La alegría del recogimiento rendido (II/III)

Consideraciones previas

Mi edición de Ejercicios Espirituales

Convendrán conmigo la inviabilidad fáctica de recogimiento con aislamiento, para destinar un mes entero a la práctica de los ejercicios espirituales. No es sólo el tiempo inviable para todo laico/a aunque esté jubilado/a, o como en mi caso pensionista. Lo es también el coste inviable del alojamiento y el mantenimiento para el soltero/a, el papá, la mamá y los hijos/as de ambos en edad de recogimiento. Los sacerdotes, religiosos y religiosas suelen destinar sólo unos días para la práctica de sus ejercicios espirituales. Normalmente repiten al año siguiente. Quienes lo hacen nos dan ejemplo a los laicos.

 

El jesuita catalán Francesc de Paula Vallet i Arnau fundó la orden CPCR (www.cpcr.org) en la década de los años veinte del siglo XX para la evangelización de los laicos en Catalunya mediante los ejercicios espirituales. Para su predicación no a los sacerdotes, religiosos y religiosas, sino a los laicos hombres, especialmente a los no comprometidos, en muchos casos totalmente alejados de la práctica cristiana. Fue el primer paso eclesial de la Iglesia Universal para dar a conocer la realidad que fundó San Ignacio de Loyola en el siglo XVI… pero abriéndola al laico corriente de la calle cuatro siglos más tarde. Lo hizo él y en Catalunya. Unos años más tarde, con la llegada del aggiornamento, también para las mujeres laicas.

 

El padre Vallet plasmó un modelo de cinco días en absoluto retiro. Se empiezan al atardecer. Te vas a dormir y al día siguiente amaneces en sepulcral silencio. Es el primer día. El librito de los ejercicios es bueno revisarlo cada vez que acudes a ellos… y acudir con él a ellos. Todos Vds. pueden hacer esto. En concreto hay que atender ponderadamente los primeros 20 puntos. Punto [1] Annotaciones para tomar alguna inteligencia en los exercicios spirituales que se siguen, y para ayudarse asi el que los ha de dar, como el que los ha de rescibir.

 

Quien dirige y predica los ejercicios de San Ignacio ya lo hace nada más empezar. ¿Durante la tanda y a partir del primer día también? ¿Lo hace quién los practica como ejercitante? Y si es nuevo en eso de ejercitarse, ¿cómo lo hace?  ¿Atendiendo sólo las indicaciones generales, al inicio de la tanda, de quién predica y dirige? Dudo mucho que todo debutante tenga a mano el librito. ¿Y los expertos practicantes como yo? La premura del tiempo hace que este preliminar se comente siempre en abierto por parte de quien da los ejercicios… pero sin entrar a fondo en privado desde el primer momento con quien los recibe. Les sugiero que, cuando se recluyan en ejercicios, previamente lean y relean los veinte puntos de este preámbulo. Voy a referirles el punto 15. Dice textualmente así: <<El que da los exercicios no debe mover al que los rescibe más a pobreza ni a promessa, que a sus contrarios, ni a un estado o modo de vivir, que a otro. Porque dado que fuera de los exercicios lícita y meritoriamente podamos mover a todas personas, que probabiliter tengan subeicto para elegir continencia, virginidad, religión y toda manera de perfección evangélica; tamen en los tales exercicios spirirituales más conveniente y mucho mejor es, buscando la divina voluntad, que el mismo Criador y Señor se communique a la su ánima devota abrazándola en su amor y alabanza, y disponiéndola por la vía que mejor podrá servirle adelante. De manera que el que los da no se decante ni se incline a la una parte ni a la otra; mas estando en medio como un peso dexe inmediate obrar al Criador con la criatura, y a la criatura con su Criador y Señor>>

 

El que da los ejercicios suele ser un religioso o un sacerdote. No necesariamente debe ser así. Mejor si lo es. Ahora bien, con facilidad el sacerdote o religioso puede obviar este punto 15 con toda su buena fe. Interfiriendo -y no como peso muerto- en la decantación o elección de estado de vida por parte de quien se ejercita, suplantando de este modo la interacción entre Creador y criatura. Tal vez en edad adulta es más difícil que esto se produzca. Pero en edad joven puede darse y se da. En mí se dio sin mala intención del director de ejercicios. Entusiasmado yo en edad quinceañera, fabriqué en su día un ideal para mí, CON INSUFICIENTES COLOQUIOS A PUERTA CERRADA CON QUIEN ME DABA EJERCICIOS en el transcurso de los mismos. Esto afecta a todo joven en edad madurativa. ¡Mucho cuidadín con esto!

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>