Josep Miró: “La crisis revela con mucha más profundidad las miserias del sistema”

Las personas y organizaciones que sostienen el movimiento social cristiano de liberación han organizado una Jornada para responder a preguntas …

Las personas y organizaciones que sostienen el movimiento social cristiano de liberación han organizado una Jornada para responder a preguntas sobre cómo la Doctrina Social de la Iglesia se puede aplicar de forma práctica en los tiempos actuales. También para analizar a la luz de la DSI cómo resolver la falta de horizonte de la crisis económica y la situación política; y, finalmente, ofrecer lo que ellos consideran “la única respuesta global capaz de producir un nuevo inicio”.

Entrevistamos a Josep Miró i Ardèvol, miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, que preside una de las organizaciones implicadas, e-Cristians. En la entrevista aborda la necesidad de plasmar en hechos concretos las grandes soluciones teóricas que propone la DSI, pero que si no se materializan en acciones no completan su sentido primigenio: el de llegar a las personas y a las sociedades.
El Papa Francisco con su exhortación evangélica ‘Evangelii Gaudium’ plantea una crítica muy clara y directa al modelo económico actual. Afirma que hay que decir que no a un dinero que gobierna y a la iniquidad que genera violencia. Dice también no a la economía de la exclusión y a la idolatría del dinero. ¿Qué consecuencias tiene lo que el Papa nos dice?
El Papa Francisco nos ofrece con un estilo llano y directo una posición que de siempre ha venido manteniendo la Iglesia. Los papas anteriores, la doctrina social ha sido siempre muy crítica con el modelo económico capitalista, con la economíaliberal. Encontraremos frases muy duras de los papas anteriores, lo que sucede es que los textos seguramente tenían un entorno de una mayor complejidad intelectual y esto podía distraer la crítica tan directa y fuerte que en ellos se formulaban, pero lo que nos dice ahora el Papa no es nada más lo que la Iglesia en su doctrina ha venido predicando y también permite entender por qué en tantos lugares del mundo los cristianos han sido y son un fermento de transformación económica y social. Lo que sucede es que ahora la crisis revela con mucha más profundidad las miserias del sistema.
“El Papa Francisco llama la atención sobre lo que no funciona y la Iglesia nos proporciona los fundamentos para construir una nueva realidad”
El papa formula una serie de negativas con carácter muy rotundo. Pero a partir de ahí, ¿qué se puede hacer?
El Papa Francisco llama la atención sobre lo que no funciona y la Iglesia nos proporciona los fundamentos para construir una nueva realidad. La DSI constituye el fundamento, el marco de referencia y la definición de finalidades que permiten encarar un modelo económico mucho más justo y claramente dirigido al ser humano. Naturalmente esto exige una tarea por parte sobre todo de los laicos, como es la de traducir este conjunto de fundamentos y principios en aplicaciones concretas y es quizás en este ámbito donde exista un déficit más importante. Yo interpreto lo que dice el Papa Francisco como una llamada a nuestra conciencia para que realicemos esta tarea.
Y en este sentido, ¿qué iniciativas sugiere usted?
Más que sugerir puedo proponer algo concreto que es lo que nos conduce a la Jornada del día 30 de este mes. En este sábado nos reuniremos en la Universitat Abat Oliba CEU para debatir el significado de un movimiento social cristiano de liberación en nuestro tiempo como concepto que define al cristianismo social de esta época a la aplicación de la DSI. Movimiento entendido en su sentido sociológico, como corriente social más que como estructura organizativa cerrada.
“Esta acción solo alcanzará su pleno sentido si tiene amplitud y recoge una gran suma de voluntades”
¿Cómo se ha estructurado esta Jornada?
Responde a una serie de trabajos que se han venido realizando después del seminario que en julio pasado llevamos a término con la participación de Guzmán Carriquiry, secretario de la Comisión Pontificia para América Latina, precisamente con el título “Un movimiento social cristiano de liberación en época del Pontificado de Francisco”. Ahora este nuevo reencuentro servirá para conocer lo que hemos venido haciendo y también, y esto lo subrayo para dar pie a que nuevas personas interesadas puedan participar en esta acción que solo alcanzará su pleno sentido si tiene amplitud, si recoge una gran suma de voluntades tanto a título individual como de movimientos y organizaciones. En este sentido, creo que es un buen momento para invitar a todos aquellos que tienen interés en la DSI, que ven en la crisis un problema grave pero también un reto y un desafío a que participen, aunque, eso sí, deberían hacerlo con gran diligencia puesto que la fecha está ahí mismo y el número de plazas es limitado. Pero en todo caso los animo a ello.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>