Informe PISA: ser chico y familias monoparentales, dos riesgos de fracaso escolar que los medios censuran

La OCDE constata que alumnos de familias monoparentales fracasan más, y que los chicos tienen más riesgo de bajo rendimiento en lectura y ciencia, y las chicas en matemáticas, pero se informa más sobre esta última cuestión

Los hijos de familias monoparentales tienen más riesgo de fracaso escolar, una realidad que parecen ignorar algunos medios Los hijos de familias monoparentales tienen más riesgo de fracaso escolar, una realidad que parecen ignorar algunos medios

Cuando los medios de comunicación informan sobre el sistema educativo español y el gran porcentaje de fracaso escolar que lo acompaña, algunos suelen evitar, por no decir censurar, cuestiones que tienen que ver con las causas profundas de ese bajo rendimiento de los estudiantes en España.

Así lo confirma el último informe PISA de la OCDE, ‘Low-Performing Students. Why they fall behind and how to help them succeed’ (‘Los estudiantes de bajo rendimiento. ¿Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito?’), donde, entre otras cuestiones, se constata que ser chico y vivir en familias monoparentales son factores de riesgo de fracaso escolar.

Una de las cuestiones que plantea el informe es que “si todos los alumnos de 15 años de los países con rentas altas de la OCDE adquirieran habilidades básicas en lectura y matemáticas para el año 2030, las ganancias a largo plazo para estas economías podrían alcanzar unas 1,5 veces su PIB actual. En el caso de los países con rentas medias-altas, las ganancias podrían suponer 7 veces su PIB”.

¿Por qué los medios no acostumbran a relacionar el fracaso escolar con las familias monoparentales?

¿Por qué los medios no acostumbran a relacionar el fracaso escolar con las familias monoparentales?

Lo que algunos medios censuran

En ese sentido, el estudio concluye que, entre los factores de riesgo de fracaso escolar, “la proporción de alumnos con bajo rendimiento es mayor entre quienes viven en zonas rurales o en familias monoparentales”, como se ve en este resumen infográfico del estudio.

También se destaca en el estudio que “las chicas sufren mayor riesgo de tener un rendimiento bajo en matemáticas que los chicos”. Y que “los chicos tienen un rendimiento bajo en lectura y ciencia con mayor frecuencia”.

Sin embargo, algunos medios de comunicación prefieren obviar parte de estas conclusiones y poner el acento en otras que se ajusten más a sus criterios.

Un ejemplo lo tenemos en TV3, que en el ‘Telenoticies’ en el que informaban sobre los resultados del Informe PISA, y los factores de riesgo asociados al bajo rendimiento escolar de los jóvenes, dejaban de lado el mayor fracaso en lectura y ciencia de ellos en comparación con las chicas, y sí destacaban que ellas fracasan más en matemáticas.

Al mismo tiempo, tampoco hacían mención a que los estudiantes que provienen de familias monoparentales tienen un mayor bajo rendimiento; mientras se centraban en otros factores de riesgo como los alumnos desfavorecidos socioeconómicamente, como el género, o los inmigrantes y aquellos alumnos que viven en zonas rurales.

Áreas y factores de riesgo

En el informe se muestra un gráfico, reproducido a continuación, en el que se pueden ver las áreas potenciales de riesgo y los factores de riesgo o protección referentes a los estudiantes, las escuelas y los sistemas educativos.

Análisis de las áreas y factores de riesgo

Análisis de las áreas y factores de riesgo

En relación a los estudiantes, las áreas y factores de riesgo y son:

Estatus socioeconómico; donde el riesgo se centra en las desventajas socioeconómicas.

Antecedentes demográficos; y aquí intervienen como riesgos el género, el origen del inmigrante, la lengua que se habla en casa, la localización geográfica y la estructura familiar.

Progreso a través de la educación; y los riesgos: educación pre-primaria, la repetición de grado, y el currículo en la escuela secundaria.

Actitudes y comportamientos hacia y en la escuela; con estos riesgos: absentismo escolar, tiempo en actividades de aprendizaje, confianza en sí mismo y perseverancia.

Se puede ver, pues, que entre los factores de riesgo la estructura familiar juega un rol importante.

Familias monoparentales, un claro factor de riesgo

Esta cuestión vuelve a ser motivo de interés en las conclusiones del Informe PISA cuando muestra este otro gráfico: “Antecedentes de los estudiantes y bajo rendimiento”, en el que dan más información sobre las potenciales áreas de riesgo, las sub áreas y los factores de riesgo.

Entre los factores de riesgo para el rendimiento escolar, la familia monoparental

Entre los factores de riesgo para el rendimiento escolar, la familia monoparental

Entre esos factores de riesgo cabe destacar la “desventaja socioeconómica”, “ser una chica (en matemáticas”, “ser un chico (en lectura y ciencia), y “familia monoparental”.

También figuran “origen inmigrante”, “diferente idioma al general”, “escuela en área rural”, “sin educación pre primaria”, “repetidor al menos de un grado”, e “inscrito en una vía profesional”.

Pero, en cualquier caso, no se entiende que algunos medios ignoren que cuestiones como el provenir de una familia monoparental supone un riesgo de fracaso escolar.

España, en el contexto de la OCDE

Por otra parte, el estudio muestra también una clasificación sobre el “estatus socioeconómico y bajo rendimiento en matemáticas” en los países de la OCDE, mostrando datos con el “porcentaje de bajo rendimiento en matemáticas por cuartiles socioeconómicos”.

En el gráfico que sigue a continuación, basado en cuatro iconos representando a los cuatro cuartiles, de mayor a menor relevancia, siendo “top quarter” el que tiene una mejor posición socioeconómica y “bottom quarter” el que tiene la peor, se puede ver cuál es la situación de España en el contexto de los países de la OCDE.

España, en el contexto de países de la OCDE en cuanto a resultados en Matemáticas

España, en el contexto de países de la OCDE en cuanto a resultados en Matemáticas

Una primera observación a tener en cuenta es que cuanto más alejados están entre sí los cuatro cuartiles en el gráfico mayor desigualdad muestra ese país; y cuanto más arriba y a la izquierda están situados mejor es su situación.

Así, por ejemplo, en las primeras posiciones se ve que sobre todo China y Korea muestran unos resultados envidiables, mientras que las últimas posiciones de este particular ranking significan todo lo contrario.

En ese sentido, España está situada en el gráfico por debajo de la media de la OCDE; y, aunque se puede ver que en el “top quarter” están ligeramente mejor situadas que esa media, en el segundo ya muestra un poco de diferencia negativa, mientras que el tercer y cuarto cuartil tienen peores resultados que la media de países de la OCDE.

Cabe resaltar, en comparación con España, la posición de Polonia, que está situada claramente por encima de la media de la OCDE y que, invirtiendo menos recursos en su sistema educativo de los que invierte España, obtiene unos clarísimos mejores resultados.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>