Josep Miró i Ardèvol: “la crisis económica y política ha derivado rápidamente hacia una crisis de las instituciones”

Josep Miro i Ardèvol es miembro del Consejo Pontificio para los Laicos y presidente de e-Cristians. Lleva más de una década traba…

Josep Miro i Ardèvol es miembro del Consejo Pontificio para los Laicos y presidente de e-Cristians. Lleva más de una década trabajando en el estudio del capital humano y el capital social, y sus implicaciones económicas, sociales y políticas. Su última tarea iniciada es situar la función de la familia como factor del crecimiento económico.

Miró ha publicado recientemente su último libro La sociedad desvinculada. Fundamentos de la crisis y necesidad de un nuevo comienzo (Editorial Stella Maris), donde ofrece un diagnostico holístico, integral, de las causas unitarias que desencadenan las diversas crisis en las que estamos sometido. De ahí que le pidamos una reflexión sobre la crisis de las instituciones políticas en España.

Si las crisis tienen unas causas comunes en Europa y más allá, incluso en la cultura occidental en los términos que formula en su libro, ¿cómo puede explicarse la crisis española en este contexto?

Las causas son generales, y se concretan en una medida diferente en razón de las condiciones en que se desenvuelve nuestro país. En el caso de España la crisis económica y política ha derivado muy rápidamente hacia una crisis de las instituciones del estado, mucho más grave, algo parecido a lo que ha sucedido en Grecia. La causa radica en la existencia de un número creciente d personas que se consideran desvinculadas del estado en el sentido que este es incapaz, o lo consideran incapaz, de cumplir con sus compromisos

Pero, ¿de dónde surge esta desvinculación que, además, en muchos casos es crítica y proactiva?

Básicamente es debido a que el estado no solo no distribuye correctamente las consecuencias sino que favorece más a los privilegiados en detrimento de los de “abajo”, y este sentirse debajo incorpora a un número creciente d personas, no solo muchos de rentas bajas sino también la clase media maltratada por las consecuencias económicas, y al mismo tiempo porque ve que es el fundamento de los ingresos fiscales del estado, y esto le parece injusto

“Sólo se puede armar algo sólido contra la desvinculación desde la idea de trabajar en algo más grande que uno mismo”

¿Podemos responder de alguna manera a esta consecuencia desvinculadora?

Ciertamente, pero también lo significó antes y a una escala mucho mayor, en el 15M, que pareció fundirse en la nada. Pero no ha sido exactamente así. La primera respuesta a la desvinculación del estado, desde la sociedad desvinculada, fue asimismo de idéntico tenor, no podía ser de otra manera: subjetividad sin límites, compromiso ocasional, el “qué hay de lo mío” fueron algunas de las características que dieron al traste con todo aquello. Por ejemplo, yo creo que Podemos, que procede de un núcleo muy politizado en términos de teorías comunistas, es decir, de un marco de razón objetiva, ha construido a partir de aquellos mimbres un caparazón mucho más sólido y de constreñimiento de la subjetividad, es decir, un marco vinculado. De ahí la presencia de antiguos comunistas poco eurocomunistas que se reconocen en el estilo y la estrategia y parte de los fines. De ahí también su forma de proceder que tiene mucho de religiosidad difusa, ascetismo, dogmatismo, utopía redentora, sin las características que transforman todo esto, propias del amor cristiano. Podemos tiene mucho que ver con una “religión”, y con un Partido Comunista porque sólo se puede armar algo sólido contra la desvinculación desde un marco de razón objetiva, es decir, la idea de trabajar en algo más grande que uno mismo, y con un compromiso fuerte.

¿Cree que el independentismo que ha evolucionado con fuerza en Cataluña responde a la misma lógica, es decir, la sensación de una parte de la población de un estado que nos la vincula porque no se compromete con sus necesidades?

En Cataluña siempre ha habido independentismo, como orden de magnitud un 20%, ahora y en pocos años la cifra se ha doblado o más. Buena parte de este añadido responde a la misma lógica Por una parte si el estado no sirve y no hay vinculación afectiva, uno busca aquello donde tiene el corazón. Esto explica una parte del crecimiento. Otra simplemente cree que si el estado más grande no sirve posiblemente le vaya mejor con una más pequeño y próximo, más si considera que dispondría de superiores recursos. La cuestión de fondo es que estos planteamientos por sí solos generan la reacción, muy fuerte, pero no construyen la alternativa porque esta ha de ser muy fuerte, en sentido de compromiso, y marco de razón objetiva, como ya he apuntado antes, y ahora este nivel de cohesión no sé si existe con suficiente fuerza como para soportar la adversidad, que es una característica del ser desvinculado, su escasa resistencia. Se va por ahí pero todavía no se está ahí. Naturalmente, esta es una dinámica donde las interacciones son importantes y por consiguiente dependerá también de cómo lo enfoque el estado, su gobierno. Hasta ahora tengo la impresión que más bien tiende a facilitar el cohesionado de la respuesta independentista.

“El libro proporciona un diagnóstico para la comprensión de lo que nos sucede, con capacidad para contribuir a cuál puede ser la alternativa”

¿Cuál cree que es el interés fundamental del libro que ha publicado?

Básicamente dos. La primera es que su lectura creo que en general es agradable, incluso amena a pesar de los temas que aborda y cómo los aborda. Facilitar la lectura es algo fundamental. La otra razón es la de proporcionar un diagnístico sistemático para la comprensión de lo que nos sucede; una teoría sobre ello con capacidad para contribuir a la definición de cuál puede ser la respuesta, la alternativa.


Josep Miró i Ardèvol

La sociedad desvinculada

Editorial Stella Maris

189 páginas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>