Jordi Pujol en la UAO: “La política, para un cristiano, es extensión de nuestra fe”

Jordi Pujol i Soley, Mercedes Aroz y Enric Julianason algunos de los políticos y especialistasque han debatido en un curso de verano de la Univ…

Jordi Pujol i Soley, Mercedes Aroz y Enric Julianason algunos de los políticos y especialistasque han debatido en un curso de verano de la Universitat Abat Oliba CEU la incidencia de los cristianos en la política. Además, han participado destacadas personalidades del contexto católico como el arzobispo de Urgell y copríncipe de Andorra, Joan Enric Vivies. En el evento se ha profundizado sobre el hecho de ser cristiano en la vida pública, también a través de la política.

Jordi Pujol, en su intervención ,se declaró “indignamente cristiano” y habló de la cara y la cruz de la política para un cristiano: “Política –explicó el ex presidente de la Generalitat, según cita La Vanguardia- es acción al servicio del bien común. La voluntad de acceder al poder para actuar a favor del progreso y la libertad es legítima. Pero la noble actividad política es, a su vez, peligrosa. Su degeneración es frecuente por ser muy competitiva, por caer en la tentación del poder por el poder, por incumplir compromisos, y cuando hay voluntad de destruir al oponente”.
Pujol reflexionó en el transcurso de su intervención sobre la aportación que como cristiano, se puede hacer en la vida política: “La política es ejercicio de responsabilidad. Los cristianos somos responsables de nosotros mismos, de los otros y ante Dios. La política, para un cristiano, es extensión de nuestra fe. Habrá otras motivaciones: patrióticas, sociales… Los políticos cristianos hemos de actuar según los principios Evangelio. No es fácil especialmente hoy cuando hay una crisis de valores, cristianos o no. Hemos de impregnar de valores cristianos a la política".
Otro punta de lanza del movimiento intelectual catalán, Enric Juliana, dictó la conferencia ‘Los cristianos y la vida política española’. Juliana es el subdirector del diario La Vanguardia y delegado de este periódico en Madrid. El que fuera corresponsal en Roma y en el Vaticano está reconocido como uno de los analistas más finos de la actualidad.
El experto abordó la realidad católica del país matizando la presencia pública de la misma: “Éste es un país de catolicismo difuso, no de gente descreída. No se puede entender España prescindiendo de que es un país católico, católico a su manera pero católico”.
“El PSOE, -prosiguió Juliana- fruto de la evolución sociológica y la expansión económica, se presenta como referente político de las nuevas clases medias y elabora un discurso radicalizado de los derechos y las libertades individuales. La batalla política, también entre PSOE y PP, cuyo líder Mariano Rajoy mantiene una relación problemática con el cardenal Antonio Maria Rouco, se juega en el campo de los valores. El Gobierno socialista impulsa unas iniciativas que si chocan con la Iglesia católica, ya le va bien”.
La segunda sesión del curso de verano que llevaba por título ‘Los cristianos y la política en el mundo actual contó con la presencia de la a la ex senadora del PSC Mercedes Aroz que habló sobre una experiencia del testigo cristiano en la vida pública.
La teoría de la desvinculación
En su intervención el director del INCAS de la Universitat Abat Oliba CEU y miembro del Pontificio Consejo para los Laicos, Josep Miró i Ardèvol, se dirigió a los asistentes con una exposición basada en los criterios, necesidades y retos de los cristianos laicos en la vida política.
Miró Ardèvol habló del laicismo que arrincona la dimensión religiosa y la reduce al ámbito privado en la política española. El que fuera conseller de la Generalitat habló de su tesis de la “desvinculación” al afirmar: “España, también Catalunya, es una sociedad desvinculada. Esta sociedad rompe los vínculos con sus fuentes culturales, sus tradiciones morales, sus compromisos, sus vínculos con las personas y su relación con Dios. España es el paradigma de la ideología desvinculada”. Según el ponente “la conciencia religiosa es la última instancia que da libertad ante el Estado, y que genera vínculos con los otros y con Dios”.
Finalmente, el arzobispo de Urgell y copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives afirmó: “Nada verdaderamente humano -sostuvo- es ajeno al interés de los cristianos. Siempre se nos podrá reclamar un trabajo que sea aún más concreto y profundo al servicio de las personas. A los laicos corresponde propiamente, aunque no exclusivamente, los compromisos y las actividades temporales. Personalmente intento compaginar ser obispo y ser copríncipe, y vivirlo como una extensión de mi ministerio pastoral”.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>