El juego de la confusión: la transexualidad invade la moda

Llegan desde Japón los genderless danshi (‘genderless’ significa sin género en inglés y ‘danshi’ significa joven en japonés): más malabares de la ideología de género para imponer las supuestas identidades sexuales

A estas alturas ya está claro que la imposición de la transexualidad como algo normalizado en las sociedades modernas es el siguiente paso que el homosexualismo político trata de dictar a la opinión pública.

Con la connivencia de gran parte del espectro político, esa inercia se deja notar en las leyes, en la educación de los colegios y ahora también en la moda. Hace ya un siglo que Coco Chanel liberó a las mujeres de corsés e incómodos vestidos, y sacó del armario masculino los pantalones para ellas. Se ha hablado mucho de la moda vinculada a la mujer, la moda como reflejo –a veces– de la conquista de supuestas libertades.

Pero ahora, un siglo después, las tendencias transexuales para el hombre están llegando de la mano de algunas firmas. The New York Times recogía recientemente la popularidad en Japón de un pequeño grupo de jóvenes que han roto las fronteras entre la ropa para hombre y para mujer: se visten con falda (y también pantalón), se maquillan, se pintan las uñas y se calzan tacones cuando les parece. Evidentemente, en esta sociedad de lo nuevo, este grupo ya tienen un nombre: son los genderless danshi (‘genderless’ significa sin género en inglés y ‘danshi’ significa joven en japonés). Si hasta ahora estábamos acostumbrados a modelos andróginos jugando con la identidad sexual llegan los hombres sin género que visten como mujeres.

Romper con el género

Toman Sasaki, modelo, miembro de un grupo de pop e icono de esta nueva tendencia, explicaba en el reportaje que él se siente un hombre, y lo que hace es romper con las imposiciones del género, las normas sociales que dictan en vinculadas en este caso a los códigos del vestir. “Las personas deberían poder escoger el estilo que mejor les va”, señalaba. Es por tanto una cuestión vinculada a la moda, y no tanto a un debate sobre la sexualidad de cada uno, aunque es difícil de creer cuando la propia base de la iniciativa parte de la sexualidad y su transgresión.

Un genderless danshi

Un genderless danshi

De todas maneras no se puede hacer una traslación directa de lo que sucede en Japón con la cultural occidental. Ni tampoco debe interpretarse como el inicio del camino hacia un futuro de hombres con falda. Es una estética con unos cuerpos aniñados que tan sólo quieren provocar imágenes que entren en nuestros cerebros para estar preparados para lo que haya de venir.

Además, esta iniciativa no deja de ser una consecución de las ideologías de género que pretenden hacer creer que la sexualidad no se nace sino que se decide. Hace ya unos años que han ganado peso los movimientos que rechazan la división natural de las personas en géneros (masculino y femenino) al considerar que son una imposición social que encorseta a los individuos, movimientos que se inspiran en la teoría queer.

 

 

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    A mi me paarece todo una estrategia para vender más, en la moda siempre buscan nuevos metodos de marketing para conseguir ampliar sus ventas y sus ganancias y esta es una mas de ella

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>