Valencia así como los servicios de Correos. Los incidentes más graves se han producido cuando de madrugada, en el polígono industrial de Vara de Quart, unos piquetes intentaron impedir la salida de furgonetas de la empresa Valdisme, que reparte gran parte de la prensa nacional en la Comunidad Valenciana. La intervención de la policía fue necesaria y se contabilizaron varios heridos.
En Galicia los piquetes mantienen cerrados los principales bancos y en Vigo, en los cruces de dos de las principales vías de acceso a la ciudad (Colón y García Barbón), se han apostado medio centenar de de personas custodiando las centradas del BBVA, Banco Santander, Banco Pastor y Caixanova. En el Corte Inglés los trabajadores tuvieron que acceder a su puesto de trabajo custodiados por la Policía Nacional, que mantienen tres furgones en la entrada.
En Asturias los piquetes han cortado varias carreteras, afectando a la A-66 que une el Principado con León, según ha informado la Guardia Civil. Los piquetes han lanzado varios neumáticos y árboles ardiendo a la carretera y han obligado a las fuerzas de seguridad a intervenir.
Estos son algunos de los numerosos incidentes que se están registrando en el territorio español y que están dejando una jornada de protesta llena de altercados y conflictos entre los huelguistas y los trabajadores que han optado por asistir a sus puestos laborales.
En este sentido, cabe destacar las afirmaciones del responsable de transportes de UGT en Asturias, Florentino Vázquez, que en pro del “derecho a trabajar”, ha hablado de que los piquetes serán informativos y “convencitivos”. Con esa palabreja se ha desayunado este sindicalista que confirma las peores sospechas de que los sindicatos van a hacer lo posible porque la huelga sea seguida por el mayor número de trabajadores posible, por elección o por obligación. Afirmaciones como estas deberían haber puesto en guardia a Ministerios como el del Interior o Trabajo.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>