Influenza aviar en Cataluña

“Influenza aviar de baja patogenicidad H7N1 en una explotación de gallinas en Lleida” decía el titular de una nota de prensa…

Forum Libertas

“Influenza aviar de baja patogenicidad H7N1 en una explotación de gallinas en Lleida” decía el titular de una nota de prensa que recibí recientemente.

Según la misma nota, la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE) ha notificado un foco de influenza aviar de baja patogenicidad H7N1 en una explotación de gallinas en Lleida. Las autoridades han llevado a cabo las tareas de sacrificio de las aves y su destrucción en una planta autorizada. En la zona de restricción de 1 Km. alrededor de la explotación afectada no se localiza ninguna otra explotación avícola.

Se trata de una explotación de gallinas reproductoras con un censo aproximado de 13.000 animales ubicada en la comarca de Segriá, provincia de Lleida. La primera sospecha de la enfermedad tuvo lugar el día 9 de mayo al detectarse una mortalidad anormal (alrededor de un 1%) en las dos salas de la nave de las que consta la explotación. Siguiendo los pautas establecidas por la normativa, se procedió a su inmovilización cautelar y a la recogida de muestras para su estudio laboratorial.

El 14 de mayo, el Centro de Sanitad Avícola de Catalunya (CESAC) comunicó a las autoridades veterinarias de la Generalitat la obtención de resultados positivos a virus de influencia aviar tipo A del subtipo H7. Las muestras fueron remitidas al Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (Madrid), como laboratorio nacional de referencia, para su confirmación y determinación del índice de patogenicidad, determinándose que se trataba de una cepa de baja patogenicidad del tipo H7N1.

El grado de afectación se considera bajo, según han informado fuentes del departamento de Agricultura de la Generalitat. El caso de este virus, que afecta a las aves y que difícilmente se transmite a los humanos,

De forma inmediata, tras la confirmación de la enfermedad se han instaurado las medidas previstas por la normativa en caso de confirmación de un foco, con la inmovilización de la explotación y establecimiento de una zona de restricción de 1 Km. alrededor de la explotación afectada. Asimismo, se han llevado a cabo las tareas de sacrificio de las aves y destrucción en una planta autorizada. En el radio de 1 Km. alrededor de la explotación afectada no se localiza ninguna explotación.

Los Servicios Veterinarios están realizando la correspondiente encuesta epidemiológica con objeto de conocer el posible origen del foco, sin que por el momento éste se haya podido determinar.

Se ha procedido a la comunicación oficial del foco a los servicios veterinarios de la Comisión Europea y a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), informándose asimismo a las CCAA y a las organizaciones del sector.

La Generalitat ha subrayado que la infección por el virus se ha circunscrito en este caso al ámbito de la sanidad animal y ha afectado a una explotación de gallinas reproductoras, por lo que ni éstas ni los huevos están destinados al consumo.

Además, apunta que "no se ha detectado ningún caso sospechoso de afectación a las personas", tanto entre las que han estado en contacto con los animales dentro de la explotación como fuera.

Hasta aquí todo correcto, además hay que tener en cuenta que las medidas tomadas producen una garantía casi absoluta.

Hazte socio

También te puede gustar