Jóvenes fuera de control: En lugar de educarlos los ahuyentamos con ultrasonidos

La noticia viene del Reino Unido, pero no sería de extrañar ver reproducido este titular en la prensa española: Una firma británica vende aparatos de …

La noticia viene del Reino Unido, pero no sería de extrañar ver reproducido este titular en la prensa española: Una firma británica vende aparatos de ultrasonidos para ahuyentar a jóvenes conflictivos. Y es que la mayoría de sociedades occidentales, ante la pérdida de control y autoridad sobre sus jóvenes, prefieren mirar hacia otro lado o, como en el caso de los británicos, ahuyentarlos con ultrasonidos.

 

Su comercialización es de dudosa legalidad, pero ni comerciantes, propietarios de viviendas, asociaciones de vecinos o los propios policías dudan en utilizarlo si lo consideran necesario y, de hecho, así sucede desde hace aproximadamente un año. Se trata de un equipo de ultrasonido similar al que se utiliza para repeler insectos y ratas.

 

Esta nueva ‘arma’ para ahuyentar a bandas juveniles es capaz de emitir fuertes pitidos en una alta frecuencia que sólo son audibles por aquellos que tienen menos de 20 años. Su fabricante es la compañía galesa Compound Security Systems, que comercializó el aparato en enero de 2006.

 

“Yo no soy un perro”

 

Es como un silbato para perros, pero yo no soy un perro”, argumenta un joven de 17 años que ha experimentado involuntariamente el invento en un barrio del norte de Londres. “Hace daño, es como si te bloquearan los oídos”, afirma otro adolescente de la zona.

 

El discutible invento, una caja negra que ya responde al nombre de ‘Mosquito’ porque “es pequeño y molesto”, es colocado en tiendas, edificios de pisos y otros lugares públicos donde se suelen reunir bandas de adolescentes.

 

El mensaje publicitario de los fabricantes para el ahuyentador de jóvenes está empezando a ser muy popular: “Dándole a un simple botón, las bandas juveniles que merodean en las puertas de las tiendas retroceden con las manos en los oídos, y dejan a las generaciones más adultas disfrutar del sonido del silencio”. Hasta el momento se han vendido más de 3.300 artilugios disuasorios.

 

Sin embargo, ya son muchas también las protestas de asociaciones por las libertades ciudadanas, que denuncian la falta de respeto a la dignidad de los adolescentes y la posible ilegalidad del equipo ultrasónico, que espanta a todos los jóvenes de forma indiscriminada.

 

Es trágico que se elija degradar a los jóvenes en lugar de darles oportunidades”, afirma Shami Chakrabarti, directora de la asociación Liberty.

 

Fuera de control

 

Ante la adopción de medidas como la que aquí se explica, parece obvia la falta de recursos de una sociedad que poco o nada puede hacer ante un colectivo cada vez más importante de jóvenes fuera de control.

 

En el caso de España, en repetidas ocasiones hemos informado sobre el incremento de la violencia y del consumo de alcohol y drogas por parte de jóvenes a edades cada vez más tempranas; del fracaso escolar que les afecta y que ha llevado a España a la cola de Europa en esa materia; de la conflictividad que muestran en las aulas y la falta de autoridad que se otorga a los maestros; o, en definitiva, de la excesiva permisividad y proteccionismo con que son tratados en el ámbito familiar.

 

Buena prueba de ello son algunos recientes titulares de diarios, como el que se refiere a la condena al pago de 14.000 euros a la madre de un adolescente que propinó una brutal paliza a un compañero.

 

La Audiencia de Sevilla ha considerado que, como en este caso, educar mal a los hijos es delito si conlleva perjuicio a terceros. Y de los daños que ocasione el hijo malcriado serán responsables los padres. Esto es lo que han decidido los jueces con su condena.

 

Según Javier Elzo, catedrático de Sociología, el 42% de los padres forma parte de lo que él llama familias nominales, o sea, núcleos familiares permisivos, donde no hay reglas ni límites, porque lo que importa es que no haya conflictos.

 

Así, los niños hacen lo que quieren, mimados y consentidos, hasta que el problema se presenta cuando crecen.

 

Educar supone estar siempre al pie del cañón y decir muchas veces no, y eso, en un mundo en el que falta tiempo y en el que los adultos llegan agotados a casa, es una tarea muy difícil”, reconoce Javier Urra, el primer Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid.

 

Obesidad y operaciones de estética

 

Hay más casos que hacen referencia a situaciones que atraviesan los jóvenes y que eran impensables hace algunos años, como, por ejemplo, el incremento de niños y adolescentes obesos; una obesidad infantil que va frecuentemente asociada a problemas de tipo psicológico, como la disminución de la autoestima, la estigmatización y el fracaso escolar.

 

Otra situación preocupante es el notable aumento de jóvenes que recurren a las operaciones de estética para mejorar su imagen. De hecho, España es el país occidental donde más operaciones se realizan adolescentes, como mejorar la estética de las orejas, realizarse liposucciones o aumentar el pecho. Todo ello con el consentimiento de unos padres que se ven impotentes para mejorar la autoestima de sus hijos.

 

En España se realizan unas 40.000 operaciones anuales a menores de 18 años, casi un 10% del total de operaciones de estética que se realizan en España.

 

Protegerles contra el alcohol

 

Por otra parte, el 81,7% de los españoles pide a las administraciones medidas concretas para proteger a los menores contra el alcohol, “ya que su obligación es protegerles”.

 

Lo dice el estudio inédito del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre Los jóvenes ante el alcohol, realizado en febrero de 2007 a 1.500 personas.

 

Un 11,7% de los encuestados, en cambio, cree que no debe tomarse este tipo de medidas “porque los menores aprenderán por sí mismos”.

 

Los consultados sí coinciden en que el consumo de alcohol en menores provoca violencia (90,9%), malas relaciones familiares (87,9%), malos rendimientos escolares (86,5%) y relaciones sexuales poco responsables (78,6%).

 

Artículos relacionados:

 

“Si plantas, hazlo con discreción”: La Generalitat, ante el consumo de hachís de los jóvenes

 

‘Somos más’: España, el país de la UE donde se consume más cocaína, hachís y drogas de diseño

 

Los tres grandes obstáculos para una cultura del esfuerzo, según Francesc Torralba

 

Adolescentes en España: 60.000 maltratadores; droga a los 14; el 10% son delincuentes

 

Antes jugaban o descubrían su primer amor; ahora son alcohólicos o maltratan a sus padres

 

Con 15 años, borrachos y en urgencias: anuncios y ‘botellódromos’ no son la solución

 

A la belleza por el bisturí: España, récord de cirugía estética para jóvenes

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>