La alegría del recogimiento rendido (I/III)

Apuntes acerca de los ejercicios espirituales

Mi edición de Ejercicios Espirituales

Con alegría trataré en este escrito en tres entregas, como continuación de mi penúltimo escrito del que adjunto su link, decir algo acerca de los EXERCICIOS SPIRITUALES PARA VENCER A SI MISMO Y ORDENAR SU VIDA, SIN DETERMINARSE POR AFFECCION ALGUNA QUE DESORDENADA SEA. En letras mayúsculas así reza el punto [21] del librito que nos legó el Peregrino Íñigo. Fue canonizado un siglo más tarde de su conversión en Montserrat, con su vela, vestido de sayo y con ofrenda de sus armas militares, ante Madona Bruna (La Moreneta) la madrugada del 25 de marzo de 1522 en la festividad de la Anunciación de María. Fundó la Compañía de Jesús mucho más tarde. Primero sus subsiguientes ejercicios espirituales en la Santa Cueva de Manresa después de unos meses deambulando por esta población.

 

Accesos privados consultivos de conocimiento
Apr 24, 2017 03:49 pm Francesc Martinez Porcell 

 

Mi edición impresa es del año 1976, publicada por el Secretariado Ignaciano de Literatura y Obras de Ejercicios (SILOE) radicado en Madrid. La versión electrónica .pdf referenciada en mi escrito del día 24 de abril – y que vuelvo a referenciar- incluye, después del último punto [370], una equivalencia de vocablos de diccionario en lengua castellana del siglo XVI y en lengua castellana actual. Esta edición .pdf está fechada en 1977 en Rosario. Supongo que es el mismo texto SILOE pero publicado un año más tarde en Argentina.

 

http://www.cristorey.org/pdfs/ej_espirituales_textos.pdf

 

Cuando yo era joven adolescente, y mucho antes de tener novia, en una de mis primeras tandas o sesiones de ejercicios espirituales, ya me decían que el enunciado del punto [23] PRINCIPIO Y FUNDAMENTO resume y sintetiza los ejercicios espirituales. Es lo primero a considerar al inicio del primer tiempo o primera semana. San Ignacio de Loyola dividió los ejercicios en cuatro tiempos o semanas, ajustables en su duración dependiendo del ejercitante. Cuando más numeroso es el grupo de ejercitantes más difícil es el ajuste para quien dirige los ejercicios. Por la misma razón más difícil resulta tener disponible a quien te dirige cuando más lo precisas. El jesuita mallorquín padre Nadal precisó 14 días en la primera semana en los ejercicios que le dirigió el mismo San Ignacio de Loyola en la andadura inicial de la Societate Iesu o Compañía de Jesús. Los padres jesuitas se identifican con las siglas S.I.

 

Lo que cuenta en ejercicios espirituales no es tanto el ambiente grupal o el lugar, como el encierro en uno mismo, coloquiando lo preciso y en privado con quien te dirige, acerca de las dificultades que uno experimenta en lo que medita, contempla y reza, los propios estados de ánimo y las propias tomas de decisiones, sin andarse por las ramas y centrándose en el tema. Las excesivas familiaridades de grupo y la amistad personal con quien dirige los ejercicios, siendo bueno en sí, fácilmente pueden abocarte a familiaridad excesiva contraproducente. En mi blog no he borrado nada y he hablado del tema. No me anima otra cosa que suscitar en quien me lea el interés por acercarse a esta experiencia que transforma la propia vida. Les traduzco el punto 21 en lengua castellana española actual: Ejercicios espirituales para vencerse a uno mismo y ordenar la propia vida sin determinarse por ningún apego desordenado.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    La foto que ilustra el escrito es la presente en Internet. Es fotografía torcida de libro nuevo. El mío está desgastado en esta portada. En concreto tiene el depósito legal M.6581-1976

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>