Importantes avances en la lucha contra las minas antipersona

La lucha contra las minas antipersona ha avanzado notablemente en los últimos 5 años, según el informe quinquenal de la Compañía Internacional por la …

La lucha contra las minas antipersona ha avanzado notablemente en los últimos 5 años, según el informe quinquenal de la Compañía Internacional por la Prohibición de las Minas, una organización con sede en Canadá y presente en los 5 continentes. En este último lustro, 65 naciones han destruido completamente estos artefactos, con un total de 37 millones de piezas, y han quedado limpios de esta trampa mortal un total de 1.100 kilómetros cuadrados de terreno. Además, ha aumentado la financiación internacional para combatir el problema. Todo ello ha permitido reducir el número de víctimas.

En el documento, de 1.300 páginas, se explica que, entre 1999 y 2004, han seguido utilizando activamente las minas 4 países: Nepal, Georgia, Myanmar (la antigua Birmania) y Rusia. Hasta 1998, la cifra era de 15. Mientras tanto, siguen aumentando las adhesiones al Tratado de Ottawa (Canadá) por la prohibición, almacenamiento, producción y venta de las minas antipersona. Actualmente, son 143 los países que han suscrito el documento, entre los cuales destacan incorporaciones de países conflictivos como Burundi o Sudán.

“La ley internacional aprobada con el Tratado de Ottawa se aplica cada vez con mayor claridad, particularmente en aquellas naciones que están más castigadas por el problema”. Así resume la situación Jody Williams, fundadora de una campaña por la que sus promotores obtuvieron el Premio Nobel de la Paz en 1997. “Estamos teniendo éxito en la lucha para eliminar estas armas, pero todavía nos falta superar el mayor desafío, que es convencer a los estados que todavía no se han unido al tratado”, explica. Entre los países que aún no se han adherido a la Convención Internacional , destacan China, Estados Unidos y Rusia, que concentran la mayoría de los 180 millones de minas que faltan por destruir en los arsenales de todo el mundo.

Sobre la financiación, el informe subraya que se han destinado a esta causa más de 2.000 millones de dólares en los últimos 5 años, con un aumento del 43 por ciento desde 2002. La Unión Europea, Estados Unidos y Suecia son los principales países de donde proceden estas partidas. Además, cae la cifra de personas asesinadas o mutiladas por estos artefactos: 8.065 casos registrados en 2003, casi 300 menos que en el año anterior. Sin embargo, el mismo estudio estima que la cifra real oscilaría entre 15.000 y 20.000 víctimas o heridos cada año, en todo caso algo menos que la media de la década 1991-2000, en que la cantidad fue de 26.000.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>