Investigación con embriones: Alemania y Polonia lideran los 8 países de la UE que quieren vetarla

La financiación de la Unión Europea para la investigación con células madre embrionarias podría quedar bloqueada si prospera la petición que 8 países,…

La financiación de la Unión Europea para la investigación con células madre embrionarias podría quedar bloqueada si prospera la petición que 8 países, encabezados por Alemania y Polonia, presentan durante la reunión del Consejo de Competitividad que se celebra este lunes, 24 de julio.

 

Junto con Lituania, Luxemburgo, Malta, Austria, Eslovenia y Eslovaquia, alemanes y polacos quieren que se prohíban esos fondos que van destinados a la destrucción de embriones para obtener células estaminales. El conjunto de sus votos suman una "minoría de bloqueo" suficiente para impedir la aprobación del séptimo Programa Marco de Investigación de la Unión Europea para el periodo 2007-2013, dotado con 50.521 millones de euros, según informan fuentes diplomáticas.

 

La presidencia finlandesa puso sobre la mesa una propuesta de compromiso que permitiría otorgar financiación comunitaria a los proyectos con células madre sólo en aquellos países donde sea legal, y siguiendo un estricto control científico y ético caso por caso. Es el mismo enfoque que está vigente en estos momentos y que fue refrendado por la Eurocámara el pasado 15 de junio.

 

Siguiendo la estela de Bush

 

Sin embargo, para los ocho países que se oponen, estas condiciones no son suficientes y por ello reclaman una prohibición total por motivos éticos. Con su postura, Alemania, principal impulsora de la propuesta, y sus aliados siguen la estela del presidente estadounidense George W. Bush, que utilizó por primera vez el 19 de julio su derecho de veto para impedir un aumento de los fondos federales para la investigación con células madre procedentes de embriones.

 

El programa de investigación de la UE no debería usarse con incentivos para matar embriones”", señaló la ministra de Investigación alemana, Annette Schavan, en una carta dirigida a sus colegas y difundida por la prensa germana.

 

Cabe recordar que ya en 2005 Alemania, Polonia, Italia, Austria y Eslovaquia lanzaron la propuesta de cancelar la financiación de las investigaciones con embriones y que se destinaran los fondos a la investigación con células estaminales adultas, las únicas que hasta ahora han logrado resultados terapéuticos esperanzadores, sobre todo cuando se obtienen del propio paciente.

 

La posición de los alemanes en este tema no deja lugar a dudas, al estar especialmente sensibilizados en todo lo que tenga que ver con la eugenesia e investigaciones parecidas. Las experiencias de un pasado no tan lejano en el tiempo les hace conscientes del peligro que generan este tipo de experimentos.

 

La ‘deserción’ de Italia

 

Pese a esta minoría de bloqueo, la presidencia finlandesa todavía cree posible lograr un acuerdo este lunes. Las fuentes consultadas señalaron que Eslovenia y Eslovaquia podrían acabar cambiando de bando, lo que permitiría aprobar el Programa Marco.

 

Por otra parte, los países que rechazan la investigación con células madre embrionarias han perdido el destacado apoyo de Italia, tras la salida del Gobierno de Silvio Berlusconi.

 

La obtención de células madre a partir de embriones sobrantes o supernumerarios, procedentes de fertilizaciones in vitro, está actualmente permitida en Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, España y Países Bajos, según los datos del Parlamento Europeo. Estonia, Hungría, Letonia y Eslovenia no tienen regulación específica sobre células madre, pero permiten cierta investigación con embriones supernumerarios. Italia y Alemania tienen restricciones, y no pueden obtener nuevas células madre de este tipo aunque pueden importarlas. Austria, Lituania y Polonia prohíben la investigación con embriones para obtener células estaminales. En la actualidad, Bélgica, Reino Unido y Suecia autorizan la clonación terapéutica, expresamente excluida del programa comunitario.

 

La cifra de 50.521 millones de euros que la Unión Europea dedicará a investigación para los próximos siete años es inferior a la que proponía inicialmente la Comisión Europea (72.000 millones), pero sustancialmente mayor que la del Programa anterior (para el periodo 2002-2006), que tenía un presupuesto de 16.279 millones.

 

“Excesiva propaganda”

 

Mientras se decide el futuro de estas cifras millonarias, a pesar de la postura favorable de España hacia la investigación con embriones, siguen surgiendo voces críticas que cuestionan este tipo de investigaciones.

 

El investigador de Fisiología celular de la Universidad de Sevilla, José López Barneo, alertó el pasado viernes, día 21, sobre la “excesiva propaganda” que, a su juicio, existe sobre las posibilidades de la investigación con células madre embrionarias.

 

“Los planteamientos demagógicos sobre este tipo de células, por tal de apoyar que se permita legalmente la investigación, puede provocar una gran decepción entre los pacientes”, puesto que “a pesar de la potencialidad de las células embrionarias, dan muchos problemas a nivel científico”, aseguró Barneo, quien constató que “no sabemos muy bien cómo convertirlas en tejidos sin que evolucionen hacia un tumor”.

 

Destrucción de vidas humanas

 

Al mismo tiempo, la doctora Mónica López Barahona, de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, también coincidió recientemente con los argumentos de Barneo al asegurar que este tipo de células producen “tumores en los tejidos en los que se trasplantan”.

 

Barahona lamentó, durante su participación en el V Encuentro Mundial de las Familias, el apoyo de diferentes gobiernos a la investigación con células madre embrionarias porque implica “la destrucción de vidas humanas en su fase inicial” y resaltó la capacidad curativa de las células madre procedentes de tejidos u órganos adultos.

 

Mientras tanto, tras los muchos argumentos a favor y en contra que esgrimen los científicos, las industrias biotecnológicas siguen frenando la investigación con células madre adultas, tal como denunciaba hace un mes un experto biotécnico que padece parálisis, el investigador James Kelly.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>