Insuficiente anuncio del aumento de las pensiones mínimas para 2006

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este domingo, 4 de septiembre, que las pensiones mínimas subirán el doble qu…

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este domingo, 4 de septiembre, que las pensiones mínimas subirán el doble que la media del resto de prestaciones. Sin embargo, la euforia mostrada por ZP en este tema no está justificada a la vista de los datos publicados en el Informe Económico Financiero de la Seguridad Social, donde se constata que jubilados, viudas e incapacitados permanentes sobreviven con menos del 20 por ciento del salario mínimo interprofesional (SMI), actualmente de 490,80 euros al mes, y perciben pensiones que en muchos casos no llegan a los 90 euros al mes.

 

Zapatero aprovechó su intervención en la fiesta minera asturleonesa de Rodiezmo para comunicar el aumento, que afectará a las pensiones de 3,5 millones de personas y será trasladado a la mesa de diálogo social en los próximos días. En las mismas fechas de 2004, el presidente llegó a cifrar el incremento en un 3 por ciento de media para todos los subsidios, lo que elevaría el aumento de las pensiones mínimas hasta el 6 por ciento. Posteriormente, en diciembre, el Gobierno aprobó subidas de entre el 4,5 y el 8,07 por ciento.

 

Pensionistas indignados

 

Tal como ya informábamos en un anterior artículo el pasado 18 de mayo, asociaciones, confederaciones y otras entidades de profesionales y pensionistas españoles elaboraron en esos días un manifiesto contra la tremenda injusticia social que el Estado practica con el colectivo al que representan. El detonante del comunicado fueron las declaraciones del secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, en las que venía a asegurar que el mantenimiento de las pensiones de viudedad era insostenible para el sistema público.

 

La indignación de los pensionistas está sobradamente justificada a la vista de los datos publicados en el Informe Económico Financiero de la Seguridad Social que se pueden observar en la tabla que reproducimos a continuación. En ella se puede observar la relación que hay entre el importe de la pensión mínima y el salario mínimo interprofesional neto, o sea, el salario mínimo una vez deducidas las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del trabajador. Un SMI que en 2002 era de 460,50 euros al mes y que el 1 de julio de 2004 se incremento hasta los 490,8 euros mencionados anteriormente.

 

COMPARATIVA PENSIÓN MÍNIMA

CON EL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL NETO

 

2002

2005

 

Con cónyuge

a cargo

Sin cónyuge

a cargo

Con cónyuge

a cargo

Sin cónyuge

a cargo

 

Jubilación

Edad

>=65 años

111,67

94,82

109,07

91,32

Edad

<65 años

99,91

84,58

101,93

85,09

 

Incapacidad permanente

Gran invalidez

167,5

142,23

163,61

136,98

Total edad

>=65 años

111,67

94,82

109,07

91,32

Absoluta

111,67

94,82

109,07

91,32

 

Viudedad

Edad

>=65 años

 

94,82

 

91,32

Edad >60 años y <=64 años

 

84,58

 

85,09

Edad

<60 años

 

67,49

 

67,90

Edad <60 años con cargas familiares

 

84,58

 

85,09

 

El SMI, un indicador de pobreza

 

A la vista de estos datos, si consideramos que el actual salario mínimo interprofesional es tan exiguo que se podría considerar prácticamente como un indicador de pobreza, las pensiones mínimas de viudedad, incapacidad permanente y jubilación son de auténtico escándalo. Además, como indica la información contenida en la tabla, prácticamente la totalidad de estas pensiones mínimas ha descendido en los últimos 3 años, y las que han aumentado lo han hecho en un porcentaje insignificante.

 

Siendo el SMI tan bajo y, a la vez, un baremo para establecer las pensiones, se puede considerar que las actuales pensiones mínimas son prestaciones de miseria reconocida; una miseria que no va a mejorar sustancialmente con los aumentos prometidos por Zapatero.

 

Efectos “colaterales”

 

Al mismo tiempo, hay que considerar que los efectos “colaterales” de un SMI tan exiguo tiene efectos indirectos y negativos sobre determinadas ayudas públicas que toman como referencia el salario mínimo interprofesional para establecer los porcentajes de esas subvenciones.

 

Ante todos estos datos y a pesar de las subidas anunciadas por el presidente del Gobierno, cabe preguntarse, tal como hacia el colectivo de pensionistas en las protestas que comentábamos más arriba, ¿cómo se puede sobrevivir con unas pensiones que están por debajo de los 90 euros mensuales?

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>