Jóvenes scouts: pedagogía basada en naturaleza y valores

Estos días está teniendo lugar en Polonia un encuentro de scouts de Europa que organiza cada año los grupos polacos y en el que a…

Estos días está teniendo lugar en Polonia un encuentro de scouts de Europa que organiza cada año los grupos polacos y en el que asisten scouts de otros países. La presente edición cuenta con la presencia de scouts de España y, específicamente, Cataluña.

Es una buena ocasión para valorar este fenómeno dirigido a los jóvenes, y que tiene una pedagogía propia basada en la educación en el deber a través de la aventura que todo adolescente vive a través de su compañía, que denominan ‘patrulla’. Todo ello basándose en la educación del carácter en las virtudes a partir de los propios jóvenes, tal y como ideara su fundador, Lord Baden Powell hace ya más de cien años. “Los chicos aprenden de los chicos”, decía Baden, que ideó un sistema en el que los adolescentes aprenden de otros adolescentes mayores, de líderes naturales. Aprenden que hay que estar "siempre dispuestos" para poder servir a los demás. El ejemplo de un jefe de 15 años, serio y responsable, sobre un niño de 12 o 13 años, se da en el escultismo de forma impresionante.
En Polonia, los chicos scouts tendrán una nueva oportunidad para seguir creciendo en valores y, al mismo tiempo, compartir experiencias internacionales con otros jóvenes de la misma edad de otros lugares de Europa a través del juego. Y es que la pedagogía scout está construida en basa a la ideología del juego para lograr la superación propia a través del esfuerzo. Este encuentro, por ejemplo, ha promovido a través del juego y el disfraz el recuerdo de la batalla histórica que en la Edad Media protagonizaron polacos contra lituanos (ver foto).
El escultismo mantiene su aportación clásica ideada por su fundador, en la que la educación en valores continúa siendo una pieza fundamental.
La degradación del excursionismo y la salvaguarda scout
El excursionismo también está sufriendo una degeneración. Este fenómeno constituía una forma de entrar en la naturaleza y convivir con ella. Ahora, sin embargo, se degenera hacia los deportes de aventura, que no suponen los mismos conceptos, valores y principios. El barranquismo, el puenting, el rafting, u otras manifestaciones de este tipo no son lo mismo que hacer una excursión donde también hay una dimensión y exigencia física, pero donde no es el único componente.
Por eso, los scouts suponen un gran oasis para que los jóvenes puedan iniciarse en un contacto con la naturaleza y con otros jóvenes de forma ética.
Además, en un contexto social en que los jóvenes son vulnerables de estar encerrados en las casas debido al creciente ocio que se deriva de internet y las consolas de juegos, iniciativas como los scouts suponen una alternativa adecuada a la formación integral de los jóvenes.
Un ejemplo reciente: Scouts de Europa en Cataluña
Remigi Palmés, consultor de empresas y formador, es uno de los padres impulsores de los Scouts de Europa ( www.scouts-de-europa.org) en Igualada (Barcelona). Los conoció a través de E-cristians hace seis años, viajó con algunos de ellos a su encuentro anual en Vezelay, Francia, le gustaron y decidió apoyar su implantación en su ciudad.
“Yo pensaba en algo para mis hijos: habían acabado la primera comunión pero no había nada que les diese continuidad. Y lo mismo pasaba con todos los chavales de la parroquia. Scouts de Europa, con sus lobatos, encajaba perfectamente”, nos explica Remigi. “Cuando los chavales lo probaron les gustó. Y las familias, cuando los chicos vuelven del campamento de verano, se asombran, nos dicen que han ganado en virtudes, que se nota”.
Eso sí, “los padres se han de implicar algo. No pueden pensar que el escultismo es una forma de dejar los niños aparcados. Tampoco pueden decirles a los niños ‘hoy te castigo y no vas a los scouts’, porque es un método pedagógico, no un entretenimiento. ¿Verdad que no castigaríamos al niño diciendo ‘hoy no te dejo ir a la escuela’? Además, usamos un sistema de patrullas, en las que cada miembro es necesario. Los padres también han de organizar sus vacaciones para que niño vaya al menos al campamento de verano. Vale la pena”, detalla Remigi.
No todos los grupos scouts en las parroquias son "católicos", por mucho que pertenezcan a tal o cual asociación aprobada por los obispos. "Hay grupos que, simplemente, handejado a Jesús fuera; el obispo Xavier Novell, de Solsona -él mismo veterano scout- nos dijo que ‘tenemos muchos grupos católicos, pero no los tenemos’; están en parroquias, pero sin fe", explica Remigi.
Otro aspecto importante es la metología. Llevar uniforme; separar a los chicos de las chicas en las patrullas… Scouts de Europa mantiene la metodología original de Baden Powell con más fidelidad que otras asociaciones scouts. “En la JMJ el Papa insistió en la necesidad de que los jóvenes vivan su fe en grupo, en comunidad, y el uniforme creemos que ayuda a eso. También hay una metodología estudiada en la separación de grupos de chicos y chicas, porque sus juegos son distintos, ayuda a que se distraigan menos… está muy estudiado”, afirma Remigi. Hay que detallar que esa separación no se da en la etapa infantil, los lobatos.
Benedicto XVI ensalza el escultismo
El mes de junio de 2007, el Papa Benedicto XVI escribió una carta al cardenal Jean-Pierre Ricard, arzobispo de Burdeos y presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, con motivo del centenario de los scouts que se celebraba en agosto de aquel mismo año.
El Santo Padre afirmaba entonces dar las gracias “por todos los frutos que, a través de este siglo, ha ofrecido el scoutismo”. El Pontífice confiaba en que los diferentes grupos “continúen su camino, con un apoyo cada vez más intenso entre los movimientos, y que propongan a los chicos y chicas de hoy una pedagogía que forme en ellos una personalidad fuerte, fundada en Cristo y deseosa de vivir los altos ideales de fe y de solidaridad humana”.
“Desde este punto de vista, la promesa y la oración de los scouts constituyen una base y un ideal que hay que desarrollar a través de la existencia. Ya lo recordaba Lord Baden-Powel: “¡Sed siempre fieles a vuestra promesa scout, aún cuando hayáis dejado de ser muchachos, y que Dios os ayude a hacerlo así!”. Cuando el hombre se esfuerza por ser fiel a sus promesas, el Señor mismo fortalece sus pasos”, recordaba.
Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>