Incongruencia de algunas multinacionales: exaltan los postulados gays, pero sus productos son fruto de la explotación

Ahora Panasonic, pero antes Adidas, Nike, Ikea, Google, Apple, Amazon, Netflix, Samsung, Doritos, Absolut Vodka, Oreo, Uber o The Washington Post, envueltos todos ellos en la bandera arcoíris contra la homofobia. Sus voces no se oyen cuando se explota la mano de obra infantil en países subdesarrollados

Multinacionales envueltas en la bandera arcoíris contra la discriminación, pero calladitas ante la explotación infantil para rentabilizar más sus productos Multinacionales envueltas en la bandera arcoíris contra la discriminación, pero calladitas ante la explotación infantil para rentabilizar más sus productos

Hace tan solo unos días, informábamos sobre el hecho de que, en pleno debate en el Senado italiano acerca de los llamados ‘matrimonios’ gays, la multinacional sueca Ikea lanzaba una campaña a favor de las parejas homosexuales bajo el lema “para montar una familia no hacen falta instrucciones”.

Ahora, Panasonic acaba de anunciar el reconocimiento de las uniones civiles entre personas del mismo sexo, a quienes concederá los mismos beneficios laborales que a los matrimonios heterosexuales.

De esta manera, estas dos firmas internacionales siguen la estela de otras empresas ‘gayfriendly’ como Adidas, Nike, Google, Apple, Amazon, Netflix, Samsung, Doritos, Absolut Vodka, Oreo, Uber o The Washington Post, envueltas todos ellas en la bandera arcoíris contra la homofobia y la discriminación gay.

Sin embargo, estas multinacionales no suelen levantar su voz contra la discriminación a que se ven sometidas muchas personas en sus países de origen, en vías de desarrollo, donde incluso algunas de ellas hacen valer la explotación infantil para obtener más beneficios económicos.

‘Matrimonio’ gay igual a matrimonio heterosexual

El gigante de la electrónica nipona Panasonic ha decidido conceder a las uniones civiles entre personas del mismo sexo los mismos beneficios laborales que a los matrimonios heterosexuales. Se trata de una iniciativa sin precedentes en el ámbito de las grandes corporaciones de Japón, país en el que las bodas entre personas del mismo sexo no están legalizadas.

Un trabajador de la multinacional planteó la cuestión a la empresa y con su iniciativa ha abierto la puerta a que otras parejas gays vean reconocidas sus reivindicaciones. El verano pasado expresó su interés en contraer una unión civil homosexual y en averiguar si dispondría de las mismas ventajas que sus colegas heterosexuales.

Las 'ideas for life' de Panasonic, un canto al homosexualismo político

Las ‘ideas for life’ de Panasonic, un canto al homosexualismo político

La demanda generó en un primer momento una situación embarazosa en Panasonic, ya que la Constitución japonesa no reconoce las uniones de parejas del mismo sexo. Sin embargo, la empresa de Osaka, que emplea a más de 250.000 personas, optó por reconocer las uniones civiles homosexuales.

Una política que ya aplica en aquellas países donde el matrimonio gay está reconocido. “Somos una empresa global y ya hemos tenido casos así en Estados Unidos y Europa, donde los empleados homosexuales fueron tratados sin discriminación”, dijo la portavoz de Panasonic, Yayoi Watanabe.

En Japón, la compañía ha decidido aplicar los cambios en su política de personal a partir de abril, según el diario Asahi de Tokio. Desde este momento, permitirá a sus empleados emparejados en uniones civiles homosexuales disfrutar de baja por enfermedad o fallecimiento y recibir compensaciones económicas en estos casos. Concederá, asimismo, ayudas económicas a los que contraigan una unión civil homosexual para cubrir los gastos del enlace.

Adidas, contra la homofobia

Días antes, concretamente el de San Valentín y como estrategia de marketing, Adidas subía a la red una foto de dos mujeres que se supone se están besando o abrazando, porque la acción transcurre fuera de plano y se centra en las zapatillas.

