Ibercamp: un campamento scout histórico

La Asociación Española de Guías y Scouts de Europa organiza un campamento a nivel nacional para jóvenes. El evento es una buena oportunidad para profundizar en la fe y crecer en las virtudes

Ibercamp

Guías y Scouts de Europa organiza este verano el Ibercamp, un campamento a nivel nacional para niños y adolescentes, dentro del marco del escultismo tradicional. En este campamento, además de actividades técnicas y deportivas, los más jóvenes podrán profundizar en la fe durante el verano. Es la primera vez que todos los grupos de Guías y Scouts de Europa en España se reúnen en un mismo campamento. La preparación no ha sido tarea fácil: suministrar y acoger a más de 600 jóvenes es todo un reto. El conjunto de actividades se está llevando a cabo en la Comunidad Autónoma de Cantabria. Martin Hafner, comisario federal a nivel europeo, asistirá a la inauguración que tendrá lugar este próximo domingo.

Ibercamp

Tras meses organizando el campamento los voluntarios han conseguido llevar a cabo todas las preparaciones en los días previos a la inauguración oficial.

Los chicos y chicas, en un ambiente sano, se les permite crecer en los cinco fines del escultismo: la fe, la salud, el sentido del concreto, el servicio y la formación del carácter. Guías y Scouts de Europa sigue el espíritu tradicional del escultismo. ¿En qué consiste el método Scout?

Más de un siglo de éxito

El escultismo, nacido en el Imperio Británico a principios del siglo pasado, es la principal fuente de educación y formación en valores de los jóvenes a nivel mundial. Su creador, Robert Baden-Powell, creó este método a raíz de la necesidad de formar a los chicos en una sociedad moderna. En una Londres industrial, el general retirado quería educar en valores a los jóvenes para que tuvieran el deseo de dejar un mundo mejor del que se encontraron. Creó el sistema de patrullas que es el que corresponde a chicos y chicas entre 12 a 17 años. Años más tarde, su colaboradora Vera Barclay se inspiró en el método scout para crear una adaptación para edades más tempranas (niños y niñas de 7 a 12 años): el Lobatismo. Ella, mientras que llevaba un grupo de adolescentes, vio que los más pequeños también estaban interesados en el método scout. Basándose en El Libro de la Selva, de Rudyard Kipling, pudo ofrecer esta forma de educar a los niños.

A pesar de que el origen del movimiento scout sea anglicano rápidamente se aplicó también en ambientes católicos. Jacques Sevin, sacerdote jesuita francés, entabló amistad con Baden-Powell tras ver el éxito de tal novedosa forma de educar. Gracias a esta colaboración se pudo extender por Europa el escultismo.

Ibercamp

Guías y Scouts de Europa procuran que el adolescente tenga una vida cristiana y acorde con su fe.

Dentro de este contexto a mediados del siglo XX se creó Guías y Scouts de Europa. Este movimiento, plenamente católico, tiene como base la pedagogía scout tradicional y la educación diferenciada. El objetivo es el desarrollo de la dimensión física y espiritual del joven. Aun siendo un movimiento católico, se admiten como miembros a cristianos ortodoxos y luteranos, profundizando así en la dimensión ecuménica.

Los países con mayor presencia de Guías y Scouts de Europa son Francia (con un total de 30.666 miembros), Italia (20.000) y Polonia (5.029). Además de las actividades que se realizan regularmente, cabe destacar el voluntariado que ofrecen a la organización de eventos importantes como las Jornadas Mundiales de la Juventud y las rutas que se realizan en Borgoña (Vézelay y Paray-le-Monial). En España, a pesar de tener un menor número de integrantes, su fase actual es de expansión. El Ibercamp supone un reto para la asociación española y una gran oportunidad para afianzar el crecimiento de los grupos.

Aun siendo la inauguración del campamento este domingo, ya desde hace varios días una multitud de jóvenes scouts se han ofrecido para la preparación de la gran actividad anual. Los jefes más veteranos y los padres ven como los chicos se van formando al pasar por cada etapa del método. En la primera el lobato vive en un ambiente de alegría que es llamado como “la familia feliz”. Más tarde, el joven entra en la adolescencia siendo scout (o guía en el caso de las chicas). En esta etapa los chicos y se dividen por patrullas y adquieren una cierta autonomía, conjuntamente con responsabilidades concretas, para formarse de la mejor manera posible. Una vez que se acaba la adolescencia y se tiene que decidir el futuro profesional y espiritual, se le ofrece a cada uno la oportunidad de vivir la etapa piloto, en la que se llevan a cabo actividades de esencia distinta. En esta última etapa prima el servicio, ya sea desde el de tipo caritativo hasta la entrega a otra institución de la Iglesia, y la ruta, tomando como paralelismo con la vida de cada uno.

Ibercamp 2017: haciendo historia

En el municipio cántabro de  Valdeprado del Río se reunieron 40 voluntarios procedentes de diferentes puntos geográficos de la península para poder desplegar los preparativos del Ibercamp. Gracias al esfuerzo de estos chicos y chicas se ha podido implantar en la zona las instalaciones para poder subministrar agua, electricidad, madera y comida para poder llevar a cabo este campamento. Estos voluntarios, y los que van llegando estos días, se han ofrecido para cubrir diferentes servicios (tales como la vigilancia, la atención sanitaria o la comunicación interna del campamento). Tras varias jornadas de continuo trabajo, el pasado 15 de julio se pudo empezar el campamento para los scouts y guías, etapa en la que se integran los jóvenes. Estas patrullas, que ya están disfrutando de las actividades del Ibercamp, estarán dos semanas en el campamento.

Ibercamp

Fotografía de los voluntarios días antes de la inauguración oficial del Ibercamp

Una vez superada esta primera fase se pasa a la inauguración del campamento, donde ya todos los grupos estarán presentes en la zona. Dentro del ámbito del Ibercamp se incluyen un gran número de actividades, en las que las patrullas (scouts y guías) y las manadas (lobatos y lobatas) tendrán la oportunidad de conocerse e intercambiar juegos, canciones y nuevas experiencias. De las actividades caben destacar las construcciones (donde los scouts y guías realizan grandes construcciones y de cierta complejidad técnica), las olimpiadas (la gran competición por excelencia de diferentes tipos de retos), peregrinajes (donde el adolescente puede mejorar su dimensión cultural y espiritual) y las veladas (canciones, juegos y representaciones teatrales que se desarrollan en conjunto antes de dormir).

Ibercamp

Momento en que los voluntarios erigen el gran pavés, conjunto de banderas que se sostienen mediante mástiles de madera.

Fieles al espíritu de evangelización, los responsables del campamento han conseguido la asistencia de todo un equipo de sacerdotes para poder cumplir la dimensión espiritual de los asistentes. Dentro de este grupo de actividades se incluye el rezo del Santo Rosario, la celebración diaria de la Eucaristía, charlas enfocadas a cada segmento de edades y la adoración al Santísimo.

Tal es la importancia de este campamento para la asociación española que seguramente los asistentes podrán en un futuro decir con orgullo “yo estuve en el Ibercamp”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>