La amenazadora eutanasia

eutanasia

Por iniciativa del nuevo gobierno socialista, el Congreso de los Diputados ha tomado en consideración, por una amplia mayoría, la tramitación de una ley sobre la eutanasia y el suicidio asistido. Solo se opusieron el Partido Popular y Unión del Pueblo Navarro (UPN). Sorprendentemente, Ciudadanos, que había presentado una iniciativa propia basada en los cuidados paliativos y que había anunciado su abstención, también votó a favor. Es evidente que en las cuestiones de orden moral y antropológico no existen diferencias apreciables entre este grupo y el PSOE. Acordada la toma en consideración, ahora se iniciará la tramitación de la ley que se resolverá a lo largo del otoño. Sin entrar aquí en más detalles, sí hay que decir al menos dos cosas: primera, los supuestos que define de entrada el proyecto son muy genéricos y en este sentido son una eutanasia y un suicidio asistido mucho más “generosos” que los de Holanda. La segunda consideración es que nuestra sociedad tiene una especial tendencia a incumplir la ley en beneficio propio. Solo hay que recordar el abuso que se hacía de la primera ley sobre el aborto, a pesar de que estaba basada en una perspectiva restrictiva, otorgando derechos al no nacido y estableciendo supuestos de excepción para estos derechos. A pesar de ello, en la práctica, España se convirtió en un paraíso del aborto libre en Europa. Solo el hecho de que la querella de e- Cristians y las pruebas aportadas consiguieran llevar al Dr. Morín a los tribunales, les impulsó a cambiar la legislación para acoger las prácticas tan libres que se llevaban a cabo. Tenemos el riesgo de que con la eutanasia suceda un hecho similar. Más cuando la definición de los supuestos deja un amplio campo a la interpretación, es decir, a la oportunidad.

Todo ello conlleva una consideración necesaria. Las personas no decidimos nunca solas, aisladas del contexto. La presión cultural y mediática ensalzando la eutanasia como la “gran solución”, impulsará la presión familiar u hospitalaria sobre el ser humano descartado.

Al mismo tiempo, su vigencia a cargo de la sanidad pública situará en un segundo plano a los cuidados paliativos, como ya ha sucedido en los países en los que está aprobada. Y este es un anuncio terrible para todos.

Por otra parte, el derecho a la objeción de conciencia, que reconoce la ley basada en el registro previo, es un instrumento de presión para que esta no se ejerza, dado que muchos facultativos de la Sanidad Pública tendrán temor a las consecuencias de oponerse a lo que la dirección de la Sanidad Pública hospitalaria desea.

La respuesta de las personas que defienden la dignidad de la vida, y en particular la de los cristianos, es muy importante. ¿Servirá esta iniciativa para despertar las conciencias adormecidas, que se camuflan en el día a día, para no asumir las afrentas que plantean al plan de Dios unas instituciones y una cultura hegemónica acristiana? ¿Seremos capaces de afrontar con un testimonió colectivo los nuevos ídolos? ¿O acaso, ya solo somos capaces de manifestarnos por lo políticamente correcto?

La eutanasia enmascara numerosos peligros y grandes discriminaciones sociales. El más obvio, el pensar que la muerte programada garantiza la ausencia de sufrimiento. Sobre la discriminación social basta con recordar como en Portugal, con una iniciativa más garantista que la española, no prosperó la ley en parte por el voto en contra del partido comunista, que consideraba que su aplicación, sin tener desplegado al 100% los cuidados paliativos, lo que hacía era presionar para que emprendieran el camino de la muerte las personas con menores ingresos.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

    Me quedé con las ganas de armarla bien armada en el Hospital Clínico de Barcelona hace unos años. Y no por el hecho de permanecer ingresado cinco días en el edifico Helios de las urgencias por una supuesta infección de piel que no era tal, Sino por apreciar, sin fiebre, que la eutanasia activa es un hecho. ¿A dónde fue a parar la señora que estaba delante mío? Fue movilizada en camilla a cara descubierta (ella y algún otro más) ¿Sedada o fallecida? ¿Y a dónde? El jefe camillero me indicó que Vd no diga nada de lo que vea. Efectivamente no indiqué nada de lo que ví. Los aparatos de aire acondicionado funcionaban correctamente, Desde mi camilla guié a unos operarios un día a las dos de la madrugada. ¿Cuál era el problema? Pues muy sencillo. En vez de colocar una pegatina clara con un número en cada split y el mismo número en cada mando a distancia, los splits que funcionaban funcionaban. Y los que también funcionaban pues no estaban activos. Las sufridas mujeres de limpieza callaban. Algunas enfermeras, por no decir todas, también. Esa señora que tenía delante se calmó cuando oyó mi gritos en calzoncillos un día de madrugada. Vaciaron camillas en urgencias pues eran necesarias para el dia señalado de donación de sangre. El problema de la eutanasia son las personas mayores enfermas sin ningún familiar directo o amistad que se preocupe por ellas. Esta señora se fue en camilla del edificio Helios totalmente quieta y silenciosa conducida por este camillero jefe. El problema de la eutanasia es la no solicitada por personas que no tienen a nadie que se ocupe de ellas. En estos casos ¿a quién se denuncia y porqué hecho concreto? Eso sí: Mi hija enfermera se hartó de ver el trato conmigo y cumplimentó el escrito oficial de queja. Ipso facto me dieron el pase en Neurología del Clínic. Y a pesar de ello accedí gustosamente a un estudio Clínic posterior sobre personas afectadas de esclerosis múltiple. Hay personas que están en su recta final vital y no tienen a nadie. Es uh verdadero problema que no está al alcance de orgs solucionarlo. Y entonces surge la solución fácil denominada eutanasia. Si está legalizada es más viable aplicarla. ¿Algún médico del Hospital Clínic de Barcelona dirá algo?

  2. 2

    Hoy, 29 de Junio de 2018, el Arzobispo Jesús Sanz, en la Misa de San Pedro, lanzó un claro aviso sobre el peligro de la Ley de la Eutanasia. En una sociedad que se ha perdido el respeto a la Vida Humana, donde se asesina a niños concebidos y no nacidos, es un deseo de esos mismos el extender la política de la muerte, ampliando el asesinato a los enfermos y ancianos.
    La alarma es lanzada porque el Derecho a la Vida Humana está siendo pisoteado, en guerras promovidas por políticos corruptos, que trafican con el lucrativo negocio de las armas, para enriquecer a sus socios, los traficantes. Sangrientos negocios : Aborto. Eutanasia, Guerra.
    En el templo parroquial de San Pedro, en Gijón, el Arzobispo de Oviedo defendió la Vida, como deben hacer todos los que se declaren seguidores de Cristo, que vino a salvar, no a condenar.
    Como Franciscano, Fray Jesús recordó a sus compañeros que está en Israel, en Líbano o en Egipto, en zonas donde los cristianos están siendo asesinados … porque defienden y ayudan a todas las personas machacadas por la guerra, el hambre, la pobreza y el olvido.
    Respetemos y protejamos la vida de los seres humanos, desde la pro-Creación hasta la muerte natural.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>