El amor no está reñido con la orientación sexual: la campaña de Adidas a favor de gays y lesbianas

El amor no está reñido con la orientación sexual: la campaña de Adidas a favor de gays y lesbianas

Acto seguido, Adidas recibía numerosos insultos y quejas homófobas, a los que la marca respondió que el amor no está reñido con la orientación sexual.

De hecho, la visibilización del colectivo LGBT es cada vez más frecuente en marcas deportivas globales como Adidas; y, para ellas, una pareja de gays o de lesbianas es ya una forma más de asentar una imagen de marca.

El arcoíris, marketing internacional

Cabe añadir que otras muchas compañías se han sumado también al marketing arcoíris, como Doritos, una de las marcas de snacks más célebres, que el pasado mes de septiembre, con motivo del Día del Orgullo Gay, lanzó una edición especial de nachos. En esencia, los pintaron con los colores de la bandera arcoíris. Y algo parecido hizo Absolut Vodka. Sus botellas con la bandera símbolo de gays y lesbianas se vendieron en España durante varias semanas.

Los 'rainbows' de Doritos: snacks con los colores de gays y lesbianas

Los ‘rainbows’ de Doritos: snacks con los colores de gays y lesbianas

También Oreo hizo algo parecido hace más de tres años. En 2012, e igualmente con motivo del Día del Orgullo Gay, una Oreo con los colores del arcoíris apareció en su cuenta de Facebook. Al igual que las marcas anteriormente citadas, recibió numerosos ataques por parte de homófobos que consideraron la acción inapropiada para una empresa pública.

Otros ejemplos de acciones parecidas son los de Uber o The Washington Post, e incluso la mismísima Casa Blanca, en un ejercicio de comunicación política por parte de la administración Obama que rompió cualquier parámetro de lo viral.

Nike ‘despide’ a Pacquiao

Un ejemplo de hasta qué punto estas multinacionales están influenciadas por el homosexualismo político es el hecho de que, recientemente, la multinacional Nike ha cortado su relación contractual con Manny Pacquiao, el popular boxeador filipino, por unas declaraciones en las que criticaba abiertamente al colectivo gay y los consideraba “peores que los animales”.

“Encontramos sus declaraciones abyectas”, declaró a la agencia France Presse un portavoz de la firma estadounidense, que explicó que Nike ha decidido romper sus relaciones con el boxeador, que tenía en la compañía a uno de sus principales sponsors.

Pacquiao matizó y suavizó posteriormente sus declaraciones, pero el gesto no es suficiente para uno de sus mejores patrocinadores, que ha decidido castigar las desafortunadas declaraciones del filipino. En cualquier caso, “mi opinión sobre el matrimonio del mismo sexo no cambia porque es mi creencia”, concluyó el boxeador.

Tras rescindir Nike su contrato con Pacquiao, el boxeador filipino se disculpa pero asegura que "no cambia" su opinión sobre el 'matrimonio' gay

Tras rescindir Nike su contrato con Pacquiao, el boxeador filipino se disculpa pero asegura que “no cambia” su opinión sobre el ‘matrimonio’ gay

Dos varas de medir

A la vista de todo ello, y resaltando que cualquier discriminación ha de ser erradicada, sorprende la diferente vara de medir de algunas de estas multinacionales: muy dispuestas a exaltar los postulados gays y luchar contra la homofobia, pero no tanto a erradicar la explotación de muchos de los trabajadores, incluyendo niños, que en países subdesarrollados facilitan su competitividad en los mercados internacionales.

Dicho de otra manera, basan la mayor parte de su producción en la explotación de mano de obra infravalorada, normalmente con la excusa de que si ellos no les dan trabajo nadie lo hace; pero su sensibilidad hacia la discriminación es claramente asimétrica.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>